Menú Portada

Una lágrima cayó en la arena

Agosto 31, 2014

En la arena de España entera. A más de uno se le ha escapado alguna lagrimilla al despedirse de la playa, de la pandilla del pueblo, de la piscina, de las siestas veraniegas a la sombra de los pinos o de esas tardes de verbena y limonada.  Otros lloramos al amigo Peret. Para muchos se acabó la rumba del verano y toca volver al tajo, para otros es el inicio de unos días de descanso merecido tras un verano “algo extraño” en el tiempo, donde el calor ha venido por oleadas, a tirones. No ha sido un mes de agosto de canícula permanente, salvo dos o tres días  en el interior este de Valencia donde se superaron los 43 grados, la semana pasada  y en el  valle del Guadalquivir, lugar de refugio del calor.

Lunes, 1 de septiembre, con un verano que no ha dicho su última palabra. El mes de estrena con mucho calor sobre todo en el tercio norte, donde se activan las alertas amarillas por altas  temperaturas que van a superar los 38 grados, al sur de Lugo e  interior de Orense. Los valores serán muy altos al sur de Madrid, 36 grados, al igual que al oeste de Extremadura. Córdoba y Jaén volverán a rozar los 40 grados.  Las altas presiones siguen mandando sobre la penínsulaJornada debandera en las costas del cantábrico, que despertará algo cubierto pero levantará enseguida. Las nubes se irán acumulando hacía el este. Brumas mañaneras en el estrecho y en las costas malagueñas, al igual que en el norte de las islas Canarias. Pueden caer algunos chubascos débiles en Baleares y en el interior de Valencia. Tendremos que estar muy pendientes de la tramontana que soplara con ganas en Gerona y el levante ser irá animando en las costas andaluzas. Arranca con muchas ganas septiembre y con mucho  calor, que a la mayoría les va a pillar en la oficina y con el aire acondicionado. Quien no se consuela…

El trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer.