Menú Portada
Mientras, el príncipe heredero Pablo de Grecia se posicionó a favor del sí en el referéndum griego

Zarzuela designa a nuevos miembros de la familia del rey en actos oficiales para evitar situaciones desagradables a los reyes Felipe VI y Letizia

Julio 8, 2015

Llamó poderosamente la atención que en días pasados la duquesa de Calabria, esposa del infante don Carlos, presidiese como madrina un acto oficial al entregar la bandera de combate a la Fragata de la Armada F-103 Blas de Lezo en el puerto vizcaíno de Getxo. Un acto en el que la que es princesa Ana de Francia por nacimiento vistió la mantilla de rigor y destacó en su alocución que la bandera “nos representa a todos los españoles” en presencia del Ministro de Defensa, Pedro Morenés

pq_933_duquesa-de-calabria.jpg

Mientras su hermano el rey Constantino de Grecia y los suyos ya se entregan al verano navegando por aguas griegas a bordo del yate “Afroessa”, propiedad de la rica familia de armadores griegos Nomikos, la reina doña Sofía continúa recibiendo honores por su importante trayectoria en el ámbito humanitario, pues el pasado día 2 le fue entregado el Premio Senior de Honor con ocasión de la entrega de los Premios 15 Aniversario SENDA en reconocimiento a sus 15 años de labor en favor de las personas mayores. Pero si la reina emérita continúa entregada en cuerpo y alma en ayudar en todo lo posible a su hijo don Felipe, ha llamado poderosamente la atención que en días pasados la duquesa de Calabria, esposa del infante don Carlos, presidiese como madrina un acto oficial al entregar la bandera de combate a la Fragata de la Armada F-103 Blas de Lezo en el puerto vizcaíno de Getxo. Un acto en el que la que es princesa Ana de Francia por nacimiento vistió la mantilla de rigor y destacó en su alocución que la bandera “nos representa a todos los españoles” en presencia del Ministro de Defensa, Pedro Morenés.

Suena extraño en estos tiempos que, al margen de doña Elena, un miembro de la extensa “familia del rey” haya sido designado para representar a la corona en un acto de esta naturaleza, teniendo en cuenta lo bien instalada que está en la dinastía española la idea de familia real nuclear que gira en torno a los reyes en ejercicio y a sus hijas. Y así mismo también sorprende que sea la duquesa de Calabria, que al igual que su esposo el infante don Carlos siempre mantuvo un perfil muy bajo durante el reinado de don Juan Carlos I, quien haya sido la elegida en esta ocasión aunque este hecho. Quizá se explica por la excelente sintonía que su hija, la princesa Cristina de Borbón-Dos Sicilias, mantiene con don Felipe y doña Letizia de quienes es extremadamente próxima teniendo gran entrada en el palacio de la Zarzuela.

Evitar a los reyes Felipe VI y Letizia situaciones desagradables

Sin embargo es posible que en esta ocasión se haya querido ahorrar a don Felipe y doña Letizia una situación potencialmente desagradable, habida cuenta de la fuerte polémica que se generó en noviembre del año pasado cuando, desde la comisión de Presidencia y Régimen Interior del Ayuntamiento de Barcelona (Joan Laporta, de Democracia Catalana, y Jordi Portabella, de ERC), se instó a Madrid a retirar el monumento a Blas de Lezo en la capital porque “homenajea al cómplice de la pérdida de nuestras libertades, de la prohibición de nuestra lengua y un largo etcétera que no nos parece de Justicia ni digno de admiración”.

De ahí que cabe pensar que para representar a la corona en este acto en tierras vascas se buscase a un miembro de la familia del rey menos asociado a don Felipe y a la monarquía que su hermana o sus tías las infantas doña Pilar y doña Margarita, puesto que la duquesa de Calabria no es infanta de España a pesar de serlo su esposo don Carlos. No hay duda de que la apretada agenda de los reyes requiere de una necesaria delegación de ciertos actos en personas de su familia y de su confianza, y en ese sentido la apertura a considerar a miembros de la familia del rey como posibles buenos colaboradores en las tareas representativas es más que bienvenida, pero cabrá ver si en un futuro próximo otros parientes de don Felipe son llamados a contribuir a la ampliación de la necesaria presencia de las personas reales en distintos lugares de la geografía española, siguiéndose en ello el exitoso modelo británico.

Y el príncipe heredero Pablo de Grecia, a favor del “sí” en el referéndum

Entre tanto y de vuelta en Grecia, el príncipe heredero Pablo, primo hermano de don Felipe, se posicionó públicamente en favor del “Sí” a la permanencia del país en la Comunidad Europea en el referéndum celebrado este pasado domingo en su país. Hace ya unos meses su padre, el rey Constantino, había solicitado en declaraciones a la prensa la necesidad de otorgar un voto de confianza al gobierno de Alexis Tsipras, poniendo el énfasis en la necesidad de aliviar el sufrimiento del pueblo griego y ahora es su hijo, que pasó gran parte de su infancia y de su juventud en España, quien sin retirar ese voto de confianza a las autoridades griegas ha afirmado que aunque el jefe de gobierno está por un voto a favor del “No”, “nosotros esperamos poder permanecer todavía en el gran juego, queremos decir “sí”, y deseamos permanecer en una negociación que tiene que seguir adelante. De hecho temo que un “No” pueda ponernos en una posición en la que no seamos capaces de seguir negociando”.

En su opinión, favorable a la continuidad de las relaciones de Grecia con Europa, ninguno de los gobiernos griegos previos fue perfecto, pero todos trabajaron siempre en favor del progreso y en ese proceso el actual gobierno de Syriza llegó “para luchar por nuestros intereses buscando mejores resultados en base a los cuales poder negociar. Por otra parte –continuó afirmando en directo a la cadena de televisión CNBC el pasado día 2-, el problema no radica únicamente en Grecia puesto que Europa nos ha colocado en una posición muy difícil que las personas están padeciendo de forma muy dramática. Europa siempre ha estado ahí para negociar, pero considero que nosotros también necesitamos un poco de espacio en el que poder respirar. Por lo que puedo entender las autoridades europeas se han mantenido en el mismo error durante los últimos meses, pues nos han dejado un margen muy escaso para negociar”. Para el príncipe es fundamental que Grecia permanezca unida y trabajando en común para no dividirse en dos, y su aparición en directo en una entrevista televisada marca todo un hito en la relación de la familia real griega con un país en el que cada día se sienten más asentados y más firmes en sus apoyos.

Ricardo Mateos