Menú Portada
Las cuentas de Galicia al descubierto (IV)
Sociedad pública dependiente de la consejería de vivienda, controlada por el BNG

Xestur Ourense rechazaba en los concursos las ofertas económicas más baratas

Febrero 16, 2009

La empresa pública Gallega estaba en situación de disolución en 2005
Los elevados gastos una de las causas de esta mala situación financiera
A pesar de la mala situación financiera excluye automáticamente de los concursos a las empresas que, ofertando precios más ventajosos, sobrepasan en cinco puntos la baja media de todas las ofertas económicas
Los pliegos de condiciones no establecen una adecuada ponderación de los criterios de selección
No informa del resultado de las contrataciones a todos los licitadores

pq__anxo2.jpg

De toda sociedad se pide buena gestión económica y transparencia. De una sociedad pública en la se deposita el dinero de todos se pide el doble. Pero en el caso de la sociedad controlada por la Xunta, Xestur Ourense no se cumple ni una cosa ni otra.
Lo más llamativo es que una sociedad que no deja de acumular precias rechazara sin ningún criterio todas las ofertas más económicas que recibía. El mecanismo para ello era excluir automáticamente de los concursos a las empresas que, ofertando precios más ventajosos, sobrepasan en cinco puntos a la baja la media de todas las ofertas económicas presentadas. Automáticamente, sin solicitar informes o dar audiencia a los interesados, ni exigirles garantías definitivas que permitan adjudicarles las obras, nada de nada. Más aun, exige a la adjudicataria estar comprendida entre las restantes que obtengan una puntuación igual o superior a los 2/3 del total posible, circunstancia que puede provocar que no resulte adjudicataria la empresa que presentaba la oferta económica más ventajosa, contrariamente al principio de economía. Así todas las ofertas que se aprobaban en los concursos siempre estaban alrededor del precio medio, sobrecoste para el contribuyente como lo demostró los más de 7 millones de euros de ampliación de capital financiado por la administración PSOE-BNG
Falta de transparencia
Pero existen muchos otros aspectos oscuros en la adjudicación de los contratos de obra por la sociedad Xestur Ourense: valorar de forma improcedente como criterios de adjudicación factores que sirvieron para determinar la solvencia de las empresas, los pliegos de condiciones no establecen una adecuada ponderación de los criterios de selección que contemplan, dejando sin ponderar factores que pueden alcanzar más de un 60% de la puntuación total, no constituye formalmente una mesa de contratación nombrada por el órgano de contratación ni los pliegos de cada contrato están aprobados por este mismo órgano y  no notificar a todos los licitadores el resultado de la adjudicación.
Por otro lado, los plazos concedidos para los distintos trabajos no guardan la debida correlación con sus presupuestos o con la posible complejidad técnica y resultar injustificadamente escasos a la vista de la evolución posterior de la ejecución de las obras y de las modificaciones del proyecto inicial. Ni transparencia ni economía de recursos.