Menú Portada

VENUS PRIVADA

Julio 21, 2013

Las pequeñas diosas de la sociedad de consumo aparecen muertas en los campos de la periferia, y casi siempre es inútil investigar. La ley del silencio protege a los explotadores. Pero, sin embargo, Duca Lamberti piensa que es necesario insistir: “Cada vez que se encuentra a un proxeneta, hay que aplastarlo. Pero qué quieres aplastar, querida mía; cuantos más aplastes, más habrá. De acuerdo, a lo mejor hay que aplastarlos de todas formas”.

pq_937_venus_privada.jpg