Menú Portada
¡Qué fuerte!

Asuntos Insociales

Julio 13, 2012

La vida está llena de injusticias allá por donde vayamos. La última con la que me he topado es con la historia de dos hermanas, hijas de la misma madre pero de distinto padre. Desde que nacieron la vida las ha puesto a prueba y ha sido dura con ellas. Dos criaturas inocentes que pagan los desaguisados de sus progenitores, como siempre, el más débil es el que sufre. Una madre que va a lo suyo, que sale de juerga de noche y duerme de día y que ha sido maltratada. Separada de los dos padres de sus hijas. Ellos no quieren saber nada de las niñas. Consecuencia de todo esto, dos ángeles abandonados, sin cuidados ni cariño, sin escolarizar, sin higiene, desnutridas, etc. Asuntos Sociales se percata del tema debido al absentismo escolar de la mayor y se pone en marcha. Las niñas son arrebatadas a su madre. Los padres, uno acusado de presuntos abusos y en la cárcel por maltrato y el otro ni se sabe. 
“Asuntos insociales”
De repente, una mujer aparece en la vida de las dos niñas, dispuesta a acogerlas, a darles una vida mejor. Y así lo hace. Asuntos Sociales obliga a esta mujer a hacerse cargo de las dos niñas ya que son hermanas y la separación sería fatal para ellas. No pasa nada. Ella ya sabe lo que es cuidar a niños con problemas porque siempre ha tenido a críos de acogida y tiene un corazón tan grande que le cabe todo lo que le echen. Las niñas han pasado los mejores años de su vida al lado de su madre postiza. Y, de repente, los padres, cada uno por su lado, reclaman a las niñas. La mayor se va encantada. Perfecto si así lo quiere. Pero la pequeña, un ángel de 5 años está asustada. El único recuerdo que tiene de su padre es que alguna vez le ha pegado. Tras un periodo de adaptación, dentro de cuatro días la pequeña se ira para siempre con su padre biológico, con ese hombre que ha estado acusado de presuntos abusos y que ha estado en la cárcel por maltrato. Y además, separada de su hermana. 
Es curioso, los mismos Asuntos Sociales que veían perjudicial para las niñas separarlas son ahora los “Asuntos Insociales” que las separan y que la echan en brazos de un maltratador. Esas cosas que tiene la vida. La mamá postiza está desolada. Su pequeña no quiere irse, quiere estar con ella, pero nadie la escucha, nadie le ha preguntado, porque, aunque tenga sólo 5 años y no razone, sabe perfectamente lo que quiere y entiende de sentimientos, sabe lo que es alegría y lo que es miedo, sabe lo que es felicidad y lo que es angustia y sabe muy bien dónde y con quién quiere estar; con quien la quiere y la hace feliz. Ahora comienza una lucha personal de la “madre”; escritos, quejas, denuncias si es necesario… Todo por la felicidad de una pequeña. Todo porque estos de “Asuntos Insociales”, que se supone que deben luchar por el bien del menor, están haciendo todo lo contario. Está claro, para trabajar en eso no hay que tener corazón porque si se tuviera, no se permitirían estas injusticias. 
Rosana Güiza Alcaide
rguiza@extraconfidencial.com