Menú Portada
La peor de las preocupaciones de los especialistas es que las lesiones acaben siendo permanentes

Ya no se teme por la vida del piloto de F1 Jules Bianchi sino por las consecuencias de su accidente

Octubre 8, 2014

Daño axonal difuso, esa es la dolencia que padece el piloto francés. Ha recibido la visita de dos de los especialistas en neurología más reputados del mundo: el doctor Gerard Saillant, médico que trató a Michael Schumacher tras su accidente esquí, y el profesor Alessandro Frati.


Daño axonal difuso. Así es como se llama la dolencia que mantiene al piloto francés Jules Bianchi postrado en una cama de la UCI del Hospital General de Mie, en Japón. Su estado es grave pero estable, y aunque no se tema por su vida, las consecuencias del llamado “DAD” (daño axonal difuso o lesión axonal difusa) son poco alentadoras en lo tocante al estado neurológico. El daño axonal afecta al conexionado de las neuronas, que aunque estén bien, no se comunican debidamente. El índice de recuperación suele ser bajo, y aunque hay ejemplos satisfactorios como el del presentador del programa británico Top Gear, Richard Hammond —que protagonizó un escalofriante accidente a casi 400 kms/h—, los médicos muestran una patente preocupación.

A escasas vueltas de la finalización del Gran Premio de Japón, Jules Bianchi perdía el control de su monoplaza, que acabó chocando de manera violentísima contra una máquina elevadora que a su vez retiraba otro coche accidentado. Se calcula que el Marussia golpeó contra la elevadora a una velocidad de 213 kms/h y el impacto supuso una deceleración de 50G. Dentro de la gravedad del accidente hubo incluso cierta fortuna: el bólido de Bianchi ejerció de cuña con respecto a la grúa que se elevó en el aire a pesar de sus casi seis toneladas y dejó pasar el coche por debajo con la cabeza del corredor pasando a escasos centímetros de la carrocería del pesado artilugio. Esta escalofriante maniobra ha podido verse en un vídeo tomado por un espectador nipón que rápidamente ha sido eliminado de prácticamente todos los foros digitales y webs de vídeos donde los empleados de la Fórmula 1 los han localizado. El daño sufrido por Jules no provino de ningún impacto súbito, sino de una fuerte deceleración, con la consiguiente sacudida del cerebro dentro de la caja craneal.

Los mejores especialistas

Para incrementar más si cabe los cuidados a los que se somete a Bianchi, los galenos nipones han recibido la visita de dos de los especialistas en neurología más reputados del mundo: el doctor Gerard Saillant, presidente de la Comisión Médica de la Federación Internacional de Automovilismo y médico que trató a Michael Schumacher tras su accidente esquí, y el profesor Alessandro Frati, neurocirujano de la Universidad de Roma La Sapienza. Este segundo ha acudido por petición de la escudería Ferrari, equipo con el que el piloto mantiene una muy especial relación; es auspiciado por los italianos y procede de su programa de pilotos noveles corriendo en Marussia como cedido. Los dos expertos han estado inspeccionando los procedimientos con las que se ha atendido al herido en el hospital y han dado su conformidad, algo que ha dado esperanzas a su familia, sabedores de que la medicina hace por el piloto todo lo posible.

Comunicado de agradecimiento

Por ello y a través de los servicios de prensa de la escudería Marussia, han hecho circular este pequeño comunicado agradeciendo por su ayuda y preocupación a médicos, aficionados, y medios de comunicación: “Este es un momento muy difícil para nuestra familia, pero los mensajes de apoyo y afecto por Jules de todo el mundo han sido una fuente de gran consuelo para nosotros. Nos gustaría expresar nuestro sincero agradecimiento”.

La nota prensa añadía “Jules permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico General de Mie en Yokkaichi. Ha sufrido una lesión axonal difusa y está en un estado crítico, pero estable. Los profesionales del hospital están proporcionando el mejor tratamiento y cuidado y estamos agradecidos por todo lo que han hecho por Jules desde su accidente”.

Sobre la presencia de los dos reputados profesionales han señalado: “También estamos agradecidos por la presencia del profesor Gerard Saillant, presidente de la Comisión Médica de la FIA, y el profesor Alessandro Frati, neurocirujano de la Universidad de Roma La Sapienza, que ha viajado a Japón, a petición de la Scuderia Ferrari. Llegaron al hospital hoy y se reunieron con el personal médico responsable del tratamiento de Jules, con el fin de estar completamente informado de su estado clínico de manera que sean capaces de asesorar a la familia. Los profesores Saillant y Frati reconocen la excelente atención que está siendo proporcionada por el Centro Médico de Mie General y quieren darle las gracias a sus colegas japoneses.” La nota finalizaba con un escueto: “el Hospital continuará monitorizando y tratando a Jules y se darán más actualizaciones médicas cuando sea conveniente“.

Dudas sobre la recuperación absoluta

El peor de los temores de los especialistas es que las lesiones acaben siendo permanentes y no pueda recuperarse de ellas. Es posible, pero difícil, que Bianchi pueda tener una recuperación absoluta, puede ser que arrastre daños neurológicos, o incluso puede que nunca despierte de su coma. Esto es algo que obviamente nadie desea y el ejemplo de Hammond, el presentador de televisión británico, es un buen ejemplo de que no es una lesión irresoluble. Todo depende de la respuesta del organismo de Bianchi y los cuidados que está recibiendo.

Desde Extraconfidencial.com deseamos lo mejor al piloto y su familia a la espera de que esto acabe siendo sólo un mal recuerdo. Ojalá vuelva pronto a las pistas.

José M. Zapico
@VirutasF1