Menú Portada
No me moverán

1.900 empleados

Octubre 10, 2011

Canal 9, la televisión valenciana, tiene 1.900 empleados. Parece un poco demasiado, que diría un castizo. Máxime, si se tiene en cuenta que algunas cadenas privadas de cobertura nacional tienen alrededor de 500. Es una muestra de cómo andan las Administraciones Públicas.

Siendo el PP el que gobernó, y gobierna, la Comunidad Valenciana, no ha hecho nada por el momento. Primero, porque no puede echar la culpa al Gobierno anterior, como ha hecho Cospedal en Castilla la Mancha; al fin y al cabo el President che, hasta hace poco, era del mismo partido. Segundo, porque antes de las próximas elecciones generales del 20N a la dirección nacional del PP no le conviene que haya demasiado ruido social. Menos aún con los medios de comunicación por medio.

EREs a la vuelta de la esquina

Pero, después de pasadas las navidades, ya no habrá impedimentos. El Estado, las CC.AA., las Diputaciones Provinciales y los Ayuntamientos, tendrán que echar lastre. A los EREs de las empresas privadas sucederán los de las Administraciones Públicas; serán explícitos, con publicidad, o implícitos, en silencio y poco a poco.

A los gobernantes del 2012 les espera un reto impresionante. Incluyendo la relación con los sindicatos, que están esperando agazapados y ya han avisado que no estarán quietos. Les espera un invierno socialmente caliente. Sin embargo, los gobernantes que sean responsables no tienen otro remedio que hacerlo. La pregunta es: ¿Aguantarán muchos el tirón?

Cualquiera que sepa algo de política es consciente que, de los cuatro años de legislatura, los dos últimos son para preparar las elecciones siguientes; son los dos primeros años los que le permiten tomar las medidas duras que, si tienen éxito, les ayudarán a sacar rentabilidad electoral en los siguientes. Las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos ya han consumido un poco más de medio año; tendrán que darse prisa. Por eso es probable que en 2012 el paro suba por encima de cinco millones. El Sr. Mas, el presidente catalán, al que no le importa tanto la fecha del 20N, ya ha empezado por la sanidad, y la tiene montada en la calle. La Sra. Aguirre, la presidenta de Madrid, ha querido empezar por la educación y se la están cobrando en la calle también.

Los salarios, primer recorte necesario

No hay más remedio. Ha llegado la época de las vacas flacas al sector público. Se podrá mejorar la eficiencia mediante el empleo de técnicas modernas de management, pero no hay que engañarse. El capítulo I de los presupuestos de cualquier institución, sueldos y salarios, es el de mayor tamaño. Por eso, aplicando el Principio de Pareto, solo reduciendo ese capítulo se obtendrán resultados significativos a corto y medio plazo. Aunque socialmente es duro.

Es por lo que los candidatos, el uno y el otro, hablan mucho de reforma de la Administración, pero no explican los pormenores de sus planes. Si lo hicieran     dejarían un flanco abierto para un ataque populista. En consecuencia sólo nos enteraremos de sus verdaderos planes después del 20N. Lo cual no quiere decir que engañen, porque todos sabemos lo que hay que hacer, aunque sea duro, el mensaje está implícito en sus programas ¡Ojalá lo hagan por el bien de todos!

José Ramón Pin es Profesor del IESE. Titular de la Cátedra de Gobierno y Liderazgo en la Administración Pública