Menú Portada
Conozca con detalle al presidente de la RFEF, que ha anunciado que quiere seguir

Villar: “Estoy ilusionado, joven, con ganas y me gusta”… por lo que se gana

Julio 16, 2008

Angel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), anunció ayer que concurrirá a la reelección el próximo 21 de noviembre, fecha elegida por él para celebrar los comicios federativos. Argumentó como razones de peso que está ilusionado, con ganas, que se siente joven y que le gusta ser presidente. Sólo le faltó añadir un hecho casi intrascendente: lo que gana en el cargo. Durante cuarenta minutos habló a la anestesiada asamblea sin decir absolutamente nada. Al final, anunció la fecha de las elecciones, dijo que pedirá para España el Mundial de 2018 y que Vicente Del Bosque es el seleccionador español. Ni presentó las cuentas, ni anunció que la sede federativa ya no pertenece a la RFEF. Nadie hizo una sola pregunta. ¿Para qué?


Por mucho que Villar se empeñe en ocultar la realidad de la Federación que preside ésta no va a cambiar. Podrá seguir maniobrando, ocultando datos, diciendo medias verdades e incluso faltando a la verdad para seguir en el cargo cuatro años más, algo que ya les aseguro que va a conseguir, posiblemente sin oposición. Pero los hechos contrastados y documentados los podrá silenciar en sus medios amigos, pero afortunadamente no lo son todos. Lean si no el ABC y el Periódico de Cataluña de ayer. Por si no lo hicieron, ambos medios se hacían eco de la audiencia celebrada en el juzgado número 47 de lo Penal de Madrid, donde se sigue causa contra Villar y cuatro directivos de su junta. Ni la presunción de inocencia puede valer tras el informe de los peritos judiciales.
Pero claro, Villar, hombre de creencias firmes, tiene de su lado a la Administración deportiva española –no porque crean en él sino porque están posicionados en contra de la oposición-. Ayer, el secretario de Estado, le puso la alfombra roja con su discurso de apertura de la asamblea. Lissavetzky vino a felicitar a Villar y a toda su junta porque gracias a su trabajo, dijo, se ha ganado la Eurocopa. Sin Villar y los suyos los futbolistas no lo hubiesen logrado. Ese mismo presidente y directivos imputados en el llamado Caso Federación del que el secretario de Estado no quiere saber nada. No es popular meterse con el fantástico Villar. “Nos toca a todos estar a la altura de lo conseguido, con mesura y ambición. ¿Por qué no lograr un campeonato del mundo? ¿Por qué no organizar una Copa del Mundo?”, dijo el entregado a la causa Jaime Lissavetzky.
Por cierto, un Lissavetzky que ahora tendrá la oportunidad de demostrar si hace cumplir la ley o permite de nuevo la vulneración de la misma como ya hizo con el aplazamiento de las elecciones. Villar se refirió en su alocución a que en la anterior asamblea se aprobó el reglamento electoral y los estatutos federativos fueron modificados. Aún no han sido remitidos al CSD para que los aprueben o rechacen. SON ILEGALES ambos documentos. En manos del Consejo Superior de Deportes está el imponer la ley. Villar le ha vuelto a desafiar públicamente. Veremos si se da por enterado.

