Menú Portada
Nuevas denuncias sobre las actividades de AFAL llegan a Extraconfidencial.com

Un relato dramático ante la indiferencia y la ceguera de la Justicia: internamiento involuntario de dos ancianos

Julio 11, 2014

Las peticiones de los afectados por declarar ante la Fiscalía han sido negadas reiteradamente

pq_929_moix.jpg

Nuevas denuncias han llegado la redacción de Extraconfidencial.com sobre las presuntas irregularidades cometidas por la Fundación AFAL. Una de ellas es la de Francisco Palonio sobre la tutela de su madre, Josefa Monterroso, que por la gravedad de lo narrado reproducimos textualmente:

Vivíamos en casa, mis padres y yo. Mis hermanas se habían marchado. La mayor hace 20 años que se casó, y la pequeña, hacía casi un año que se había ido a vivir con su novio. Yo estaba cuidando de mis padres, compaginándolo con mi trabajo como abogado. 

Como mi padre tiene aplastamiento de 2 vértebras lumbares, solicitamos a los Servicios Sociales de Chamartín(Madrid), una subvención, para pagar a 3 Auxiliares que venían a casa 3 horas al día, para levantarlo, ducharlo, prepararle el desayuno, la comida del mediodía, y por la noche para acostarlo.

Como se iban haciendo mayores, mi padre 86 años, y mi madre, 78, y con deterioro cognitivo leve, según los neurólogos, aunque hacía todas las actividades de la casa sin apenas ayuda, decidieron vender un piso que tenían en Gandía para poner a una chica interna que me ayudase a cuidarlos. Por la venta de dicho piso, recibieron 90.000 euros.

Los Servicios Sociales del Distrito de de Chamartín, en Madrid, emitieron un informe, en el que se dice que recomiendan para ellos una Residencia, sin consultarlo con mi padres ni conmigo.

La Fiscalía de Incapacidades de Madrid, en Octubre de 2012, presentó dos Demandas de incapacitación contra mis padres, aportando en ellas dos informes médicos municipales, del Distrito de Chamartín, donde se dice que ambos tienen probable deterioro cognitivo, que deben ser valorados por Neurología. Las dos demandas se tramitan en el Juzgado de Primera Instancia nº. 65 de Madrid, aunque lo correcto es que se hubieran turnado al Juzgado de Primera Instancia nº 78 de Madrid, donde 4 años antes, se interpuso por la Fiscalía otra demanda de incapacitación contra mi madre. (Proceso en el que finalmente se acordó por Su Señoría que no había lugar a incapacitarla).

La ceguera de Su Señoría

Como hijo, interesado para que en caso de que los incapaciten, como es lógico, se me nombre su Tutor, me persono en ambos procedimientos de incapacitación, incluso solicito una entrevista con la Jueza del Juzgado 65, para decirle que las necesidades que tenemos son una silla de ruedas para mi padre, otra silla giratoria para la bañera, y una chica interna, para que estén cuidados todo el tiempo. A lo que me contesta Su Señoría que eso no ve que tenga mucha importancia.

A los pocos días de esto, sobre el 9 de junio de 2013 se presentan sin avisarnos, cuando estaban mis padres solos en casa, la trabajadora Social, la Psicóloga del Juzgado de Primera Instancia nº 65 de Madrid, y una Trabajadora Social de los Servicios Sociales del Distrito de Chamartín. Presentan un informe en un folio, donde se dice que el cuarto de baño no estaba muy limpio, que mi padre tenía dificultades para desplazarse por la casa, debido a su aplastamiento vertebral, que había una bolsa de basura en el suelo de la cocina con mal olor, y poco más.

Informe que no se ajusta del todo a la realidad, pues habiendo 3 auxiliares al día no es posible que el cuarto de baño estuviera sucio. Como mi padre usaba sonda vesical para orinar, y usaba pañales por la noche, mientras se baja al contenedor comunitario, puede que haya mal olor, pero eso es inevitable.

