Menú Portada
El presidente ya fue denunciado en 2009 por utilizar aviones del Ejército para acudir a mítines

Zapatero paga un millón y medio de euros para sus desplazamientos en lo que queda de Legislatura

Octubre 21, 2011

El objeto del contrato responde a un “servicio de gestión de viajes en la Presidencia del Gobierno y en el Ministerio de la Presidencia” que dirige Ramón Jáuregui

El contrato también aclara que la entidad adjudicadora, en este caso la Subsecretaría del Ministerio de la Presidencia, buscó “la oferta más ventajosa”


El todavía presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, contrató el pasado mes de agosto los servicios de una compañía de viajes por un millón y medio de euros para sus desplazamientos en lo que queda de Legislatura. El objeto del contrato responde a un “servicio de gestión de viajes en la Presidencia del Gobierno y en el Ministerio de la Presidencia” que dirige Ramón Jáuregui. El contrato también aclara que la entidad adjudicadora, en este caso la Subsecretaría del Ministerio de la Presidencia, buscó “la oferta más ventajosa”.

No es la primera vez que los viajes de Zapatero saltan a la palestra. En 2009, el presidente del Gobierno fue denunciado por el Partido Popular ante la Junta Electoral Central por utilizar aviones Falcon del Ejército para acudir a mítines de su partido. El abogado José Luis Mazón también presentó un recurso ante la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional por estos viajes, así como por un vuelo al Reino Unido que Zapatero realizó con su familia, pero finalmente la demanda fue desestimada.

Las Fuerzas Aéreas a su disposición

El gusto por meter en los viajes oficiales a su mujer e hijas no acaba aquí. En 2009, el jefe del Ejecutivo viajó con su familia en un avión de las Fuerzas Aéreas a una cumbre sobre cambio climático que se celebró en Nueva York, en un polémico viaje que también fue denunciado por la oposición; aunque quizá fue más polémica la foto que el matrimonio Rodríguez Zapatero y sus hijas góticas se realizaron junto a los Obama en aquel desplazamiento por tierras estadounidenses.

Pero, según parece, el despilfarro en lo que se refiere a viajes ha sido tónica habitual en los gobiernos de Zapatero. También en 2009, el Ministerio de Cultura de Ángeles González-Sinde concedió medio millón de euros al Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales para la gestión de viajes y estancias. En concreto, el dinero fue destinado a la “reserva, emisión, modificación, anulación y entrega de los títulos de viaje, alojamiento y alquiler de vehículos que resulten necesarios con motivo de los desplazamientos y estancias que realice esta institución en sus actividades de promoción y difusión de la cinematografía española”.

Otra que no se escapa es la ex vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Al parecer, cuando aún estaba en el cargo, la valenciana utilizó un avión oficial para irse a las Fallas. También fue polémico el episodio protagonizado por De la Vega en Santander este mismo año, cuando la actual consejera de Estado despojó a un ciudadano de su asiento para volar hasta Madrid.

Daniel Leguina