Menú Portada
Mensaje en una botella

Artur Mas y la mosca cojonera

Septiembre 24, 2014

La pseudolynchia canariensis es una especie de mosca picadora que busca huéspedes en los que alojarse. Este insecto es conocido con un nombre más popular y más pegado a la tierra, que en este caso es como decir más pegado a la bolsa escrotal. Porque estamos hablando de la mosca cojonera. Conocemos coloquialmente como mosca cojonera a aquel humano que resulta especialmente molesto para otro semejante de su especie o para un nutrido grupo de ellos. Si Artur Mas jugara con sus amigos a ¿qué animal eres?, alguno de sus amiguitos lo identificaría con la mosca cojonera más conocida entre los habitantes de esta vasta piel de toro que (casi) todos llamamos Espññña.

El president Mas forma parte de ese casi (entre paréntesis) que no reconoce a España dentro de su comunidad autónoma porque se siente catalán, sólo catalán y nada más que catalán. A mí me parece perfecto que uno sea independentista (antes nacionalista) y que defienda sus ideas democráticamente. Cualquier idea es defendible en Democracia, siempre que se haga democráticamente. Esta aparente perogrullada no es tal, porque este articulista pretender recordar que la Democracia se sustenta en la palabra y en el respeto a la palabra sagrada de la ley.

Si Artur Mas pudiera convocar un referéndum legal en Catalunya y yo viviera allí, sería el primero en ir a votar. Me pirran las urnas. Ya he escrito en varias ocasiones que siempre acudo a votar porque creo firmemente que la Democracia se mejora votando y que nada consigo mejorar si me quedo en el sofá viendo cómo votan otros. Pero sospecho que ni siquiera el señor Mas cree que vaya a poder celebrarse un referéndum de autodeterminación en Catalunya.

“De pronto, una canción familiar. Y te levantas de la silla con un movimiento exquisito, preguntándote, buscando, husmeando el aire como un ciervo moteado. ¿Acaso Dios ha oído tu pequeña plegaria? ¿Volverá a bailar Cenicienta? Y entonces, de repente, la multitud se aparta. Y ahí está él, elegante, con estilo, radiante de carisma. Curiosamente está al teléfono. Pero, en fin, tú también. Y él va hacia ti, con los andares de un gato salvaje. Y aunque tú acertadamente sientes que es gay (como lo son la mayoría de solteros arrolladoramente guapos de su edad), piensas: ¡Qué demonios, la vida sigue! Quizá no habrá matrimonio, quizá no habrá sexo, pero por Dios… ¡seguro que habrá baile!” En este caso, a diferencia del monólogo de Rupert Everett en el insuperable final de La boda de mi mejor amigo, ¡seguro que habrá urnas!

Las zonas blandas

Artur Mas lleva ya tiempo consiguiendo atraer la atención a diario, siendo el fideo de todas las sopas y logrando tener en vilo a la política nacional. Ha conseguido que todos hablemos de él. Incluso aquéllos a los que les importa un bledo la independencia de Catalunya, saben perfectamente quién es Artur Mas.

La pseudolynchia canariensis suele elegir palomas como huéspedes para alojarse. En este caso, la mosca cojonera que ronda al presidente Mariano Rajoy parece tener planes de hospedarse en un humano que preside el Gobierno de España y tiene pinta de querer reservar alojamiento para una larga temporada. El presidente y su Gobierno están esperando, desde el viernes pasado, la publicación de la Ley de Consultas aprobada por el parlamento catalán (que aún no ha aparecido en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya) y la posterior convocatoria del referéndum que deberá firmar el president Mas.

La mosca cojonera que ronda a Mariano Rajoy, sigue sobrevolando alrededor de su presa. Uno nunca puede fiarse de un insecto que toma nombre de la bolsa escrotal, y mucho menos si tiene tendencia a picar: una picadura en las zonas blandas es tan dañina como dolorosa. Además, es inútil el recurso de actuar con la ley en la mano. La mosca cojonera no entiende de advertencias legales: su ley es picar cuando menos te lo esperas y su diana es tan atractiva como suculenta. No se come uno todos los días unas suculentas criadillas rebozadas o un buenpar de huevos con patatas. Menudo festín

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero