Menú Portada
Atracan a sus víctimas tras realizarles una falsa prueba de alcoholemia

Una banda de delincuentes rumanos se hace pasar por guardias civiles en carreteras españolas

Junio 8, 2009

Una peligrosa banda de origen rumano actúa en las carreteras secundarias españolas desde hace más de un año, haciéndose pasar por guardias civiles. Varias víctimas han interpuesto denuncias, pero la movilidad de los delincuentes no ha permitido aun su detención. La Policía española está tras la pista de esta banda, en la que pudiera haber también delincuentes de otras nacionalidades, todas ellas del Este europeo.

pq__g_civil.jpg

Al parecer, la banda se disfraza con uniformes de la Guardia Civil, incluidas armas y tricornios, y coches pintados de verde y blanco. Dado que el camuflaje no es perfecto, no actúan con la luz del día. El modus operandi consiste en dar el alto a un vehículo, haciéndolo parar en el arcén, supuestamente para hacer un control de alcoholemia. El resultado del test siempre es positivo, se haya bebido o no. Ante las protestas del conductor se procede a hacer un segundo control, pero ahora no ya con el aparato portátil sino con otro fijo que se encuentra en el vehículo de los falsos agentes.

Una vez dentro del coche proceden al robo, tanto en el coche como a la propia víctima encerrada en el falso vehículo policial, utilizando incluso las tarjetas de crédito en el acto. En algunas ocasiones se han dado casos de violencia contra los que se resisten.

Ni la Guardia Civil ni la Policía Nacional hacen bajar de un coche a su conductor, por medidas de seguridad, y mucho menos pide que entres en un vehículo oficial. Se trata de una norma de conducta obligada en los agentes que no pueden vulnerar para no incurrir en defectos de forma a la hora de realizar una denuncia.
Ojo avizor pues para no ser víctima de una de estas bandas llegadas al calor de la inmigración y que no reparan en el uso d la violencia para obtener sus objetivos.