Menú Portada
La guerra del fútbol entre Sogecable y Mediapro se puede convertir en la tumba de muchos clubes

¿Y si al final las televisiones no pueden pagar los disparatados contratos del fútbol?

Febrero 1, 2009

Un juzgado de primera instancia condenó al FC Barcelona a pagar a Sogecable 57 millones de euros por incumplimiento de contrato. Una deuda procedente de los derechos de retransmisión e imagen de la participación del club azulgrana en competiciones internacionales de todos sus equipos y disciplinas. El club no se ha opuesto a la sentencia porque sabe que aunque puede recurrirla acabará perdiendo. Lo que ha hecho es asegurar que dicha cantidad la pagará la televisión catalana TV, a quien considera responsable subsidiaria, a lo que se niega la mencionada cadena. De abonar de las arcas barcelonistas esta indemnización, el FC Barcelona acabará la temporada con un enorme déficit. Estamos tan solo ante la punta de un iceberg que se va a llevar por delante a más de un club de fútbol.

pq__joanlaporta.jpg

Hace mucho tiempo que les venimos advirtiendo que la burbuja del fútbol se puede romper en cualquier momento. El actual panorama económico mundial parece que va a colaborar a ello. Las firmas patrocinadoras no pueden mantener sus contratos, varios clubs de Primera ya ni tienen, otros negocian a la baja y algunos no cobran porque no pueden pagar sus sponsors. Entre estos aún no está el Real Madrid, pero la casa de apuestas Bwin tiene dudas de poder mantener lo firmado hasta 2012. El club blanco, con otros muchos problemas, también tiene que afrontar este otro.
Otra referencia válida de la crisis económica del fútbol español está en el mercado invernal de fichajes que se cerró este sábado con una inversión total de los clubes de Primera de 56 millones de euros. Ridículo comparado con otros años. Mucho más clarificador si añadimos que doce de los veinte equipos no han gastado ni un céntimo, que el tercero que más ha gastado ha sido el Valencia con una inversión de dos millones, y que el Betis ha sido el segundo con nueve millones por la compra de Ricardo Oliveira, un jugador que hace tres temporadas vendió al Milán por 20 millones, con lo que Ruiz de Lopera ha vuelto a hacer un negocio redondo. El Real Madrid, con un gasto de 42 millones es el único que ha mantenido su actividad como si no pasara nada en el mundo. Y los jugadores fichados a cualquier otro club no les hubieran costado ni un tercio de lo pagado por los manirrotos que rigen la casa blanca.
Puesto estos antecedentes, centrémonos en el tema de las televisiones. Con la maldita guerra del fútbol son muchos los aficionados que se frotan las manos porque en lugar de un partido en abierto la tarde de los sábados ahora se pueden ver tres en el fin de semana. Mediapro, para acabar con su rival Sogecable (Grupo Prisa), se está cavando su propia tumba. A partir de la próxima temporada la empresa catalana tendrá la exclusiva de 17 equipos de los que hoy están en Primera y de 18 de los que están en Segunda. Sólo Getafe, Atlético de Madrid y Real Betis no son suyos. En los nuevos contratos, todos firmados al alza con respecto a los existentes con otras empresas, ha desaparecido el porcentaje a recibir por el PPV, de tal manera que a los clubes les importa un pepino si se venden muchos o ningún partido porque ellos cobrarán lo mismo.

¿Cómo pagará Mediapro?

¿De dónde va a ingresar Mediaproducciones para pagar tanto contrato fuera de mercado como ha firmado? ¿Qué sabe Jaume Roures que va a ocurrir para embarcarse en una aventura que si falla le llevará a la quiebra? Está claro que se trata de la TDT de pago que ha debido prometerle el Gobierno. O sea, que están disparando con pólvora ajena, o mejor dicho comprada con pagarés a un año de vencimiento. Si les sale la jugada, que parece que sí, la próxima temporada se acabó aquella cantinela del “fútbol gratis y en abierto como tiene que ser” y lo cambiarán por el “pasa por caja, payaso, o te quedas sin fútbol”. Veremos entonces los voceros del grupo Marca si se mantienen el discurso antes sus clientes con el apoyo a La Sexta en su guerra contra Prisa.
Porque no hay que olvidar que Sogecable tiene demanda a Mediapro por todos los incumplimientos de contrato que entienden que se está cometiendo. Y si la Justicia les da la razón, como se la ha dado en el caso del FC Barcelona, Mediapro no tendrá dinero suficiente para pagar. Y si eso ocurre, tendremos al 80 por ciento de los clubes españoles al borde de la ruina y la desaparición. Igual les suena a ciencia ficción. Pero está más cerca de la realidad que el fútbol gratis y en abierto. Cuestión de tiempo.