Menú Portada
Entre alfileres

¿Bañador turbo o surfero? He ahí la cuestión

Mayo 12, 2014

Del bañador que elijas este verano en la playa, en la piscina o en el parque dependerá tu éxito durante el estío; es decir, elige bañador y te definirás ante el mundo. Ya está aquí el calor y lo único que pasa por nuestra mente es lucir el body. Para ello es necesario tostar la piel con el bañador adecuado y… qué disfruten los humanos lo que coman los gusanos.

Es el momento, para ellas, de elegir. Se abre la veda y hay donde mirar y por eso es importante tu finalook. El hombre y el oso, cuanto más feo más hermoso, pasó a la historia. Es el momento de la verdad, el momento de los resultados del gimnasio, de la depilación láser y de la elección del bañador.

La elección

Seamos sinceros, los bañadores tipo bóxer están muy bien si eres Ronaldo o Rafa Nadal. Si te lo puedes permitir, anímate y disfruta de ser el más admirado del mes. Pero, ¡ojo!, no te dejes llevar por tu ego, busca alguien que te asesore bien. Del bóxer al bañador paquetero (léase turbo), hay una línea inmensamente débil, súper fácil de traspasar. En otras palabras, pasarás de llevarte lo que quieras a lo que puedas en un ¡zas!

Avanzamos… ¿Qué te parecen los tipo surferos? La pregunta tiene trampa. Solo son aptos para los que practican este tipo de deportes y para los críos… Si has sobrepasado la treintena debes aceptarlo primero y olvidarte de ese estilo después.

El estampado

Esta es otra cosa a tener en cuenta. Cuidadito con el que elijas, por si te confunden con las cortinas de tu madre y cuidadito al combinarlo con las camisetas. Nada de bajar a la playa con camisetas sin mangas y nada de mezclar estampados o colores. Si ya has optado por este look, disfrútalo, pero pasarás por un Pepito piscinas, por un ligón de playa, por un espécimen en riesgo de extinción del que huirán tod@s. Solo compartirás barra con el/la camarer@ del chiriguito y porque ya se sabe… el cliente, siempre tiene la razón, hasta cuando aparece con gomina en la playa.

Ten en cuenta, como al elegir el color de la camisa, tu tono de piel. No todo le va bien a ese palmito. Si eres tirando a blanquito huye de amarillos y naranjas, incluso de los colores vivos. Si te doras y acabas pareciendo un conguito, lo tuyo son los colores cálidos. Y cuidadito con las transparencias.

Por favor, más que importante. No se lleva ropa interior debajo de los bañadores. Coménteselo a todo el que vea, conozca, que funcione el boca a boca. Es más, exíjaselo a sus hijos.

Por Garbo