Menú Portada
La ex pareja de David Bisbal declaró como testigo del robo del móvil de nuestro colaborador Saúl Ortiz cuando este grababa imágenes comprometidas de ella

Uno de los implicados en el Caso Tablada, detenido hasta en ocho ocasiones

Julio 24, 2011

Ignacio de Gustin, hermano de la modelo Priscila de Gustin, llegó a usar dos identidades distintas

Ha sido detenido entre otros cargos por "robo con violencia", "delito contra la salud pública" y "delito por amenazas"

Elena Tablada acudió a comisaría tras recibir varias llamadas


La próxima semana será clave para el contencioso que el periodista Saúl Ortiz –colaborador de este periódico- mantiene con los amigos de Elena Tablada, conocida por su relación con el cantante David Bisbal, tras la denuncia que el primero interpuso el pasado miércoles por el robo de su teléfono móvil. Saúl, que se encontraba grabando en vía pública a una Elena tambaleante, fue agredido por sus acompañantes hasta que consiguieron arrebatarle el terminal con el que filmaba la situación. Nuestro colaborador, que durante los hechos denunciados estaba acompañado por David Valldeperas, director del programa ‘Sálvame Diario’ y por la conocida representante Pilar Yuste, declaró que sus agresores huyeron cuando les informó que la policía se estaba desplazando hasta el lugar.

Comparecencia en dependencias policiales

A pesar de que hay quien ha asegurado que Elena Tablada decidió comparecer motu propio en la comisaría de Chamartín, este periódico ha conocido que la diseñadora recibió incesantes llamadas telefónicas exigiéndole su presencia en las dependencias policiales. Elena, que aseguró estar fuera de Madrid en ese momento, se comprometió a prestar declaración a última hora del pasado jueves. Así fue. La ex de Bisbal aseguró no haberse enterado de los hechos denunciados, insistiendo en que no podía responsabilizarse del comportamiento de sus acompañantes. Sin embargo, las incontables contradicciones de los implicados en el suceso, han obligado a fijar la celebración de un juicio rápido que tendrá lugar en los próximos días para determinar, entre otros aspectos, quién se llevó el teléfono controvertido. Será prueba irrefutable el resultado de la investigación de la ruta que siguió el terminal, gracias al dispositivo GPS que tienen los teléfonos de sus características.

Advierten que será apasionante. De hecho, el joven que fue detenido tras el forcejeo, tiene un pasado policial absolutamente revelador. Ignacio de Gustin es un viejo conocido para los policías. Tal y como consta en su expediente policial, el hermano de la modelo Priscila de Gustin cuenta en su haber con hasta ocho detenciones: por un delito de robo con fuerza en las cosas ordenado por la plantilla de la Comandancia de la Guardia Civil; por un delito de amenazas ordenado por la plantilla de la Policía Científica de Sevilla y por un delito contra la salud pública y el medio ambiente, entre otros. No sólo eso, según ha podido conocer este periódico, Ignacio usó dos USAS o identidades distintas en algunas de las citadas detenciones. Se entiende, por tanto, que la candidez que algunos han querido adjudicarle no se corresponde con la realidad.