Menú Portada
Comparte la propiedad de la sociedad Dumas XXI SL

Una empresa socia de Francisco Rivera recibió préstamos de forma irregular

Marzo 10, 2010

Los negocios inmobiliarios no pasan por su mejor momento y si no se elige bien compañero de viaje se puede pasar por mayores problemas. Eso debe pensar Fran Rivera, amigo de aventuras empresariales compartidas y de lo más variado, viendo como el Administrador de la sociedad Dumas XXI SL se le acusa de concederse créditos desde su empresa matriz de forma irregular.

pq_923_Francisco-Rivera2.jpg

La sociedad Dumas XXI SL, fue constituida en junio de 2000 con el objeto social de construcción y promoción por cuenta propia, la compra, venta, administración y explotación en arrendamiento de locales comerciales, garajes y viviendas, tanto de venta libre como de protección oficial.

La empresa tiene dos socios, la sociedad de Francisco Rivera, Bari 2005 SL y la sociedad SH Villamoura SL. Mientras la primera, que tiene un 50% de participación,  lleva todos los últimos ejercicios en pérdidas, la segunda no pasa ni mucho menos por sus mejores momentos.

Administrada por Juan Carlos Escribano Cárcel, el cual también dirige la sociedad mixta con el torero, este ha sido acusado de graves irregularidades que le obligaron a convocar junta de accionistas de su sociedad matriz, Portobelo 1998, S.L. hace apenas un mes.

En esta junta extraordinaria celebrada el pasado mes de febrero se debía informar sobre la causa de las sucesivas entregas de dinero a favor de las sociedades Polo Bay,S.L. y Grupo SH Vilamoura, S.L., esta socia de Francisco Rivera,  realizadas por Portobelo 1998, S.L., y contabilizadas por ésta como préstamos, así como ejercicio de las acciones encaminadas a la reclamación de la inmediata devolución de dichos importes más los intereses devengados por los mismos.

Igualmente supuestamente también se camufló entregas de dinero a favor de las sociedades en concepto de gastos de gestión, que también se reclamarán.

La consecuencia de todo ello es la petición de exclusión y cese del socio actual y administrador único de la sociedad, Juan Carlos Escribano Cárcel, por razón de la infracción de la prohibición de incompatibilidad establecida en el artículo 65 de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada y designación de nuevo administrador único que lo sustituya, lo que llevará a también a cambiar de Administrador de la sociedad conjunta con Francisco Rivera y quien sabe si también responsabilidades en esta.

Futuro más que incierto

En esta junta se abordó la posibilidad del ejercicio por la sociedad de cuantas acciones legales se deriven de lo acordado en los puntos procedentes  e incluso analizar la conveniencia de proceder a la disolución de la sociedad y posterior apertura de fase de liquidación.

A partir de aquí se abren varias incógnitas ¿Se disolverá la sociedad conjunta? ¿Estos fondos financiaron de forma directa o indirecta a la empresa en la que Francisco Rivera es accionista? Lo que si queda claro, es que para los negocios, hay que elegir bien el compañero de viaje.