Menú Portada
Galileu 136 SL y Jomaloxa XXI SL

Xavi Hernández fusiona sus sociedades inmobiliarias con más de 31 millones en activos

Noviembre 29, 2010
pq_922_xavi_hernandez.jpg

Si gran parte de los futbolistas de élite españoles invierten en ladrillo, entre los más destacados está uno de los capitanes del FC Barcelona, Xavi Hernández, que en plena crisis ha apostado por reestructurar sus negocios inmobiliarios. En concreto, hace tan sólo 15 días, el 17 de noviembre, hizo público que las Juntas Generales y Universales de Socios de las Compañías Galileu 136, S.L. y Jomaloxa XXI, S.L., en fecha 3 de noviembre de 2010, acordaron por unanimidad la fusión de las citadas sociedades mediante la absorción por parte de Galileu 136, S.L. de Jomaloxa XXI, S.L., lo que implicará la extinción y disolución sin liquidación de la sociedad absorbida y la transmisión en bloque de su patrimonio social a la sociedad absorbente que adquirirá, por sucesión universal, los derechos y obligaciones de aquélla.

Con esta operación la “nueva” Galileu 136 superará los 31 millones de euros en activos, como suma de los 12 millones de esta sociedad constituida para la adquisición y mantenimiento de participaciones en el capital o recursos propios de otras entidades con la finalidad de establecer en ellas una vinculación duradera, dirigiendo el conjunto de actividades con una trayectoria más que ascendente, así su capital social en el último ejercicio llegaba a los 3.135.000 euros cuando en su constitución.

Gran patrimonio, resultados negativos

En el último año, Galileu 136, lo cerró con unas ventas de 2.761.750 euros, euros y unos resultados positivos de 624.118,09 euros, todo lo contrario que la absorbida Jomaloxa XXI, que lo hizo en pérdidas con unas ventas de tan sólo 12.000 euros mientras que en 2007    se elevaron hasta 264.415 euros y en 2008 360.255 euros. Así aunque los resultados son inferiores, la empresa constituida para  compra, suscripción, tenencia, permuta, venta de valores mobiliarios, participaciones sociales nacionales, extranjeros, por cuenta propia, sin actividad de intermediación salvo instituciones de inversión colectiva. Pero a pesar de tener una peor trayectoria en resultados, su patrimonio es mucho mayor un capital de 9.123.780 y unos activos que superan los 19.275.523,26 euros, para tan sólo cinco años de funcionamiento y un capital inicial de 24.000 euros y que se reparte entre el 99,52% de Xavier Hernández Creus, y un 0,16% Oscar Hernández Creus, Ariadna Hernández Cruz, y Alex Hernández Cruz respectivamente, un pequeño porcentaje pero un gran patrimonio.