Menú Portada
Entre alfileres

¿Apostamos por la camisa de manga corta en verano?

Mayo 26, 2014

Llega el verano y no paramos de hacernos preguntas… Una vez elegido el bañador y preparados los pies para enseñarlos de manera más que digna, ahora lo que toca preguntarse es ¿sigue siendo una paletada llevar en verano camisas de manga corta? ¿Es preferible pasar calor y apostar por la manga larga? Si optas por la manga larga ¿es adecuado remangarla?

Si ya has cumplido los treinta

En la elección el tiempo no juega a tu favor. Si ya tienes una edad la respuesta es justa y necesaria. Renueva tu vestuario, haz inventario, deshazte de todas las que llenen tu closet y pasa calor este verano cuando salgas de paseo. La manga larga es lo tuyo y la manga corta es dar una patada a la moda. Sí, se admite que la remangues (siempre con glamour ¡of course!, nada de gurruños), pero nunca en momentos formales. Piensa que no estás llevando un traje, por lo que no te tiene que quedar tan ajustada; pero, recuerda también que no llevas una túnica. El tamaño en su justa medida.

Intenta elegir bien el color y el tejido. Recuerda que en esta época del año hace demasiado calor por lo que son mejores los colores cálidos y los tejidos ligeros.

Si no has llegado a los treinta

Los tiempos cambian, afortunadamente, y la camisa de manga corta se ha convertido en una opción informal, veraniega y juvenil. Estas camisas se suelen llevar más justas de lo normal. Sí, pero sin pasarte. El tamaño es clave tanto en los pectorales como en los bíceps; por tanto es importante conocer tu talla y no parecer un chorizo embutido.

¿Me pongo corbata? La respuesta no puede ser más clara. NO. Aquí no importa ni el tamaño ni nada. Con camisas de manga corta no se lleva corbata.

En cuanto a lisas o estampadas, solo un consejo: mientras no mezcles estampados el mundo es tuyo. Por ejemplo, si tu pantalón es de cuadros no te pongas una camisa de palmeritas. Ya sabes, entre gustos no hay disgustos.

Y en cuanto los bolsillos, mejor que no los tenga pero si ya las has comprado… por favor, no son un bolso. Totalmente inadecuado llenarlo de cosas.

Ah… una última cosa, ¿por fuera? ¿Por dentro? No lo puedo elegir yo todo… Una pena.

Por Garbo