Menú Portada
Ya se les embargaron inmuebles por un valor de 5,3 millones

Victorio y Lucchino en Concurso de Acreedores tal y como extraconfidencial.com adelantó en primicia hace 15 meses

Enero 16, 2013
pq_928_VICTORIO_LUCCHINO.jpg

La empresa matriz del negocio de los diseñadores José Víctor Rodríguez Caro y José Luis Medina del Corral (más conocidos como Victorio & Lucchino), V&L Costura, Diseño y Moda, ha solicitado su entrada en concurso de acreedores. Según los diseñadores, esta empresa y otra sociedad de su propiedad, Patrimonio de Moda, han requerido la medida debido a que atraviesan “momentos de dificultad económica, fruto de la profunda crisis económica que asola el país y que ha afectado de forma muy intensa al sector de la moda, las sociedades atraviesan unos momentos de dificultad económica, como la mayoría de las empresas del sector“.

En su nota los diseñadores sevillanos aseguran que ambas sociedades presentarán “a través de los medios legales y dentro del procedimiento judicial en curso” el correspondiente plan de viabilidad “para la continuidad del negocio y la satisfacción de los créditos“. Pero lejos de esta coyuntura general desfavorable, los diseñadores ya tenían serios problemas económicos tal como adelantó en exclusiva Juan Luis Galiacho en extraconfidencial.com en octubre de 2011.

Un SMS delatador

En esa fecha, un Juzgado de primera Instancia de Sevilla admitió una demanda de Juicio Ordinario sobre reclamación de cantidad contra los modistos Victorio y Lucchino, en concreto la demanda va contra la persona de uno de ellos, José Víctor Rodríguez Caro, por el impago por la venta de dos cuadros de época del siglo XVII, donde se pueden ver los diseños de las personas de entonces.

Según constaba en dicha demanda, “el precio pactado por dicha venta fue de 20.000 euros, teniendo entregados, -mediante transferencias bancarias y entrega en efectivo-, el demandado al día de la retirada de las mencionadas piezas (28/12/2010) un total de 7.000 euros”, según resulta de la “nota de entrega” firmada por ambas partes en la que literalmente se hace constar: “Entrega de 7.000 euros a día 28/12/2010. El resto se pagará en varias entregas”. Aún cuando en la “nota de entrega” no se determinaba el plazo para el abono de la totalidad del precio, las partes –verbalmente-, habían convenido un plazo máximo hasta final de mayo de 2011, remitiendo el modisto José Víctor Rodríguez Caro un curioso mensaje SMS el día 14 de enero de 2011, a las 13,37 horas, al anticuario y que dice así:

El que me llames muchas veces no significa que te pueda pagar antes. Para mayo estará liquidado. Te iré ingresando en tu cuenta conforme me vaya entrando dinero. De momento no se mueve un euro”. En palabras de los conocidos modistos sevillanos al anticuario “a día de hoy no vendemos ni un traje”.

Embargos por 5,3 millones de euros

Victorio y Lucchino son todavía a día de hoy propietarios de varios inmuebles en Sevilla, pero cuentan con embargos que suman la cantidad de 5,3 millones de euros.  Por ejemplo, su local de la calle Sierpes, cuenta con un embargo preventivo para responder por más de un 1,2 millones de euros ante un requerimiento de la Agencia Tributaria de Sevilla. También desde la Tesorería General de la Seguridad Social se inició un procedimiento de embargo sobre un piso en la calle Boteros, de Sevilla, en reclamación de 0,8 millones de euros. A su vez sobre su local de la Plaza Nueva de la capital hispalense figura una hipoteca a favor de BBVA para responder de 3,3 millones de euros de principal. Como se observa, y ya adelantó extraconfidencial.com, la situación de los modistos José Víctor Rodríguez Caro y José Luis Medina del Corral