Menú Portada

“Viernes tenebroso”

Octubre 30, 2014

Antes de ocuparnos del final del mes, que va a coincidir con el punto y final a esta propina excesiva del verano, déjenme que me acuerde de 5 niñas y de sus familias, que hace dos años se fueron a divertir, una noche de Halloween y nunca regresaron. Nuestro recuerdo y cariño. ¡Y que de una puñetera vez se haga justicia!.

Viernes, 31 de octubre, noche de Brujas, zombis y muertos vivientes que llenan las calles y restaurantes, que buen negocio y donde el tiempo es lo único que no va a ser terrorífico, salvo el viento del este, fuerza 7, riesgos costeros, en el litoral gaditano. El anticiclón nos regala la traca final dejándonos, otra jornada de cielos despejados y huevos fritos en toda España, incluidas las Canarias, done el sol volverá a ser mayoría. Pero el final del mes se va a llevar en la maleta este tiempo estival que estamos disfrutando. Noviembre se estrena con la tradicional visita a los Campos Santos y con un evidente cambio de escenario. Que comienza el sábado 1 con el anticiclón retirándose de la península y dejándole vía libre a los sucesivos frentes que van a comparecer por el atlántico. A Galicia llegarán las primeras nubes y lluvias que se van a extender el domingo 2, día de difuntos, por el noroeste, cantábrico oriental hasta el sistema frontal

La segunda gran novedad la encontraremos en el descenso de las temperaturas. Los vientos del sur rolan a norte en el cantábrico y notaremos un claro descenso de los mercurios entre 5 y 7 grados. Bilbao pasara de rozar los 30 grados a 23 de máxima, con los paraguas listos. Paso atrás también en el centro, Campillo de la Jara, Toledo de 25 grados de máxima se quedaran en 20. También aflojan el calor en Carmona, Sevilla, de 29 a unos considerables 24 de máxima para cerrar la semana. Por el levante y el mediterráneo serán donde menos se noten ni la llegada de los chubascos ni la bajada de los termómetros en unos placidos 23 grados de Calpe, Alicante.

Si me permiten un consejo aprovechen cada segundo de este primer fin de semana de noviembre donde el tiempo comienza, de veras a cambiar, hacia un invierno que se presenta terrorífico.  Son día de buñuelos y huesos de santo y es que a nadie le amarga un dulce.

“Noviembre, dichoso mes que entra con Todos los Santos, media con San Eugenio y sale con San Andrés”.