Menú Portada
La situación de la familia real, tema del verano en Palma de Mallorca

¿Volverán a desplazarse los príncipes de Asturias al Algarve portugués para gozar de la hospitalidad de ese gran amigo de doña Letizia que es el multimillonario marqués de Pereira Coutinho?

Julio 29, 2013

800×600

La sociedad mallorquina, que la semana pasada perdía a uno de sus grandes nombres en la persona de Maritín Cencillo, condesa de Pernia y viuda del riquísimo Bartolomé March, fue enterrada el miércoles en el panteón de los March en la Isla.

Maritín, que durante largos años fue una de las mayores amigas de la duquesa de Franco y hasta asistió a la boda de Luis Alfonso de Borbón en la República Dominicana -donde poseía su propia gran mansión-, deja tres hijos (una de ellas es duquesa de Ahumada), y a su despedida no faltaron notables como Alfonso Fierro, Gabriel Escarrer, el marqués de Mondejar, o Santiago Ybarra, echándose de menos a Carmen Franco.

pq__marques_pereira.jpg

El nuevo príncipe de Cambridge ya tiene nombre, pues como habíamos apostado en estas mismas páginas se llama George (será Jorge VII), en homenaje a aquel padre de su bisabuela la reina Isabel II que recibió la corona en momentos de crisis extrema para la monarquía británica tras la abdicación del duque de Windsor. Cabrá ahora esperar a saber quienes serán los padrinos elegidos por las duques de Cambridge para su hijo, para comprobar si rompen con la vieja tradición de elegir padrinos notables entre la realeza europea (el rey Constantino de Grecia lo es el duque de Cambridge), o eligen a amigos personales y miembros de la familia Middleton.

Pero el neófito también ha recibido los nombres de Alejandro y Luis, nada habituales en los Windsor y que probablemente remiten a los Battenberg-Mountbatten, la familia de ese eterno hombre en segundo plano, el duque de Edimburgo, que a pesar de sus grandes esfuerzos nunca consiguió que la dinastía británica cambiase su tradicional nombre de Windsor por el Mountbatten. Además, nos cuentan que el duque de Edimburgo parece continuar confinado en el castillo de Windsor tras su última intervención quirúrgica, y es posible que a sus 92 ya se tema por su salud.

La vieja realeza europea envejece

Porque la vieja guardia de la realeza europea envejece, pues hace tan solo unos días que el duque Franz de Baviera, jefe de esa casa real alemana y heredero de los derechos dinásticos de los Estuardo a la corona de Inglaterra, celebró su ochenta cumpleaños en el castillo de Nymphenburg en Munich. Aunque destronada en 1918 la casa real de Baviera, muy cercana en parentesco a la familia real española, siempre ha gozado de una enorme popularidad en Alemania y el cumpleaños del duque Franz, a quien en algún momento se pensó en casa con la infanta doña Pilar, fue una celebración multitudinaria y festiva en presencia de numerosos príncipes alemanes y de una gran cantidad de bávaros vestidos a la forma tradicional.

Los príncipes de Asturias, ¿del Algarve a Mallorca?

Entre tanto en España la familia real española ya prepara sus vacaciones en medio del nuevo escándalo desatado por los correos electrónicos de Iñaki Urdangarin que, como es de esperar, no pisará el palacio de Marivent. No sabemos aún si los príncipes de Asturias volverán a desplazarse al Algarve portugués para gozar de la hospitalidad de ese gran amigo de doña Letizia que es el multimillonario marqués de Pereira Coutinho, pero Doña Sofía pasará la mayor parte del mes de agosto en Mallorca a donde ya tenía prevista su llegada días atrás que se vio retrasada por la tragedia de Santiago de Compostela.

En la Ísla contará con la compañía de su hermana la princesa Irene y allí llegarán probablemente de visita, como tantos otros años, su gran amiga, prima y confidente la princesa Tatiana Radziwill y su esposo el doctor Fruchaud. Sin embargo la reina no se prodigará mucho entre la sociedad mallorquina, que la semana pasada perdía a uno de sus grandes nombres en la persona de Maritín Cencillo, condesa de Pernia y viuda del riquísimo Bartolomé March, que fue enterrada el miércoles en el panteón de los March en la Isla. Maritín, que durante largos años fue una de las mayores amigas de la duquesa de Franco y hasta asistió a la boda de Luis Alfonso de Borbón en la República Dominicana -donde poseía su propia gran mansión-, deja tres hijos (una de ellas es duquesa de Ahumada), y a su despedida no faltaron notables como Alfonso Fierro, Gabriel Escarrer, el marqués de Mondejar, o Santiago Ybarra, echándose de menos a Carmen Franco.

No faltaron a la cita esas importantes damas mallorquinas que son Marieta Salas (ex del príncipe Zourab Tchokotua, de quien se dice que continúa siendo gran amigo de don Juan Carlos), Cristina Macaya, y Marta Gayá que días atrás hacían corrillo y compartían comidillas con Sandra Marone, prima hermana del rey, en un acto social en Palma. Y es que, como ya sucedió el año pasado, el tema de conversación del verano entre la gran sociedad mallorquina no podrá dejar de ser otro que la situación tan difícil por la que pasa la familia real española tan conocida en la isla.

Polémica biografía de la familia real

Esperemos descanso para la familia real cuando ya se anuncia para el septiembre la publicación de una biografía de la controvertida Carlota Tiedemann, segunda esposa del infante don Jaime. Un trabajo que pretende reivindicar la figura de esta vidriosa duquesa de Segovia, que pasó de cantante de ópera de católica integrista sustituyendo a Emanuela de Dampierre como esposa del infante español, y que parece que sacará a la luz nuevos documentos sobre el reparto de la herencia de la reina Victoria Eugenia, los procesos judiciales de Alfonso y Gonzalo de Borbón contra su padre don Jaime, cartas del rey don Juan Carlos, y un largo etcétera de material nunca antes publicado que esperemos no venga a manchar más la imagen de nuestra familia real.

Y entre tanto en Bélgica los nuevos reyes Felipe y Matilde se han tomado unas cortas vacaciones en compañía de sus hijos en la isla francesa de Yeu, en la región de Vendée, y en Holanda algunos jueces han solicitado que la fotografía de la reina Máxima sea retirada de los juzgados puesto que no quieren emitir sentencias bajo el retrato de alguien que no es el jefe del estado sino simplemente su consorte.     

Ricardo Mateos