El informe pericial

Pero entremos en materia. ¿Quieren conocer la otra cara de Angel María Villar, presidente de la RFEF desde 1988? Lean lo que dice el informe judicial de fecha 20 de mayo de 2008, ratificado el pasado martes por los peritos de Hacienda que lo han elaborado durante más de un año de trabajo. Corresponde al llamado “Caso Federación” contra Villar, Padrón, Castillón, Borrás y Espino, todos ellos directivos de la RFEF. La demanda contra ellos es por delitos de malversación de fondos, falsificación documental y administración desleal.
Comencemos por algo que clama al cielo. La Junta Directiva de la RFEF, de fecha 18 de agosto de 1988, acordó asignar al presidente Villar la cantidad de 475.000 pesetas mensuales (2.854,81 euros) en concepto de “Gastos de Representación“, además de pagar el alquiler del piso que iba a habitar en la capital. Cantidad que se ha ido actualizando desde aquella fecha. Dicen los peritos que “esto parece indicar que no debería proceder el reembolso de gastos de esta naturaleza, que han provocado cuantiosas salidas de caja”. En el documento adjunto se ve perfectamente el desglose, pero para que no tengan que hacer cuentas, les diré que entre 1998 y 2003, los años que han investigado los peritos judiciales, Angel Villar recibió de la caja de la RFEF la suma de 72.018.39 euros. Todo ello al margen de la cantidad por ese mismo concepto incluida en la nómina. En esos seis años, cogiendo la cantidad inicialmente asignada y sin aplicarle las subidas, Villar recibió de la RFEF 205.546,32 euros.
La naturaleza de los gastos pasados por el presidente son de lo más variado: taxis, billetes de tren, comidas y atenciones, gastos varios, desplazamientos, propinas y donativos. Hasta los donativos se los pasa el ejemplar presidente de la RFEF a la entidad que preside. Y no crean que dona 10 euros, qué va. Hasta 200.000 pesetas en alguna ocasión.
Los peritos hacen hincapié en el concepto del cambio de moneda porque tampoco lo ven nada claro. Es natural que Villar tenga que andar con el cambio de moneda continuamente, no en vano se pasa más de 150 días al año fuera de la Federación Española viajando como miembro de la UEFA y de la FIFA. Lo que sorprende a los inspectores de Hacienda son los conceptos anotados y las cantidades. Sólo entre 2002 y 2003 Villar vendió moneda extranjera a la caja de la RFEF por importe de 48.715 euros. Dice el informe pericial: “Los justificantes aportados por la RFEF son tres notas interiores de contabilidad firmadas por el Sr. Castillón… En los dos primeros justificantes aparece el nombre del Sr. Castillón tachado a mano”. Y añaden que según la RFEF se trata de cambios de moneda aportada por distintos integrantes de la Federación o moneda sobrante, como consecuencia de las competiciones internacionales”, a lo que apostillan: “En el caso que nos ocupa, resulta difícilmente creíble que, al menos, los 41.918 dólares se trate de moneda sobrante. Esta pericia desconoce el origen de dichos importes”.

Las declaraciones de Hacienda: País Vasco, UEFA y FIFA

Los peritos se detienen con minuciosidad en el punto del “exceso retributivo del presidente de la RFEF por el abono de gastos sociales y tributarios por parte de la Federación, así como sobre las supuestas irregularidades denunciadas en relación al cambio de moneda extranjera“.
Lean: “El Sr. Villar ha declarado como domicilio fiscal la ciudad de Bilbao, acogiéndose durante el período objeto de este apartado del Informe (1998-2003) a la tributación por IRPF ante la Hacienda Foral del País Vasco. En fecha 24 de noviembre de 2003, se inicia un expediente de cambio de domicilio de oficio, a raíz de una denuncia presentada ante la AEAT el 6 de octubre de 2003”. Como consecuencia de ello, en agosto de 2005 el Delegado Especial de la AEAT del País Vasco acuerda trasladar el domicilio fiscal de Villar a Madrid con efectos desde el 1 de enero de 2001. Afincado en Madrid desde 1988, pero tributando hasta 2003 en el País Vasco, comunidad con una fiscalidad mucho menor que en el resto del Estado. Hasta que le pillaron.
Y encima, los sueldos percibidos de UEFA y FIFA no los declaraba al considerarlos rentas exentas. Eso sí, cuando Hacienda se percató le hizo varias declaraciones complementarias. Lo que sigue en duda para los peritos es si la cantidad en nómina de “Gastos de Representación” ha sido declarada por Villar en estos años, cuando claramente son parte del salario.
Respecto a los cobros de UEFA y FIFA dicen los peritos: “Existen datos relativos a percepciones derivadas de los cargos ostentados por el Sr. Villar en organismos deportivos internacionales, en concreto la UEFA y la FIFA. Aunque no se expresa con claridad, es evidente que las cantidades que se van a citar no pueden constituir en modo alguno compensaciones de gastos en los que el Sr. Villar haya incurrido con motivo de su asistencia a las reuniones de estos organismos, y la lógica indica que corresponden a una compensación retributiva por la labor desarrollada, de indudable importancia, en los mismos”.
Pero el señor Villar no declara tales ingresos, “hasta que se inician las actuaciones administrativas tendentes a fijar su domicilio fiscal en el territorio común. En ese momento tampoco los incorpora para producir su tributación plena, ya que únicamente los incluye en las correspondientes declaraciones, en el apartado de rentas exentas del IRPF, excepto para determinar el tipo de gravamen aplicable a las demás rentas. Estos peritos consideran que la tributación por tales rendimientos debe producirse en su totalidad, sin que por ello se deje de tener en cuenta la especificidad aplicable a los rendimientos obtenidos por trabajos realizados en el extranjero, así como la deducción por doble imposición internacional”.

