Menú Portada
El mayordomo

A cada rostro un tipo de cuello de camisa

Diciembre 6, 2010

Hay cuellos que adelgazan, otros que engordan y otros incluso que son capaces hasta de estrechar o alargar un rostro


Esta semana queremos profundizar en un aspecto algo más técnico que si bien es prácticamente desconocido para la mayoría de los caballeros, es uno de los puntos que los asesores de imagen tienen más en cuenta a la hora de explotar la imagen de su cliente. 

Una vez más debemos recordar que el éxito del conjunto final radica en una buena combinación de colores, en una acertada elección de diseños y en la correcta hechura de las diferentes prendas según sea el físico de cada caballero. 

Normalmente cuando un caballero va a comprar una camisa, se fija principalmente en el diseño de la misma para orientar su elección. La mayoría de las veces es un tipo de línea o un tipo de cuadro el que hace al caballero decidirse por una camisa u otra. El diseño unido al color del mismo es lo que finalmente decanta la elección de una camisa u otra. 

Sin embargo, cada día más el potencial comprador se fija en los diferentes tipos de cuellos para decantarse por una u otra camisa. El cuello se ha convertido en un elemento más de marketing que utilizan las casas de moda para atraer a nuevos clientes. 

La elección del tipo de cuello es importante ya que escogiendo, por ejemplo, un cuello más abierto u otro más cerrado se podrá dar entrada a un nudo más fino o a otro más gordo. Igualmente, la abertura del cuello así como el largo de sus puntas obligará a optar por una chaqueta con las solapas más abiertas o más cerradas. 

A pesar de esto, son muy pocos los señores que escogen un tipo de cuello u otro teniendo en cuenta la complexión de su rostro. Una buena relación entra la hechura y, en este caso, el rostro de su portador puede conseguir desde adelgazar una cara ancha hasta encoger un rostro alargado. 

Qué cuello escoger según se trate de un rostro ancho o delgado 

Los caballeros con la cara estrecha deberán buscar cuellos con solapas separadas y cortas. El conocido como cuello italiano será indicado para ellos. Según sea la estrechez del rostro así deberán abrir las puntas de su camisa. Para los rostros más estrechos el cuello conocido como full cutaway, caracterizado por tener las solapas del cuello muy separadas, será de gran ayuda. 

Si acompañáramos una cara delgada de un cuello de puntas largas y solapas próximas solo conseguiremos acentuar si cabe más la estrechez del rostro. 

Los señores de cara ancha o redondeada, por el contrario, saldrán más favorecidos al escoger cuellos estrechos y de puntas largas. Escogiendo un cuello inglés, caracterizado por tener unas solapas visiblemente más alargadas y más estrechas que el italiano, conseguirán engañar al ojo curioso, mandando al exterior un mensaje de rostro no grueso. 

Si los caballeros de rostro redondeado se decantan por el típico cuello italiano darán la impresión de tener un rostro todavía más ancho del que ya poseen. 

Aquellos caballeros que tengan con un rostro normal pero algo ancho encontrarán en el cuello francés un buen aliado. El cuello francés es muy parecido al inglés en cuanto a sus puntas alargadas. Sin embargo, éstas están algo más separadas dejando ver una parte mayor del nudo de la corbata. Al igual que el cuello inglés, el francés da la sensación de alargar el rostro produciéndose con dicho alargamiento automáticamente un estrechamiento del mismo. 

Qué cuello escoger según se trate de un rostro alargado o compacto 

Los rostros alargados deberán decantarse por camisas con cuellos con puntas alargadas y de solapas anchas. Estos caballeros de escoger un cuello con solapas de reducidas dimensiones acentuarían el largo de su cabeza. Por ello, deberán buscar cierta homogeneidad escogiendo puntas más alargadas. 

Por el contrario, aquellos de rostros chatos deberán escoger un cuello con puntas cortas para alargar varios centímetros su contenido rostro. 

Qué cuello escoger según se trate de una cabeza grande o pequeña 

También es importante antes de escoger una camisa u otra analizar el tamaño de nuestra cabeza. Así los caballeros con una cabeza de dimensiones importantes deben escoger camisas con cuello de solapas anchas y abiertas. Según sea el mayor o menor tamaño de esa cabeza, mayor o menor deberá ser el grado de abertura de las solapas del cuello. A mayor diámetro de la cabeza, mayor apertura de los extremos del cuello de la camisa. 

Por el contrario, si se cuenta con una cabeza de reducidas dimensiones habrá que buscar camisas con solapas pequeñas para que hagan aparentar tener una cabeza más grande. 

Si la fisionomía del rostro y de la cabeza es importante para escoger ese cuello que mejor resultado puede proporcionar a nuestra imagen, también resulta fundamental analizar la longitud del cuello de cada caballero. Jugando con los diferentes tipos de cuellos de camisa se puede disimular un cuello largo o alargar uno de reducidas dimensiones. 

Qué cuello escoger según se trate de un cuello largo o corto 

Aquellos señores de cuello largo siempre se verán más favorecidos de vestir camisas con cuellos con puntas largas y solapas anchas ya que darán la impresión de acortar el cuello. Si bien este truco siempre ayudará a los caballeros de cuello largo, no hay nada como acudir a la camisería a medida y mandar coser un cuello a nuestra camisa que abotone no en su extremo inferior sino en algún punto intermedio del cuello. Esto es lo que hace, aunque de manera exagerada, Karl Lagerfeld para disimular su alargado cuello. 

Por el contrario, si el cuello del caballero es corto el cuello de la camisa deberá ser también de reducidas dimensiones. Dependiendo del nivel de acortamiento del cuello así deberá ser el grado de apertura de las solapas del cuello de la camisa. Cuanto más corto sea el cuello del caballero más abiertas deberán estar las solapas del cuello de la camisa . 

Basta con ponerse delante de un espejo con camisas con diferentes tipos de cuello para, de un rápido vistazo, ver como nuestro rostro puede engordar, adelgazar, estirarse o encogerse. 

Jeeves
elmayordomo@extraconfidencial.com