Menú Portada
Ante las distintas llamadas, se ordenó un dispositivo especial de Policía y Guardia Civil

Varias amenazas de bomba hicieron peligrar el Gran Premio de Valencia de Fórmula I

Julio 1, 2010

La primera llamada fue la que alertó a las Fuerzas de Seguridad, ya que coincidió con la indicación de un lugar donde se localizó un paquete

Incluso se llegaron a controlar distintas cabinas telefónicas de la capital del Turia


El pasado domingo se celebró el Gran Premio Telefónica de Europa de Fórmula 1 que ganó el piloto alemán de Red Bull Sebastian Vettel con lo que estrenaba su palmarés y el de su escudería en el Valencia Street Circuit y lo que suponía, además, la primera victoria de un piloto europeo en el circuito urbano valenciano. A Vettel le siguieron los dos McLaren de Lewis Hamilton y Jenson Button Una emocionante carrera no exenta de incidentes y de accidentes.

El impactante accidente de Webber, que arrolló a Heikki Kovalainen (Lotus), al final de la recta larga, en el punto más rápido del circuito, alteró la carrera por completo, ya que la aparición en pista del Safety Car, por primera vez en carrera durante el Gran Premio Telefónica de Europa en el Valencia Street Circuit, provocó la parada en boxes de la mayoría de pilotos cuando sólo se habían completado 10 vueltas. El Safety Car ha sido determinante, entró en pista justo cuando el Red Bull de Sebastian Vettel, pasaba por la meta. Por detrás, Lewis Hamilton superó al coche de seguridad por lo que ha sido penalizado unas vueltas después con un drive through. Alonso se quedaba detrás del coche de seguridad, mientras que el resto de rivales que aún no habían encarado la recta de meta se iban a boxes para aprovechar el momento y cambiar neumáticos.

 Fue la tercera edición de este Gran Premio que se disputaba en el trazado urbano valenciano y que congregó durante todo el fin de semana a 162.785 aficionados, 83.433 el domingo de las carreras, tanto en las gradas como en los barcos y yates atracados en la dársena de la Marina Real Juan Carlos I de Valencia. Pero muy pocas personas se enteraron del importante dispositivo policial que, con máxima discreción, se desplegó desde el jueves y hasta finalizada la carrera. Un dispositivo mucho más numeroso.

La decisión de los mandos policiales se adoptó tras recibir una primera llamada en la que se alertaba de la colocación de un artefacto explosivo. Hasta el lugar indicado se desplazaron distintos efectivos policiales que localizaron un paquete que, finalmente, no resultó ser explosivo. El hecho cobró relevancia cuando se sucedieron distintos avisos de bomba. Según fuentes solventes consultadas por extraconfidencial.com, “la alarma saltó porque se comprobó que, por la forma de expresarse el interlocutor, y el itinerario de las llamadas, coincidían con otros intentos de atentado”.

Los responsables policiales rememoraron entonces otros sucesos similares como, por ejemplo, el intento de atentado que sufrió el Rey Don Juan Carlos I por parte del presunto etarra Javier Pérez Aldunate, miembro liberado (a sueldo), de la banda terrorista, con un rifle de mira telescópica, aunque sus planes se vieron frustrados porque, por motivos que se desconocen, el arma que le iban a enviar sus jefes no llegó. En aquella ocasión, fue en Palma de Mallorca, cuando Su Majestad asistió a una eliminatoria de la Copa Davis en la Plaza de Toros de la capital balear.

Al final, todo quedó en un susto y ni pilotos, managers y público fueron conscientes del especial despliegue policial que se ejecutó para garantizar la seguridad de todos