Las propiedades de Villar

Con respecto a los inmuebles que figuran a nombre del Sr. Villar durante el período al que se extiende el análisis, hay que distinguir en primer lugar el que constituye su domicilio habitual, dos inmuebles de los que se conoce el dato de su arrendamiento, y los que se pueden considerar incluidos en el supuesto de imputación de rentas, por estar al menos teóricamente a disposición de sus propietarios.

● La vivienda habitual, situada en Madrid C/ Marqués de Mondéjar, 16 3°D, fue adquirida el 11 de junio de 1994, y según consta en los datos registrales de la misma, su importe ha sido satisfecho en su totalidad, con anterioridad al inicio del período de análisis, por lo que no procede la aplicación de deducción alguna en concepto de adquisición de vivienda habitual”. Si recuerdan el acuerdo de la RFEF de 1988 de pagar el alquiler al presidente, pues cuando compró la vivienda en 1994 continuó pasando el concepto de alquiler a la Federación. Debe ser que se la alquilaba a sí mismo.
El resto de los inmuebles que figuran a nombre del Sr. Villar, por orden de fecha de adquisición son los siguientes:
Piso sito en Bilbao, C/ Gran Vía D. Diego López de Haro, 64 5° Derecha. Figura adquirida mediante herencia el 12 de enero de 1973.
Piso sito en Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), C/ Bañares, 11. Adquirido el 17 de julio de 1976, por un precio declarado de 200.000 Ptas. Su valor catastral relativo al ejercicio 1998 es de 5.862.995 Ptas.
Local sito en Bilbao, C/ Rodríguez Arias, 71 entreplanta n° 11. Adquirido el 28 de enero de 1978.
Piso sito en Bilbao, C/ Gran Vía D. Diego López de Haro, 64 6° Derecha. Figura adquirida el 18 de abril de 1980. Su valor catastral relativo al año 2003 es de 75.193,71 €.
Casa sita en Altea (Alicante), C/ Remei, 24. Adquirida el 7 de abril de 1998, por un precio declarado de 4.000.000 Ptas. El valor catastral del inmueble es de 9.802,03 € en el ejercicio 2006.
Piso sito en Madrid, C/ Nuestra Señora de Guadalupe, 8 escalera 1, 4°I, junto con plaza de aparcamiento n° 1. Adquirido el 27 de abril de 1999, por un precio declarado total de 20.000.000 Ptas. El valor catastral del piso en el ejercicio 1998 es de 3.838.778 Ptas.
Chalet adosado sito en Estepona (Málaga), Urbanización “Atalaya del Golf´ n° 16. Adquirido el 7 de febrero de 2002, por un precio declarado total de 150.253,03 € más el 7% de IVA (10.517,71 €). El valor catastral del inmueble es de 52.583,66 € en el ejercicio 2006.
En la adquisición de este inmueble existen dos peculiaridades. En primer lugar, la adquisición se documenta en escritura pública, con los subsiguientes efectos registrales, a nombre del Sr. Villar y su cónyuge, cuando sin embargo las facturas (con los subsiguientes efectos de imputación fiscal) que documentan dicha compra se expiden a nombre del hijo de ambos, D. Gorka Villar. El vendedor ha manifestado ante la AEAT que tal expedición de las facturas lo fue por error. En segundo lugar, la entrega a cuenta de un millón de pesetas, que contiene la primera de las dos facturas que documentan la venta, ha sido satisfecha con el talón BY 84063733 contra la cuenta corriente del BBVA n° 0182 0948 78 0011503029. Pues bien, el titular de dicha cuenta bancaria es D. José Pérez Fernández, persona de la que no se ha acreditado relación alguna con los adquirentes.
● Piso dúplex sito en Marbella (Málaga), Urbanización “Las Terrazas” n° 2, 9° y 10° C, junto con plaza de aparcamiento n° 199. Adquirido el 25 de julio de 2002, por un precio declarado total de 95.382,06 € más el 7% de IVA (6.676,75 €).
Piso sito en Madrid, C/ Ramón de Aguinaga, 16 2° 2, junto con plaza de aparcamiento. Adquirido el 9 de noviembre de 2004, por un precio declarado total de 411.692 €. El valor catastral del piso en el ejercicio 2006 es de 81.148,68 € y el de la plaza de aparcamiento de 10.156,53 €.

Los ingresos del presidente en el extranjero

Por último, el informe pericial recoge los ingresos salariales de Angel María Villar, año por año, con comentarios de los propios peritos.

Ejercicio 1.998: El Sr. Villar percibe en este ejercicio 25.057,40 euros de UEFA y 25.231,55 euros de FIFA. No se tiene constancia del reflejo de tales ingresos en las cuentas bancarias analizadas, por lo que se desconoce la forma en que han sido satisfechos.
Con respecto a los ingresos procedentes de la RFEF, dicha entidad declara en su resumen de perceptores presentado ante la AEAT una retribución bruta de 100.374,95 euros, con unas retenciones de 40.149,98 euros, cantidad que coincide con la certificada por el Secretario General de la RFEF. No se hace referencia a 1.331,82 euros deducidas en concepto de Seguridad Social, que deberían alterar el neto percibido, y que al no ser así concluiremos que han sido satisfechas también por la RFEF.
A través de la Caja de la RFEF, el Sr. Villar ha percibido la cantidad de 2.496,98 euros correspondientes al parecer a reintegro de gastos. Asimismo, los importes percibidos cuya contrapartida no ha sido la Caja de la RFEF ascienden a un total de 2.377,32 euros, en concepto de reintegro de gastos suplidos.
Además de los inmuebles reseñados anteriormente, consta la titularidad a efectos de Contribución urbana de otros dos inmuebles, sitos en Santo Domingo de la Calzada, Pza. de la Constitución, 3. Uno es, al parecer, una plaza de garaje y el otro un local. Sus valores catastrales respectivos son, para este ejercicio, 6.507,93 euros y 18.945,24 euros.

Ejercicio 1.999: El Sr. Villar percibe en este ejercicio 49.880,64 euros de UEFA y 52.824,84 euros de FIFA. Al igual que en el ejercicio 1998, no se tiene constancia del reflejo de tales ingresos en las cuentas bancarias analizadas, por lo que se desconoce el destino o ubicación de los mismos.
Con respecto a los ingresos procedentes de la RFEF, dicha entidad declara en su resumen de perceptores presentado ante la AEAT una retribución bruta de 100.466,93 euros, con unas retenciones de 40.186,77 euros, cantidad que coincide con la certificada por el Secretario General de la RFEF. No obstante, según el análisis de las cuentas bancarias del Sr. Villar que se resume a continuación, a través de estas solamente se ha percibido un líquido de 56.643,19 euros. La percepción correspondiente a la paga extra del mes de Octubre es la única que no se satisface a través de talón o transferencia bancaria, figurando en el cajetín de contabilidad como cuenta de abono la 570000 que, según el Plan General de Contabilidad corresponde a la cuenta de Caja.
No se declara deducción alguna en concepto de Seguridad Social. Si esta existiera, minoraría la cantidad líquida percibida; como esto no es así, se deduce que la presunta cotización a la Seguridad Social de este ejercicio habrá sido soportada por el pagador, es decir, la RFEF.
A través de la Caja de la RFEF, el Sr. Villar ha percibido la cantidad de 4.284,23 euros de los que 768,30 euros corresponden al parecer a reintegro de gastos, y 3.515,92 euros que constituyen la “Compensación a la Presidencia” del mes de Octubre. Asimismo, los importes percibidos cuya contrapartida no ha sido la Caja de la RFEF ascienden a un total de 5.482,81 euros en concepto de reintegro de gastos suplidos.

