Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Una youtuber arrasa linchando a Carlota Corredera, TV3 abochorna con una campaña que provoca las denuncias de Ana Rosa Quintana y Carles Francino y García Ferreras abandona su programa para viajar a Cardiff como VIP para ver la Champions

Junio 5, 2017
youtuber corredera

El vídeo que ha arrasado este fin de semana tiene dos protagonistas: la famosa youtuber conocida por el sobrenombre Soy una pringada y la presentadora más egocéntrica de nuestra televisión, Carlota Corredera. El aplaudido monólogo no tiene desperdicio: “Esta señora era una gorda que era regidora del Sálvame y que estaba siempre detrás de las cámaras porque claro, estaba gorda y estaba como acomplejada. Pero luego dijo voy a adelgazar 60 kilos y voy a hacer como que nunca he estado gorda, pero a la vez me voy a lamentar mucho de lo gorda que he estado, en plan supervíctima”.

En el vídeo se destaca que Carlota explicó en una revista que su “marido nunca me hizo sentir mal por mi peso”. Y su enemiga le contesta con ironía: “¡Uf que santo tu marido eh, que no te llamaba puta gorda dándote con un palo en la tripa¡ ¡Qué guay, qué tolerante! ¡Qué buen hombre! Esta tía es muy victimista (…) ¿Por qué tu marido tiene que hacerte sentirte mal por tu peso, Carlota Corredera? ¿Igual es que era una gorda acomplejada que tú misma piensas que por ser gorda no mereces vivir?”. Y añade: “Ahora va de ‘viva lo curvy’. Chica, acabas de adelgazar 60 kilos. ¿Por qué no lo decías con 130 kilos? Igual era lo suyo. Si adelgazas muy bien, si te quedas de gorda también, pero no puedes ser una hipócrita. ¿Por qué no te quedaste gorda si tanto te gustaba lo curvy? Chica, ser gorda es un sentimiento”. Además, denuncia que odia el programa Cámbiame, que presenta la gallega: “No hay programa más miseria humana, para mal, en el mundo”. Y por último la tilda de “gorda traicionera” por su actitud tras haber adelgazado 60 kilos.

TV3 abochorna

La televisión pública catalana lanzó una infame campaña anti madridista con el lema “evitar lo inevitable”. La televisión pública catalana, acusada de múltiples campañas en favor de la independencia, con un gasto de personal superior al de Atresmedia y Mediaset juntas y con un presupuesto anual de 230 millones de euros, se posicionó a favor de la Juventus en la final de la Champions League que emitió junto a Antena 3 este sábado. Carles Francino, ex presentador de TV3 y actual estrella de la SER, denunciaba sin ambages la actitud de su ex casa: “Hace justo una semana se emitió un capítulo de Ochéntame en TVE dedicado a los 25 años de los JJ.OO. de Barcelona 92 que resultó emocionante, conmovedor. Instituciones, partidos políticos y sociedad civil pueden conseguir grandes objetivos si se trabaja en común y sobre todo, si se hace con respeto. Hoy traemos, por desgracia, un ejemplo de todo lo contrario. A mí me duele de manera muy particular, porque trabajé 20 años en TV3, conservo muchos amigos de su etapa y considero que a lo largo de su historia la televisión pública catalana ha hecho cosas muy buenas, otras no tanto, y algunas horrorosas. La de hoy creo que entra en esa categoría”.

El presentador de La Ventana dice que “el vídeo no deja lugar a dudas. Resulta evidente cuál es el enemigo. Si esto lo hace un periódico, una radio o un canal de televisión privados me parecería igual de nefasto y de ridículo, porque creo que tiene mucho de parvulario, pero allá ellos. Sin embargo, TV3 es un medio público sufragado con los impuestos de los aficionados del Barça, del Madrid, del Espanyol… que por cierto son, por este orden, los equipos con más seguidores en Cataluña. ¿Es esta la función de un medio público? Embroncar, liarla, crispar… ¿Es este el clima que necesita el momento actual del deporte, o lo que no sea el deporte? ¿Nos hemos vuelto locos? ¿Alguien está seguro de que los seguidores del Barça estamos de acuerdo con esta patochada? Aquí tienen uno que no, en absoluto. Lo grave es que no se trata de una anécdota, ni de una travesura ni de que alguien se pasó de frenada. Responde a algo más profundo y preocupante, la puñetera manía de “nosotros y ellos”, de “amigos y enemigos” que lo impregna todo. Yo soy catalán, del Barça y de TV3, pero no me siento representado por nada de esto. Creo que algunos están dibujando una tele y un país donde cada vez cabe menos gente. Este anuncio me parece de tarjeta roja”.

