Menú Portada
En la votación, pese a ser candidato único, no le respaldó el 20 por ciento de la asamblea

Villar califica de “modélicas” unas elecciones denunciadas ante la Audiencia Nacional por corruptas

Noviembre 24, 2008

El proceso electoral de la Federación Española de Fútbol se cerró ayer en Madrid con la reelección de Angel María Villar como presidente para los próximos cuatro años. Unas elecciones a las que la oposición no acudió por considerarlas corruptas, contra la normativa electoral del Ministerio de Educación y plagadas de manipulaciones e incumplimientos. Pese a ello, Villar se atrevió a calificar de “modélico” el proceso, cuando él mismo lo violó en infinidad de ocasiones.

pq__villar-reelgido.jpg

Es lo que tiene el ostentar el poder en el deporte español, que si quieres te perpetuas como en las repúblicas bananeras. No importa si por el camino has tenido que pisar cabezas, amenazado a rivales y súbditos, y estar pendiente de que varios jueces se pronuncien sobre tu gestión, por la que estás imputado por la fiscalía anticorrupción. Nada de eso importa si sabes cómo maniatar a los que pueden hacer caer sobre ti el peso de la justicia. Villar respiró ayer públicamente por su nuevo éxito personal, aunque en la urna no había qué decidir al no haber contrincante. Con todo, el 20 por ciento de una asamblea hecha a su medida y capricho no le dio el apoyo, lo cual es significativo.
Estoy muy feliz porque el fútbol español me ha reelegido nuevamente con mayoría absoluta. Sólo esperaba que el fútbol español me reeligiera y lo ha hecho brillantemente. En el 2004 hubo un opositor y gané, pero cuando hay un candidato sólo también hay que ganar previamente y es lo que he hecho“, fueron las palabras de Villar tras el nombramiento. Y en eso hay que darle toda la razón, “ganar previamente”. Lo que no quiso explicar fue cómo logró ese triunfo antes de llegar a las urnas. Eso queda para el secreto de sumario.
Y hablando de sumarios, para que estas elecciones estén bendecidas aún falta que la Audiencia Nacional emita su veredicto, porque no se puede olvidar que están impugnadas y denunciadas por la vía contencioso-administrativa y lo que está pedido es nada menos que la anulación de todo el proceso por vulneración de la ley. Cuando la Audiencia diga no ha lugar a la reclamación, será el momento para que Villar respire tranquilo. Mientras tanto todo será eventual.
Y siguiendo con juzgados, recordemos que el próximo 9 de diciembre el vicepresidente Padrón y el administrador general Castillón tienen que acudir al Juzgado 47 de Madrid en calidad de imputados por el denominado “Caso Federación”, en el que también está imputado el propio Villar. Ya saben, porque las cuentas de la RFEF no cuadraron y algunos utilizaron presuntamente los fondos públicos como si fueran suyos.
Si no hubo otra candidatura a la elección de hoy es que los candidatos se retiraron porque no tenían posibilidades. Este es el éxito de mi candidatura. Tengo que decir que lo primero que haré es ponerme en contacto con el secretario de Estado para el Deporte para hablar del futuro del fútbol español y de esta candidatura que él siempre la ha apoyado“, fueron sus siguientes palabras. Falso lo primero y verdad a medias lo segundo. Ya saben que Jaime Lissavetzky fue el promotor de la candidatura de la oposición, pero en pleno proceso “cambió” de bando y consintió que el proceso se viera adulterado de manera bochornosa, con hasta cuatro cambios de reglamento electoral, sin que ninguno de ellos supusiera el paralizar las fechas de las votaciones.