● Ejercicio 2.000: El Sr. Villar percibe en este ejercicio 160.510 euros de UEFA y 149.364,19 euros de FIFA. Al igual que en el ejercicio 1998, no se tiene constancia del reflejo de tales ingresos en las cuentas bancarias analizadas, por lo que se desconoce el destino o ubicación de los mismos.
Con respecto a los ingresos procedentes de la RFEF, dicha entidad declara en su resumen de perceptores presentado ante la AEAT una retribución bruta de 110.165,10 euros, con unas retenciones de 44.066,04 euros, cantidad que coincide con la certificada por el Secretario General de la RFEF. No se hace referencia a 1.867,59 euros deducidos en concepto de Seguridad Social, que deberían alterar el dato percibido, y que al no ser así concluiremos que han sido satisfechas también por a RFEF.
A través de la Caja de la RFEF, el Sr. Villar ha percibido la cantidad de 2.943,88 euros correspondientes al parecer a reintegro de gastos. Asimismo, los importes percibidos cuya contrapartida no ha sido la Caja de la RFEF ascienden a un total de 3.528,19 euros, en concepto de reintegro de gastos suplidos.

● Ejercicio 2.001: El Sr. Villar percibe en este ejercicio 182.784 euros de la UEFA y 140.896 euros de la FIFA. En la declaración complementaria de IRPF presentada por el Sr. Villar, se hace constar la cantidad de 143.581,08 € como rentas exentas, que entendemos corresponden a estas percepciones. Al igual que en el ejercicio 1998, no se tiene constancia del reflejo de tales ingresos en las cuentas bancarias analizadas, por lo que se desconoce el destino o ubicación de los mismos.
Con respecto a los ingresos procedentes de la RFEF, dicha entidad declara en su resumen de perceptores presentado ante la AEAT una retribución bruta de (105.608,84 euros, con unas retenciones de 39.479,40 euros, cantidad que coincide con la certificada por el Secretario General de la RFEF. No se hace referencia a 1.904,94 euros deducidos en concepto de Seguridad Social, que deberían alterar el neto percibido, y que al no ser así concluiremos que han sido satisfechas también por la RFEF.
A través de la Caja de la RFEF, el Sr. Villar ha percibido la cantidad de 4.543,63 euros correspondientes al parecer a reintegro de gastos. Asimismo, los importes percibidos cuya contrapartida no ha sido la Caja de la RFEF ascienden a un total de 1.519,82 euros en concepto de reintegro de gastos suplidos.

<p align=”justify”>● Ejercicio 2.002: El Sr. Villar percibe en este ejercicio 177.948 euros de la UEFA y 131.401,25 euros de la FIFA. En la declaración complementaria de IRPF presentada por el Sr. Villar, se hace constar la cantidad de 142.490,34 euros como rentas exentas, que entendemos corresponden a estas percepciones. Al igual que en el ejercicio 1998, no se tiene constancia del reflejo de tales ingresos en las cuentas bancarias analizadas, por lo que se desconoce el destino o ubicación de los mismos.
Con respecto a los ingresos procedentes de la RFEF, dicha entidad declara en su resumen de perceptores presentado ante la AEAT una retribución bruta de 102.161,23 euros, con unas retenciones de 35.756,44 euros, cantidad que coincide con la certificada por el Secretario General de la RFEF. No se hace referencia a 1.962,00 euros deducidos en concepto de Seguridad Social, que deberían alterar el neto percibido, y que al no ser así concluiremos que han sido satisfechos también por la RFEF.
A través de la Caja de la RFEF, el Sr. Villar ha percibido la cantidad de 3.652,51 euros correspondientes al parecer a reintegro de gastos. Asimismo, los importes percibidos cuya contrapartida no ha sido la Caja de la RFEF ascienden a un total de 339,29 euros, en concepto de reintegro de gastos suplidos.

