Menú Portada
Atando cabos

Alfredo vs Rubalcaba

Junio 12, 2011

¿Quién dijo que no está habiendo un proceso muy disputado de primarias en el PSOE? Las primarias a dedo. Las primarias de uno sólo han resultado ser las primarias en las que luchan de forma descarnada dos contrincantes que muy pocos imaginaban: Alfredo vs Rubalcaba. Con todo lo que ello lleva consigo. El Alfredo candidato del PSOE que quiere ganarse a la militancia explicando en reuniones a puerta cerrada que “todavía hay partido”, que “todo es posible”, que hay que “continuar para cambiar”. El Alfredo sin corbata y vaqueros que, al más puro estilo americano, se sienta en una silla alta con micrófono en mano, como hizo en Sevilla, y les dice a sus militantes: “llamadme Alfredo”. El Alfredo que quiere romper con el peor Rubalcaba. El Alfredo que se deja piropear, abrazar, y que dice tiene en su cabeza las mejoras ideas para salir del agujero económico.

Pero claro, ese Alfredo cuando llega a Madrid, al Palacio de la Moncloa, se encuentra con Rubalcaba, se viste de Rubalcaba y habla con Rubalcaba:

 

Rubalcaba: ¿de donde vienes?

Alfredo: de recorrer España, dialogando con los militantes. Son lo mejor del partido. Todavía hay ganas. Y hay esperanza.

Rubalcaba. ¿Pero tú sabes como está el país?, ¿sabes lo que nos ha dicho la Comisión europea?

Alfredo: Si. Que controlemos el gasto y déficit de las CCAA. Pero eso es culpa del PP. Las comunidades del PP son las más endeudas.

Rubalcaba: Pero tenemos un problema enorme como no hagamos algo urgente. Nuestros datos nos dicen que la previsión de crecimiento para el segundo semestre es del 0,8% y no del 1,3% como dijimos. La industria retrocede del 0,3% al -1,5% y la construcción del -7,9% al -8,7%.

Alfredo: Que no. Que ese no es el mensaje. Que los brotes verdes ya están creciendo. El paro nos dará buenas noticias en los meses de verano. Y con un poco de suerte si tú Presidente del Gobierno accede y adelanta elecciones, nos situaremos en octubre con unas buenas cifras de desempleo.

Rubalcaba: Sabes que esas cifras son coyunturales. Todos los años sucede lo mismo gracias a la subida del turismo. Sabes que tienes que empezar a pensar en los Presupuestos Generales del Estado más austeros de la democracia. Y sabes que el Presidente quiere que no haya adelanto electoral y ahora tenemos que estar a otra cosa.

Alfredo: Es que yo tengo mi propio proyecto. Lo realizado hasta ahora está muy bien. Pero mi proyecto es “continuista de cambio”.

Rubalcaba: ¿perdón?

Alfredo: Si. Continuar en el poder para cambiar algunas cosas que tú y el Presidente no habéis sido capaces de hacer.

Rubalcaba: Grrr…Pero no te das cuenta que eres tú, Alfredo, el que tendrá que defender desde la mesa del Consejo de Ministros lo que nosotros decidamos… 

En ese momento Alfredo se marchó dando un portazo. Desapareció. Y en despacho del Palacio de la Moncloa un Rubalcaba muy pensativo se queda reflexionando: Este Alfredo es capaz de ganarme las primarias de uno sólo. Tengo que hacer algo. Voy a decirle al Presidente que dimito. No puedo seguir siendo Vicepresidente Primero, Ministro del Interior, Portavoz, y Alfredo. Estoy harto. Me voy con Alfredo.  

Juan de Dios Colmenero, Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero