Menú Portada
Mensaje en una botella

¡A la mierda!

Octubre 28, 2010

A ese lugar hemos viajado todos alguna vez, cuando alguien nos han enviado a él fruto de un cabreo de impresión o de un enfado pasajero. La mierda es un destino turístico recurrente. El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) define la expresión “vete a la mierda” como la forma vulgar de decir “vete a paseo”. El enviado a la mierda es, por tanto, un paseante que deambula por un destino como otro cualquiera… aunque pisando excrementos figuradamente.

El dramaturgo y actor Fernando Fernán Gómez no podrá librarse de haber acuñado en vida un sonoro: “¡Vaya usted a la mierda, a la mierda!”. Ocurrió durante una firma de libros, que en mala hora decidió visitar un fiel lector que debió de perder la fidelidad en ese preciso instante. Aquella mierda se ha convertido en una de las más citadas a la hora de poner ejemplos de viajes inesperados a la porquería.

El escritor y periodista Arturo Pérez Reverte ha definido al ex ministro Miguel Ángel Moratinos como “perfecto mierda”. De tal suerte que lo ha descrito como “persona sin cualidades ni méritos”, según la definición del DRAE. Estos excrementos se han convertido en otros de los más mencionados en oficinas, cafeterías y domicilios particulares.

Por algo será

Si personajes tan letrados acuden a las heces fecales sin disimulo ni rubor, ¿acaso podremos llamar malhablados a quienes tengan la mierda en la boca a la hora de descalificar o mandar a paseo al contertulio? Si personas tan instruidas son capaces de aposentarse sobre la suciedad sin reparo ni pudor, ¿acaso tendremos motivos para considerar maleducados a quienes toman como referente aquéllo que arrojamos por el ano?

La vida es el mejor regalo que recibimos. Pero puede ser una mierda. El amor nos llena de gozo. Pero puede ser otra mierda. El trabajo nos dignifica. Pero puede ser una auténtica mierda. Casi todo en este mundo es susceptible de ser maravilloso o de ser una mierda pinchada en un palo. Hay mierda por doquier. Pero, ¿por qué? Por algo será.

Está hecho

Casi sin darme cuenta, siguiendo los pasos de Lope de Vega, me encuentro en esta línea de un texto que no me manda hacer Violante. Aunque en mi vida me he visto en tal aprieto: escribir sobre la mierda. Confío en la benevolencia del lector y en el favor de mi editor. Comprenderán que no hay manera finolis de hablar de la materia de la que estoy escribiendo.

O, por mejor decir, de la que he escrito. Porque…

…ya estoy en este punto, y aun sospecho
que voy todas las líneas acabando;
contad sin son cincuenta y está hecho.

 


Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

jdguerrero@extraconfidencial.com