Ana Rosa Quintana tampoco se cortó: “El polémico spot completa la indignación por la televisión pública catalana, en TV3. Hay algunos que opinan que incita a la separación y al odio al contrario. En el vídeo se aprecia claramente y como se posicionan a favor de un equipo extranjero antes que a uno español. Vamos, que al final van con la Juve. Aquí cada uno es de un equipo y uno no quiere que el rival gane la Copa. Pero de ahí a apoyar a un equipo en una televisión pública. Es que estamos hablando de una televisión pública, no de una pandilla de amigos. TV3, que es una televisión que pagamos todos, está lanzando continuamente el mismo mensaje, que es la independencia”.

Ferreras se ausenta del trabajo para viajar a Cardiff

El partido congregó en Antena 3TV a más de ocho millones de espectadores y un 55% de share, pero algunos no se conformaron con verlo por televisión: Antonio García Ferreras viajó a Cardiff e incluso entró telefónicamente en La Sexta para pedir que no hubiese ni prórroga ni penaltis, como así sucedió. Tampoco faltaron a la cita Jiménez Losantos, Luis Herrero, Manu Carreño, JJ Santos, José Ramón de la Morena, Antonio Jiménez, aunque Ferreras siempre destaca porque, no solo no presentó el viernes Al rojo vivo, faltando del trabajo para irse al fútbol, sino que entró por teléfono con Cristina Pardo para ejercer de comentarista futbolero. El director de La Sexta disfrutó del fútbol, seguramente con una camisa blanca para celebrar el triunfo de su equipo, y este domingo presentó desde Londres un especial sobre los atentados con su habitual camisa negra.

Javier Cárdenas vuelve a cargar contra Rufián

No le ha sentado bien a Javier Cárdenas que el diputado independentista Gabriel Rufián denunciase su renovación por TVE, contrato por el que facturará 2,4 millones de euros. Y este vienes aprovechó su programa en Europa FM para cargar contra él: “No he contestado nunca, pero ayer ya no pude más. Hay un tal Rufián, un político que habla de la misma forma que piensa, y no puedo decir más. Hace poco criticó a Inditex y fue al programa de Risto vestido de Zara, eso ya deja claro su grado de inteligencia. Levanta la senyera como un loco, cuando toda su vida ha sido todo lo opuesto, y lo sé porque conozco a todo su entorno, pero ve ahí una cantidad de negocio increíble. Me fastidia que engañe de la forma en la que engaña a toda esa gente que se lo cree. Él no piensa así, pero ve un negocio y se ha radicalizado. Juraría que la SER y TVE son cosas diferentes. A mí me han renovado, no para echar a Gemma Nierga de la Cadena SER, que no son la misma empresa, pero claro… Qué se puede pedir a un tío con esa inteligencia”.

Cárdenas denunció que Rufián pide la independencia no por convicción, sino por negocio: “Este tío nunca ha pensado de manera independentista, pero ¡ay amigo!, qué bien se vive cuando tienes un sueldazo paseando la bandera independentista. Lo fuerte de este tipejo, es que uno de sus filas ha dicho públicamente que los funcionarios van a sufrir como no apoyen la bandera independentista. Él en vez de salir y decir que piensa diferente, se calla y no se atreve a decir nada a su compañero (…) A Gemma Nierga no la han renovado en una cadena de radio, y a mí me han renovado en un programa de televisión. Son cosas diferentes. En radio, que compito precisamente con ella, nos va muy bien. Eso es de querer mezclar todo el rato el pensamiento único. Céntrate en la política, que por cierto, lo haces muy mal. Si quieres una guerra conmigo te aseguro que estaré encantado. Mientras tú piensas una cosa yo he pensado 25, eso sí, tú siempre con papel, porque si tienes que improvisar nene, como yo hago durante 3 horas en el programa, vas fino”.

El locutor remataba el asunto: “El día que tú tengas la valentía nene, que te faltan muchos potitos, de decirle a Lluís Llach que sus palabras son una vergüenza, la gente te tendrá un poquito de credibilidad. Yo tengo paciencia, pero todo lo que tengo que decir de ti y de tu pasado, macho… ¡ostras! (…) Estoy feliz de ver cómo a algunos les ha jodido la renovación de Hora punta. Uno de los motivos por los que he decidido continuar ha sido especialmente por ellos”.

Jorge Higueras