Menú Portada
Por una denuncia interpuesta contra la concejala de la Mujer, Celedonia Rúa

Varios ediles de Mijas pueden acabar en el banquillo de los acusados

Febrero 16, 2009

Una denuncia interpuesta contra la concejala de la Mujer en Mijas, Celedonia Rúa, puede acabar con varios ediles sentados en el banquillo de los acusados. La Fiscalía de Málaga, concretamente la Delegación de los Delitos contra el Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Patrimonio Histórico, ha remitido una nota informativa al concejal del Partido Popular en Mijas Manuel Navarro.

pq__manuel-navarro.jpg

La nota informativa al concejal del Partido Popular en Mijas Manuel Navarro, indica textualmente: “Vista la documentación remitida por el Negociado de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Mijas, parece deducirse que en la actuación realizada por la misma, en relación con la denuncia por J. Alcázar Pozo, no se actuó diligentemente, pudiendo los hechos ser constitutivos de un delito de prevaricación, por omisión”.
Los hechos a que hace referencia la fiscalia se remontan al año 2006, cuando parte de la oposición puso en conocimiento del Ayuntamiento la construcción ilegal de dos chalets en terreno declarado rústico por parte de la ahora concejal de la Mujer por el Partido Socialista de Mijas, Celedonia Rua Ratiño y Manuel Walls Cruz, su esposo.
Como sucede con numerosas construcciones de mijeños efectuadas en zonas rústicas, la concejal no recibió por parte del Negociado de Disciplina Urbanística el correspondiente expediente pesa a las denuncias realizadas por la oposición. Ahora, la Fiscalía de Medio Ambiente ve indicios delictivos de prevaricación por parte de los responsables municipales, no haciendo alusión a la legalidad o no de las construcciones, lo que significa un respiro para los cientos de ciudadanos que luchan por conseguir el reconocimiento a sus propiedades construidas como viviendas de uso propio en los diseminados del término municipal mijeño. Una espada de Damocles que se viene erguiendo sobre ellos de manera continua hasta tanto no se aclare en el nuevo Plan General la legalización de las mencionadas construcciones.
Es de suponer que si se ha convertido en legal la edificación de la concejal, por agravio comparativo la de los demás lleven el mismo curso. Eso sí, no haber llevado a cabo la paralización y demolición en su día de las dos viviendas construidas por Celedonia Rua y su esposo, terminará con la mitad de la corporación municipal, funcionarios adscritos a Urbanismo y arquitecto municipal sentados en el banquillo de los acusados.