Menú Portada
Tres agentes se enfrentan a 15 años de cárcel por acabar presuntamente con la vida de un supuesto delincuente y herir a otro en el marco de una persecución que se produjo en noviembre de 2011

Uno de los delincuentes a los que la Policía Municipal de Getafe disparó es reincidente y será juzgado en abril por estar implicado, junto a dos compinches más, en un homicidio imprudente

Marzo 15, 2015

Roberto García Castillo, que sobrevivió a los disparos de los Municipales de Getafe, tendrá que declarar por otra muerte con robo y persecución el próximo día 15 de abril en el Juzgado de lo Penal nº 3 de esta localidad


Roberto García Castillo, el delincuente que sobrevivió a la persecución policial de los agentes municipales de Getafe, que les embistió con el vehículo robado resistiéndose violentamente a su detención y que resultó herido por los disparos de la Policía, tiene previsto juicio el próximo 15 de abril ante el Juzgado de lo Penal nº 3 de Getafe, implicado en un homicidio imprudente por atropellar a un ciudadano al que robaron una furgoneta y le atropellaron matándole, si bien en este caso el conductor era un compinche de Roberto Garcia Castillo

Estos días se celebra el juicio contra tres Policías de Getafe, que se enfrentan a 15 años de cárcel por acabar presuntamente con la vida de un supuesto delincuente y herir a otro en el marco de una persecución policial que se produjo el 21 de noviembre de 2011. Antonio Miguel G. M., Oscar Daniel C. U. e Ismael G. M., son juzgados estos días en la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de homicidio y un delito de homicidio en grado de tentativa.

Según la investigación judicial, los tres miembros de la Policía Local de Getafe recibieron un comunicado de la emisora central para informales de que un compañero de servicio había observado como dos individuos introducían a un tercero a la fuerza en la parte trasera de un vehículo marca Citroën C-3 en una vía pública de la localidad madrileña. Los tres agentes se personaron en el lugar para dar auxilio y cobertura al agente que había dado el aviso. Se inició entonces una larga persecución por la carretera con dirección a Madrid capital.

Demasiados antecedentes

Ya en Madrid, los agentes conminaron entonces a los ocupantes a que detuvieran el vehículo y descendieran del mismo, momento en el que el conductor del Citroën, Roberto García Castillo, haciendo caso omiso de las indicaciones policiales, realizó una brusca maniobra de marcha atrás colisionando con uno de los vehículos policiales. En ese momento, se produjeron los disparos; algunos de ellos impactaron en el copiloto del vehículo,que se había dado a la fuga. El herido fue trasladado a la UCI de un Centro Hospitalario donde falleció el 22 de noviembre de 2011.

También resultó herido el conductor del Citroën, Roberto García Castillo, quien sufrió una herida por arma de fuego frontal derecha con destrucción parcial del pabellón auricular. Se da la circunstancia que este presunto delincuente también está acusado de otra persecución con muerte ocurrida el 14 de enero de 2011 en la Avenida de las Palmeras, de la localidad madrileña de Parla.

Según el informe fiscal al que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, Roberto García Castillo, junto a otros dos compañeros –Juan Manuel Riquelme y Eloy Guerrero Arrogante-,”que se hallaban bajo los efectos de las drogas que habían ingerido, puestos de común acuerdo, en ejecución de un plan preconcebido y con ánimo ilícito de enriquecimiento”, intentaron robar una furgoneta de reparto de prensa matando a su conductor Mariano Merino, de 44 años, casado y con dos hijos, que resultó atropellado por el propio vehículo en su huida. Los delincuentes pretendían llegar hasta la Cañada Real para vender allí la furgoneta robada.

Ahora, Roberto García Castillo, el delincuente abatido por la Policía Municipal de Getafe, tendrá que sentarse de nuevo en el banquillo de los acusados como coautor de un delito de hurto y un delito de omisión al deber de socorro en ese homicidio. Un juicio que se celebrará una vez concluya la vista oral que estos días tiene sentado a Roberto García Castillo por otra persecución, esta vez con los Policías Municipales de Getafe.

 
Juan Luis Galiacho
juanluisgaliacho@extraconfidencial.com
@jlgaliacho