Menú Portada
El CSD aguarda al acto del lunes para actuar a continuación si se modifican los estatutos en el sentido que propone la junta

Villar pretende que la asamblea federativa sea la que desobedezca la orden ministerial

Febrero 26, 2008

Lunes, 3 de marzo, asamblea extraordinaria de la Real Federación Española de Fútbol. Orden del día, punto 4: “Modificación de los estatutos de la RFEF, para adaptar estos, por imperativo legal, a la Ley 19/2007, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte; y para incluir en los mismos diversas disposiciones a requerimiento de la FIFA”. Si se aprueba, el fútbol entrará en desacato a la Administración. La inhabilitación de Villar se pondrá en marcha.

pq__villar_laporta.jpg

Ayer mismo leíamos en algún medio que Irlanda del Norte aguarda a la expulsión de España del seno de la FIFA para ocupar su lugar en la Eurocopa de este verano. Más campaña mediática a favor de Angel María Villar, a quien también ayer nos mostraba el diario As vistiendo la camiseta del Real Madrid junto al presidente madridista, Ramón Calderón, dicho sea de paso, su gran valedor entre los clubes en la guerra emprendida contra la Administración española. Los asambleístas ya tienen la orden del día de la asamblea extraordinaria del próximo lunes, y como ya han leído, la junta directiva propone incluir la norma FIFA en materia electoral, lo que significa el desafío final al Gobierno.
¿Por qué ahora y no antes? Sencillamente porque Villar sigue su libro de ruta, trazado por juristas para impedir que las elecciones se lleven a cabo en el período fijado, el mes de julio o antes. Villar y sus asesores creen que la Administración se amedrentará por las amenazas de Blatter, y que no se atreverán a actuar contra él. Se equivoca de extremo a extremo. La abogacía del Estado ya tiene preparado el tema y el Comité Española de Disciplina Deportiva (CEDD) será el encargado de aplicar las sanciones que correspondan. Estamos hablando de inhabilitación del presidente e incluso de toda la junta directiva o toda la asamblea, según se desarrollen los hechos el próximo lunes.
De momento la justicia ordinaria sigue su curso contra Sepp Blatter en Madrid, y contra la FIFA en Zurich. Apuesten a que el máximo organismo mundial del fútbol retira su modelo electoral antes de que se celebre la Eurocopa. Mucho antes. Y Villar quedará sin amparo. Al tiempo.
La Junta de Garantías Electorales (JGE) ya dio conocimiento al CSD de la no presentación del censo electoral de una treintena de federaciones deportivas, entre ellas la de Fútbol, y pasado el segundo plazo se entregó también el que tres federaciones, entre ellas el Fútbol, seguían sin hacerlo. El CEDD ya ha iniciado su trabajo en este sentido.

El CSD aguarda al lunes

Nos venimos preguntando por qué el CSD aún no ha intervenido ante las declaraciones de Villar, el orden del día de la asamblea extraordinaria, los incumplimientos de los plazos de la OM, las declaraciones de FIFA. La razón se resume en que el máximo órgano del deporte español se está cargando de razones de peso, irrefutables, para que si el lunes se produce una aprobación de unos estatutos que vayan contra la Ley del Deporte, no hagan falta más pruebas para proceder a aplicar las sanciones deportivas correspondientes. Y en cuanto a las manifestaciones de Blatter, sus amenazas al Estado español y la imposición de unas normas que vulneran la legalidad española, no será el Gobierno español el que se pronuncie sino que será la Comisión Europea la que intervenga contra la FIFA. Entienden que la Administración no debe entrar a conflictos verbales con nadie.

El desacato

La convocatoria de una asamblea para aprobar una modificación de sus propios estatutos al margen del ordenamiento jurídico español, no va a quedar impune. El punto cuatro, como ya hemos dicho, supone una ruptura con el CSD. Lo curioso es que ha de ser el propio CSD quien apruebe los cambios antes de ser publicados en el BOE, cosa, obviamente, que no se producirá. Pero si la pretensión, amparándose en un acuerdo asambleario, es justo no reconocer la autoridad del CSD, a partir de ese instante la FEF quedará como un organismo independiente que se regirá por sus propias normas y que desataría una catarata de consecuencias inimaginables, como por ejemplo que la selección ya no podría representar a España, no podrían usar el escudo nacional, ni el himno, ni la bandera, por citar lo más sonoro.
Germán Rodríguez Guisado, asesor de la Federación Balear de Fútbol, comentaba ayer mismo en el Diario de Mallorca, en este sentido, que “las consecuencias serían innumerables. De entrada una indefensión absoluta de jugadores, clubes, entrenadores y árbitros a los que se les impediría recurrir a la Justicia para solventar cualquiera de sus demandas. Quedaría anulada la Junta de Garantías de cara a las futuras elecciones. Y más grave aún, la Real Federación Española de Fútbol podría quedar reducida a una delegación de la UEFA o de la FIFA, pero no representaría al fútbol español y, por tanto, la selección no luciría el escudo, ni podría portar la bandera rojigualda porque sería el equipo de la Federación, pero no el representante de España. Los clubes podrían jugar cualquier competición organizada por FIFA o UEFA, pero no en nombre del fútbol español”.
Para Germán Rodríguez, la FEF pasaría a depender exclusivamente de la FIFA y la UEFA, “entidades que figuran inscritas de acuerdo al código de comercio suizo y lo que persigue Villar es remitirse a las leyes de aquel país por encima de las del nuestro. No olvidemos que Ángel Villar está imputado y sometido a diversos procedimientos judiciales. ¿También los va a resolver fuera de España? Lo que pretende conseguir es algo inaudito. Es como si la Unión Europea pudiera decirnos cómo tenemos que elegir a nuestro presidente del Gobierno. Villar planea un verdadero atentado contra el Estado de Derecho español”.
Germán Rodríguez Guisado advierte que “los asambleístas no saben realmente a qué se exponen y qué se les pide votar. En términos comparativos, tratan de colarles argumentos falsos como ocurre con la letra pequeña de algunos contratos. Confían en que no la lean. Si lo hacen, los puntos de los que hemos hablado habrían de ser eliminados“.

La oposición acudirá a la asamblea e impugnará el orden del día

La tercera pata de este asunto, la oposición a Villar, también ha comenzado a movilizarse. De momento una vez recibido el orden del día, procederán a impugnarlo todas aquellas federaciones territoriales que no forman parte del grupo de apoyo a Villar.
Barajan las dos opciones de no acudir a la asamblea extraordinaria o sí hacerlo y aunque puedan ser ‘aplastados’ en las votaciones, dejar constancia de sus votos particulares contra el cambio de estatutos.
Quienes no van a tener una asamblea para preparar su postura son los clubes profesionales que forman parte de la asamblea general. Casi que da igual porque en la que eligió a Villar en 2004 hubo once clubes que no respetaron el voto y el mandato dado por sus compañeros de asociación. Ramón Calderón, presidente del Real Madrid, y Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, apoyan al ´rebelde´ Villar. El lunes les tocará mojarse.