Menú Portada
El Juzgado de instrucción de Piedrahita falla contra el polifacético alcalde de Barco, Agustín González

Varapalo judicial contra el PP abulense por el caso de las ayudas a las parroquias “rojas”

Enero 8, 2008

El intento de asfixia económica llevado a cabo por el presidente de la Diputación de Ávila, alcalde de Barco y responsable de Asider, Agustín González, con apoyo de las más altas instituciones de la Iglesia abulense, contra las parroquias gestionadas por José Antonio Jiménez de Blas, apodado como el “cura ateo”, han quedado en nada tras el fallo judicial dictado el 17 de diciembre pasado por Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Piedrahita.

pq__Agustíngonzalez.jpg

De este modo, según explicó a nuestro periódico el propio cura, el polifacético “cacique” del PP de Ávila, conocido entre sus rivales políticos como “Topami”, ha venido negado sistemáticamente las subvenciones sociales que la Junta de Castilla y León había aprobado para las diferentes iglesias de la Cuenca del Alberche.
Sin embargo, a quien no ha podido asfixiar Agustín González ha sido a la Justicia. Y eso, siendo él la parte demandante. El pasado 17 de diciembre, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Piedrahita dio la razón a los postulados defendidos por Jiménez de Blás en lo concerniente a las ayudas sociales de Asider para la parroquia de San Martín de la Vega del Alberche.
Según asegura la sentencia, en poder de este medio, “la parte demandante concede a la parroquia de San Martín de la Vega del Alberche una subvención afectada a la restauración de la iglesia parroquial que asciende inicialmente a una cuantía de 212.507,91 euros y su concesión se formaliza mediante la celebración de un contrato de ayuda firmado por la demandante, representada por agustín González González, y la citada parroquia representada por su cura Párroco, con fecha 15 de abril de 2003.
De la prueba practicada consistente en documental (…) y testifical, se desprende que las obras de rehabilitación fueron llevadas a cabo en los términos acordados, y que una vez finalizadas las mismas fueron justificadas por la parte beneficiaria (parroquia) a través de las facturas correspondientes”. “Ello quiere decir que por la parte demandada se ha cumplido sobradamente el contrato de ayuda en su día suscrito, luego no es posible hablar de incumplimiento contractual, ciñéndonos a los términos y cláusulas del contrato suscrito”.


Absolución de todos los pedimentos formulados contra la parroquia por Asider

Por todo ello, la demanda presentada (…) en representación de Asider contra la Parroquia de San Martín de la Vega del Alberche, debe ser desestimada”, considera la jueza Alicia Manzano Cobos. Motivo por el que sentencia “que desestimando la demanda presentada por el procurador (…) en representación de Asider (Asociación Intermunicipal para el Desarrollo Rural de la Comarca barco-Piedrahita-Gredos), contra la Parroquia de San Martín de la Vega del Alberche , absuelvo a ésta de todos los pedimentos contra ella formulados, con expresa imposición de costas a la parte demandante”.