● Ejercicio 2.003: El Sr. Villar percibe en este ejercicio 85.734 euros de la UEFA y no consta nada de FIFA. A pesar de estos datos, en la declaración presentada por el Sr. Villar por el IRPF se hacen constar 124.109,68 € en el apartado de rentas exentas, que entendemos corresponden a estas percepciones. Al igual que en el ejercicio 1998, no se tiene constancia del reflejo de tales ingresos en las cuentas bancarias analizadas, por lo que se desconoce el destino o ubicación de los mismos.
Con respecto a los ingresos procedentes de la RFEF, dicha entidad declara en su resumen de perceptores presentado ante la AEAT una retribución bruta de 101.653,05 euros, con unas retenciones de 35.578,58 euros, cantidad que coincide con la certificada por el Secretario General de la RFEF. Sin embargo, según el análisis de las cuentas bancarias del Sr. Villar que se resume a continuación, a través de estas solamente se ha percibido un líquido de 62.204,47 euros. La percepción correspondiente a la paga extra del mes de abril ha sido satisfecha mediante talón n° 1675422 del BBVA. Dicho talón no ha sido ingresado en ninguna de las cuentas de las que es titular el Sr. Villar, ni de los antecedentes obrantes en la Base de Datos de la AEAT, figura que haya sido cobrado por ventanilla por este señor, por lo que se desconoce el destino que ha tenido el mismo. No se declara deducción alguna en concepto de Seguridad Social. Si esta existiera, minoraría la cantidad líquida percibida; como esto no es así, se deduce que la presunta cotización a la Seguridad Social de este ejercicio habrá sido soportada por el pagador, es decir, la RFEF.
A través de la Caja de la RFEF, el Sr. Villar ha percibido la cantidad de 4.857,09 euros correspondientes al parecer a reintegro de gastos. Asimismo, los importes percibidos cuya contrapartida no ha sido la Caja de la RFEF ascienden a un total de 2.303,02 euros, en concepto de reintegro de gastos suplidos
”.

Conclusiones

Aunque en los originales hay años con la moneda en pesetas, hemos realizado la equivalencia para que los números sean menos complicados. Los peritos concluyen su informe diciendo que “se puede concluir finalmente que, sin llegar a incidir en el terreno de las responsabilidades penales relativas al delito contra la Hacienda Pública fijadas por las normas correspondientes, existen conductas reprochables en el aspecto fiscal, que se distinguen por la aparente falta de importancia a ojos profanos en la materia, pero que sin duda obedecen a actuaciones planificadas si se observan con una visión más conocedora de la materia que se trata. A lo largo del informe se han expuesto con suficiente detalle todos los hechos detectados que suponen, a juicio de los peritos, algún tipo de irregularidad, pudiéndose resumir estas en la falta de sometimiento a tributación de los ingresos percibidos de organismos internacionales, la presentación de declaraciones complementarias cuando existe un procedimiento administrativo iniciado, como es el de determinación de las circunstancias definitorias del domicilio fiscal, que hipotéticamente pudiera derivar en una comprobación de la situación fiscal, o por último, las circunstancias en que se desarrolla la adquisición del inmueble de Estepona que tiende, a nuestro juicio, a evitar la detección relativamente inmediata de la operación por parte de las autoridades fiscales, por cruce de información relevante”.
Perdón por la extensión y no se lo lean de un tirón. Nosotros no hemos añadido ni un dato que no figure en el informe de los peritos. Ahora le toca al juez decidir si abre juicio contra Angel María Villar. A la Administración deportiva le toca juzgar si con todas estas irregularidades, más todas las conocidas del Tribunal de Cuentas, más la sentencia de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, el señor Villar puede seguir al frente de la RFEF. Y el 21 de noviembre, a la asamblea del fútbol le tocará decidir si Villar es el candidato que quieren que siga como presidente.