Menú Portada
Aseguran que fue Raúl del Pozo el que convenció al ex tesorero del PP para que El Mundo se convirtiera en su portavoz

¿Y si Luis Bárcenas hubiera “gratificado” también a destacados e influyentes periodistas?

Noviembre 20, 2013
pq__barcenas-2.jpg

El diario que dirige Pedro José Ramírez publicaba en su edición del pasado 12 de Agosto el “El Top Ten de las nóminas de los empleados del PP” y que reproducimos. La mayoría de los medios se han centrado en los de siempre: Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, Javier Arenas, Ana Mato, Esteban González Pons, el propio Luis Bárcenas, el desaparecido en combate y fichado por Iberdrola, Ángel Acebes, y Mariano Rajoy. Y en esa lista interminable de supuestos sueldos bajo cuerda figuran dos personas básicas en la política de comunicación del Partido Popular: Carmen Martínez Castro y Marilar de Andrés. La primera, hoy, secretaria de Estado de Comunicación, ingresó- según esta información-, 114.000 euros en 2007; 124.000 euros en 2008; 129.000 euros en 2009; 119.000 euros en 2010; y en 2011, como todo lo que baja sube, 140.000 euros. Todos esos emolumentos al margen de su sueldo “oficial”. También la “histórica” Marilar de Andrés cobró lo suyo: 91.000 euros en 2008, siempre según el citado medio de comunicación. Y ni un solo desmentido desde Moncloa.

Aseguran los que conocen bien a Luis Bárcenas que al ex tesorero del PP le gustaba codearse con destacados líderes de los medios de comunicación españoles. Encuentros, comidas, cenas y, por supuesto, trasvase de información. Lo cierto es que cuando estalla el caso Bárcenas –los primeros documentos fueron publicados por el diario El País-, algunos periodistas reconocían públicamente haber hablado con el que fuera responsable de las finanzas del partido liderado por Mariano Rajoy: Carlos Herrera, Antonio Casado y, sobre todo, Raúl del Pozo. Y también aquellos que lo hicieron pero que se avergüenzan a la hora de reconocerlo.

De El País a El Mundo

En un principio, como decíamos, Bárcenas se decantó por el diario El País gracias a la intermediación del abogado y ex diputado del PP, Jorge Trías Sagnier. La publicación de esos documentos por parte del diario de Prisa provocó que la defensa de María Dolores de Cospedal -la presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha presentó una denuncia contra el ex tesorero popular-, citara como testigo al director del citado medio de comunicación. Y es a partir de ese momento cuando se produce un momento de inflexión.

Raúl del Pozo, prestigioso columnista del diario El Mundo, publicaba en su columna que era llevada a la portada del diario de PJ con una auténtica exclusiva sobre el caso. El País quedaba al margen y, desde ese instante, se erigía como transmisor de todas las informaciones que Bárcenas ponía a su disposición. Raúl del Pozo reconocería poco después la íntima amistad que le une desde hace más de veinte años con la mujer del ex responsable de finanzas del PP, Rosalía Iglesias. Toda la información, o al menos la más suculenta, en manos de Pedro José Ramírez quien, por cierto, declaró como testigo ante el juez Pablo Ruz, magistrado que instruye la causa.

Para otras instancias, no las mediáticas, sino las de la cúpula del PP, Bárcenas se decantó por el influyente Mauricio Casals, hombre fuerte del Grupo Planeta en Madrid, amigo personal de Mariano Rajoy y del ministro del Interior Jorge Fernández, presidente-editor del diario La Razón, consejero adjunto al presidente de Atresmedia y hombre de la máxima confianza de José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta. Casi nada. Entre sus éxitos como intermediador: la fusión de Antena 3TV y La Sexta el año pasado; urdió la celebración de un debate entre el Cardenal Antonio Cañizares y el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero; otros le señalan como conseguidor de la entrevista que José María Aznar concedió a Antena 3TV el año pasado.

Como sabrán, las gratificaciones no solo tienen porque ser dinerarias. Pero pocos, por no decir ninguno, de aquellos periodistas que han reconocido encuentros con Luis Bárcenas cuando estalla el escándalo se han posicionado sobre si el ex tesorero dice o no la verdad. Habrá que seguir esperando, sobre todo a la labor del mencionado Mauricio Casals.