Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :
No me moverán

2014: ¿Vuelve el crédito?

Noviembre 25, 2013

Según el equipo de Investigación del Banco de Santander el año que viene volverá el crédito a la Zona Euro. Entre otros países a España. Las razones que dan son: el mayor crecimiento de la economía euro, el aumento de su estabilidad financiera y la reducción de los apoyos en la economía de EEUU.

 Para ese año pronostican un crecimiento del 1,4% para Europa, la misma cifra que esperan para España (muy por encima de mis propias y optimistas previsiones, que calculaba el 1%). Además, la Unión Bancaria de la Zona Euro (EZ) producirá nuevas oportunidades de inversión al reducir lo que los especialistas llaman los “Riesgos Sistémicos”. Riesgos de las grandes instituciones financieras, cuya quiebra podría crear problemas generales en la economía. Riesgo que disminuirá porque los bancos estarán más controlados por el BCE. De manera que la economía euro tendrá menos incertidumbres.

Estados Unidos espera el tapering

Por otra parte, la Reserva Federal estadounidense prepara el “tapering” para dentro de unos meses, incluso lo puede anunciar en enero o marzo de 2014 a más tardar. El tapering es la retirada de los estímulos financieros que la Reserva Federal ha puesto en marcha para animar la economía americana: tipos de interés muy bajos y recompra de bonos para inyectar liquidez en el sistema. La razón de reducir estos estímulos se debe a que se esperan creaciones de 180,000 puestos de trabajo mensuales durante lo que queda del 2013. Cifras que demostrarían que el PIB de EEUU crece a buen ritmo y no necesita ayudas monetarias. Pero eso crea incertidumbre: ¿Funcionará la economía estadounidense sin estar chupando de la teta de la Reserva Federal? El dinero es miedoso, no le gustan los cambios.

De manera que es probable que ese dinero venga a Europa, tanto en inversiones directas, por el mayor crecimiento de la EZ, como en forma especulativa a corto plazo (“Hot Money) para reducir su incertidumbre respecto a USA. Y esa liquidez aumentara la oferta crediticia. Sobre todo a aquellos países en los que el sistema bancario se haya capitalizado, como ha ocurrido en España. Con los balances de sus bancos saneados, éstos no necesitan utilizar sus nuevos pasivos, creados por la entrada de dinero internacional, en refinanciar antiguos préstamos, ni cubrir pérdidas por morosidad o fallidos; tendrán que dedicarlo a su negocio principal: prestar dinero, aumentar el crédito.

Sin reducir el gasto público no bajará el desempleo

En resumen: sí al crecimiento esperado del 1%, le añadimos el impulso del crédito, España crecerá más; y eso atraerá más crédito en un círculo virtuoso. Algo con lo que el Gobierno ha empezado a contar.

Pero hay un nubarrón en el horizonte. Si el sector público sigue absorbiendo todo el crédito, éste no llegará a las Pymes que son las que crean puestos de trabajo de manera masiva. En conclusión, si España quiere aprovechar esta inyección de dinero para reducir el desempleo, su principal problema, el Gobierno tiene que reducir más los gastos públicos, y frenar para financiarse el recurso a la deuda pública. Deuda pública que va aumentando mes a mes camino al 100% del PIB. Por eso, el título de este artículo va entre interrogantes.

Porque, superado el ecuador de la legislatura, con elecciones europeas, autonómicas, municipales y generales a la vista, es muy difícil que, por razones electorales, el Gobierno renuncie al gasto público; que, por ejemplo, vuelva a congelar los salarios de los funcionarios, reduzca inversiones, aumente el copago sanitario o el Ministerio de Hacienda pida menos déficit a las Autonomías. Esa es la gran duda: ¿Aumentará el crédito a Pymes y particulares para que baje el desempleo? Dinero habrá ¿Para quién?       

J. R. Pin Arboledas, Profesor del IESE, Director del Executive MBA, Madrid