Menú Portada
El centrocampista del Liverpool presiona a su club para que le traspase

Xabi Alonso, clave en la españolización del Real Madrid

Julio 12, 2009

El fichaje de Xabi Alonso por el Real Madrid va camino de convertirse en el nuevo culebrón del verano futbolístico. La españolización del equipo de Manuel Pellegrini pasa por la contratación del centrocampista del Liverpool, clave para saber qué otros fichajes abordar para cerrar la plantilla. Lo abe el Madrid y lo sabe el Liverpool. Hay diferencias económicas pero no insalvables si Alvaro Negredo entra en la operación.

pq__XB.jpg

Lo de que Xabi Alonso acabará fichando por el Real Madrid es algo que se viene dando por seguro antes de que Florentino Pérez ganase las elecciones blancas. La operación está diseñada desde hace meses y en ella entraba como moneda de cambio el delantero centro madridista Alvaro Negredo, recomprado por cinco millones de euros al Almería. Pero cuando parecí que todo estaba hecho, dos circunstancias complicaron la negociación. De una que el Madrid tasó a Negredo en 18 millones de euros cuando el Liverpool lo tenía apalabrado con el Almería en 12 millones, y de otra las desorbitadas cifras pagadas por el Madrid para fichara a Cristiano Ronaldo y Kaká.
A Rafa Benítez le molestó sobremanera el incremento de la tasación de Negredo, un jugador por el que el Real Madrid quiere sacar limpios 13 millones de euros en una operación relámpago. El Liverpool tenía ya un precontrato con el Almería por si el Madrid no ejercía el derecho de recompra con el vallecano tasado en 12 millones y de repente vio como el Madrid subía ese precio otros seis millones. Eso fue lo que llevó a los de Anfield a subir el precio de Xabi Alonso de 25 a 47 millones de euros. Si tu sobrevaloras a Negredo, nosotros hacemos los propio con Alonso.
Y en esas estamos en estos momentos en el que el propio jugador ha decidido intervenir para que el conflicto se resuelva. Porque al enfado por el precio de Negredo se une lo pagado por las dos mega estrellas ya fichadas, que han hecho que no haya un solo equipo del mundo que quiera vender sus jugadores al Madrid sacando tajada.
Evidentemente el golpe de efecto, mediático y mercadotécnico ha sido impresionante y todo alrededor del Madrid se ha sobredimensionado. Desde ese punto de vista el Madrid lo ha hecho de lujo, pero como estrategia deportiva no se puede decir lo mismo. Esos dos fichajes por esos precios se podían haber hecho perfectamente el 2 de agosto y antes se podía haber cerrado la plantilla con los Alonso, Arbeloa, Albiol o Villa a precios de mercado. Ahora se paga esa urgencia creada por la situación institucional en que quedó el club tras el anterior mandato. Todo es más caro y no hay garantías de que vayan a llegar todos los deseados.
Porque la segunda parte de la promesa electoral de Florentino, la de españolizar el equipo, pasa por contratar a Xabi Alonso. Con el donostiarra enrolado el siguiente objetivo será la del lateral, algo que se puede aclarar con Alvaro Arbeloa en la misma operación de Xabi y Negredo. Casillas, Sergio Ramos, Albiol, más Arbeloa y Xabi Alonso supondrían cinco españoles en el equipo titular, o lo que es lo mismo, medio equipo nacional. Si a ellos le unimos a Raúl y la posibilidad de que David Silva acabe siendo el último fichaje en lugar de Ribery, el Madrid tendría el once más español de lo que va de siglo. Cuestión de esperar.