Menú Portada

Vivir es fácil con los ojos cerrados

Febrero 10, 2014

No lo discuto amigo Trueba, pero vivir con un temporal tras otro, resulta muy difícil e incómodo. Y se convierte en un acto heroico de verdad señor González Macho, para los marineros, que llevan amarrados a puerto semanas en las costas gallegas y del cantábrico, y que se ven obligados a faenar para asegurarse las habichuelas. La ultima borrasca dejo unas pérdidas de más de 10 millones de euros en el litoral asturiano, destrozos en la provincia de Cádiz, en Grazalema, cayeron 200 litros por metro cuadrado, hubo que suspender el tráfico marítimo en el estrecho por el fuerte viento de poniente y lo peor de todo, la muerte de un joven montañero en Peñalara, en el Puerto de Cotos, donde se perdió en la zona conocida como Dos Hermanas se le hizo de noche y falleció por hipotermia. 

Si comparamos el día de ayer con el de hoy se podría decir que tenemos una jornada de cine, mucho más tranquila, donde el viento del oeste pierde fuelle, vuelve a rolar a componente sur y tendremos que estar muy atentos a las nevadas. Si viajan por el norte de Castilla y León no lo hagan sin cadenas, nevadas a partir de 700 metros, también en el sistema central, el Jerte, toda la sierra de Madrid, montes de Toledo.  Se pueden llegar a acumular hasta 15 centímetros de nieve en el norte de Guadalajara, ibérica turolense y serranía de Cuenca, avisos naranjas. Buenas noticias en el pirineo donde seguirán acumulando centímetros de nieve.

En el capítulo  del viento nos da un respiro, pero sigue muy activo, alerta naranja, en el litoral de Coruña, parte occidental de Asturias. Las rachas de viento serán huracanadas, 120 km por hora, en el interior norte de Castellón, Tarragona y en las costas de Baleares, riesgos costeros. Las temperaturas siguen restando, hasta 7 grados negativos en Portilla, Cuenca, las nubes evitan las heladas en la meseta norte e interior a primeras horas, pero también son un obstáculo para que suban las máximas, que salvo en Canarias, abonados a los 20 grados, llegan como mucho a los 15 de máxima en Isla Cristina, Huelva.  

Venga febrero lluvioso o ventoso, aunque salga furioso.