Menú Portada
Discutió con su novio y se refugió en un coche

Víctor Janeiro provoca una crisis en la relación de su bailarina

Mayo 23, 2010

Él sobrelleva los rumores con soberbia, mientras que ella llora sin pausa por los constantes runrunes que les arrejuntan.

pq__victor_janeiro.jpg

La decisión de Telecinco de rebautizar como ‘Más qué baile’ al programa de Pilar Rubio no pudo ser más acertada. El espacio de Gestmusic ha dejado al descubierto un sinfín de vericuetos que han dado mucho juego en el resto de programas del corazón de la cadena. Si bien es cierto que la participación estelar de Belén Esteban eclipsó, en un primer momento, a la del resto de celebrities, con el paso de las semanas más de uno logró robarle minutos de pantalla gracias a polémicas y polvaredas. Es el caso de un Víctor Janeiro al que se le arrejunta sentimentalmente con Emi, una de las bailarinas del concurso, con la que ha sido fotografiado en un sinfín de momentos y lugares. El torero, que disfruta de las mieles del éxito mientras su novia, Beatriz Trapote, sufre las hieles de una España que se le ha puesto en contra, no se pronuncia ante los incesantes rumores que le acusan de haberle sido infiel a la Trapote en reiteradas ocasiones: “Yo no hablo de mi vida privada”, dice con énfasis. Insólito, pues ya hace un tiempo que su novia y él me contactaron para que les hiciera una entrevista, en exclusiva y remunerada, en la extinta revista ‘OK’ que dirigía la inestimable Maribel Escalona. En ese momento ambos tenían muchas ganas de contar al mundo cómo era su relación y las dificultades por las que atravesaban en su convivencia con el resto de la familia. Por eso rechina ahora el cinismo enlatado del matador cuando se le increpa por los asuntos del colorín. ¡Qué cruz! Sobre todo porque, aunque dicen que es un buen espadachín en el ruedo, a Víctor únicamente se le conoce por alternar programas de telerrealidad y por ser miembro –hasta ahora no excesivamente despuntante- de un clan familiar que siempre está en el candelabro. No obstante, a pesar de que algunos le cuelguen el sambenito de zote y bobalicón, el pequeño de los Janeiro está sacando moderada rentabilidad a los comentarios, pues se lo rifan en las discotecas pandereteras para que enseñe sonrisa y muestre sus encantos sobre las tablas. Es lo que nos faltaba.
 

Rumores que matan

 
A diferencia de Víctor, quien no lo está pasando tan bien es Emi, la bailarina con la que se le relaciona. Hace unos días salieron a la luz unas imágenes en las que la morena lagrimeaba en un coche. Sola, destruida e inconsolable. Las instantáneas, tomadas a las puertas de un conocido local de Madrid donde se festejó la final de ‘MQB’, dejan patente el difícil momento por el que atraviesa. No todos asumen los comentarios de la misma manera. Y, ella, es una anónima que se ha visto envuelta en una polémica que le queda excesivamente grande. Mucho se ha especulado sobre el motivo de su lloriqueo nocturno. Me cuentan que Emi, ennoviada desde hace un tiempo, mantuvo una acaloradísima discusión con su pareja, a resultas de las habladurías que sobre ella circulan por diestro y siniestro. Su novio le preguntó abiertamente. Ella negó, pero él volvió a insistir, sobre todo porque, insisten, Víctor no se oculta cuando sale con ella de picos pardos. Tan fuerte fue la discusión que la bailarina acabó desolada en el asiento de un coche. Sus compañeros salieron a reconfortarla, pero ella no podía dejar de llorar. Seguro que, poco a poco, la situación se soluciona y vuelve a sonreír como hasta ahora.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)