Menú Portada
EMPLEO, PARO Y PENSIONES (I)
El aumento del desempleo en los siguientes meses agravará la situación

Un total de 17,5 millones de españoles en activo pagan a 14,8 millones de pensionistas o desempleados

Febrero 21, 2010

Supone un desproporcionado ratio de 0,84 personas soportadas por cada trabajador

Si tenemos en cuenta los 3,1 millones de funcionarios, cada trabajador del sistema privado financia a 1,24 personas pagadas por el Estado

Mañana, CC.OO. y UGT se manifiestan en contra del aumento de la edad de jubilación


¿El sistema español de pensiones es sostenible o no? Esa es la cuestión. Para los sindicatos mayoritarios lo es y la situación no es tan grave. Eso sí, no se movilizan para protestar por los más de 4 millones de desempleados y sí lo hacen en contra de que la edad de jubilación suba a los 67 años. El 23 de febrero, a las 19 horas, de Neptuno a Sol en la capital de España, CC.OO. y UGT han convocado la primera movilización dentro de la campaña convocada por las confederaciones de ambos sindicatos a nivel nacional, contra el retraso de la edad de jubilación a los 67 años. Ambos sindicatos consideran que en el tema de las pensiones no se puede poner el acento sólo en el gasto, sin tener en cuenta los ingresos y, por tanto, el resto de elementos que inciden en el sistema de la Seguridad Social. En la actualidad hay un tercio más de población trabajando que hace quince años.

Sencillamente, los sindicatos destacan una parte del sistema: un 33% son más los que pagan, pero se olvidan que en esos 15 años han aumentado los pensionistas un 50%, a lo que hay que añadir millones de prestaciones por desempleo que ha creado la situación de crisis y que, lejos de desaparecer, irán aumentando (se calcula que 300.000 más en los próximos meses), mientras que otras que se extingan se convertirán en prestaciones no contributivas.

Tampoco los sindicatos tienen en cuenta lo que prácticamente la totalidad de organismos extranjeros y nacionales pronostican sobre la economía española, años en los que el escaso crecimiento apenas generará empleo, pero sí pensionistas a medida que lleguen a su edad de jubilación.

Cobertura insoportable

Los datos actuales, como podrán comprobar en el cuadro adjunto, hablan por sí solos. La cobertura en número de personas refleja que hay 14,8 millones de personas soportadas, que reciben algún tipo de prestación o subsidio y 17,5 millones las que pagan.

Es decir, un ratio de soportado/cotizante de 0.84; dicho de otra manera, cada cotizante paga un 0,84 de otra persona. Una cobertura excesiva. Suponiendo que los jubilados se mantengan, que entren a cobrar la pensión los mismos que fallecen (cosa normal en estas cohortes de población), a finales de este año habrá 15,1 millones de personas soportadas de alguna manera y 17,2 millones de cotizantes. El ratio soportados/cotizantes pasará de 0,84 a 0.87. Si, como es razonable pensar, no se crearán puestos de trabajo tampoco en 2011 el ratio se acercará al 0.9. Por tanto las medidas no pueden ser sólo de subvención sino que habrá que crear puestos de trabajo para cambiar esta tendencia.

El sector privado soporta al sector público

Estimular de verdad al sector privado, a las pymes para que les llegue de verdad los créditos, a los autónomos para que no abandonen sus actividades, para que cobren sus facturas. Es la mayor víctima de la crisis y la que sostiene y sostendrá nuestro Sistema Público de Pensiones. Y es que mientras que el número de desempleos en la empresa privada ha caído, el de funcionarios no ha descendido en los últimos años.

Si restamos el número de personas que trabajan para las Administraciones Públicas a las personas trabajadoras y sumamos a los que perciben prestaciones del Estado nos damos cuenta del enorme peso de los pagos del Estado y de cuál es el esfuerzo que el sector privado tiene que hacer para soportar la economía.  Con los  3.1 millones de empleados públicos el ratio de cobertura soportados + empleados públicos/cotizantes privados a nivel nacional es de: 17,9/14,4 = 1,24. Es decir, cada cotizante del sector público paga 1,24 personas entre soportados y empleados públicos.

Dos años en plena crisis, cuatro millones de desempleados y los sindicatos no se preocupan por lo que verdaderamente importa: crear trabajo que sostenga nuestras pensiones.