Pero antes de que se cite a las partes para la Vista y proposición de prueba, de este procedimiento principal, Interpone la Fiscalía de incapacidades de Madrid otras dos demandas de Medidas Cautelares, contra mis padres sin que exista una situación de urgencia o necesidad, como exige la Ley.

De dicha demanda de Medidas Cautelares, no se ha traslado a la parte demandada, solo se le comunica que se han interpuesto dichas Medidas Cautelares por la Fiscalía, solicitando el ingreso involuntario de mis padres, y que se nombre Tutor provisional a la Entidad tutelar Afal Futuro, y se les entreguen los 86.385 euros que quedaban en la cuenta de mis padres, procedentes de la venta del piso, una vez pagados los impuestos.

Se cita a los Procuradores de mis padres, y a mi Procurador, por fax, y con uno o dos días de antelación, no a través del salón de Procuradores. De hecho, la Letrada de mi padre, no tuvo conocimiento de dicha citación, y no se presentó a la Vista, pero aun así, se celebró, pese a pedir la suspensión. Se interpuso Recurso de nulidad de actuaciones, que fue desestimado por el Juzgado.

A la Vista de Medidas Cautelares, asistieron Su Señoría, la Fiscal Jefe de incapacidades, Dª. Nuria López-Mora y la Letrada de Afal Futuro, Dª. Mercedes Díaz Mayo. La Letrada de Afal, convenció a mis dos hermanas (que no vivían en el domicilio de mis padres), para que dijeran en ambos procedimientos que no quieren ser Tutoras de sus padres, y que yo, tampoco fuera nombrado Tutor, y así contestaron cuando la Jueza les preguntó.

Como mis padres no asistieron a la Vista de las Medidas Cautelares, porque no querían que los incapacitasen, se personaron 2 horas después la Comisión Judicial, formada por la Jueza, la Secretaria Judicial y la Médico Forense del Juzgado en el domicilio de mis padres. Les hicieron preguntas sencillas, como que dijeran el nombre del Rey de España, del Presidente del Gobierno, que fueran restando del 10 al 0 de 2 en 2, les pusieron una suma sencilla, les hicieron dibujar una esfera del reloj, y dibujar las agujas en la hora que les indicaron. Estas pruebas las hicieron bien al menos en un 90%.

Al día siguiente, a la Vista, el día 29 de julio de 2.013, se dictan Autos por el Juzgado, acordando el internamiento involuntario de los demandados, se nombra Tutor Provisional a Afal Futuro, y se autoriza para que administre los 86.385 euros que había en la cuenta de los demandados, procedentes de la venta del piso.

La representante de Afal futuro, Dª. Mercedes Díaz Mayo, nos comunica que mis padres van a ser ingresados por la fuerza, en la Residencia Pinar de Aravaca, lo que así sucede el día 9 de agosto de 2.013. Por esa fecha, teníamos programadas las vacaciones, pues yo llevaba a mis padres de vacaciones todos los años a la playa, y no pudimos disfrutarlas por culpa de estos dos procedimientos judiciales.

A la Residencia privada, “ Pinar de Aravaca”, por la que al parecer han estado pagando unos 4.200 euros mensuales, Gastándose en 10 meses más de la mitad de los 86.000 euros de los demandados.

Las facturas de la Residencia Pinar de Aravaca no las cobran a mis padres, sino que le facturan a AFAL, y AFAL factura a mis padres. De momento, el IVA se pagó dos veces, e imagino que AFAL cobraría algo de comisión. Lo sabremos si presentan las cuentas con claridad. Yo presenté en la Fiscalía un presupuesto de gastos, con una auxiliar interna en casa, y con los 86.000 euros más la pensión de mis padres, había dinero para cuidarlos al menos 6 años.

La comunicación de AFAL con los hijos de los demandados es prácticamente nula, pero además, impiden a la Residencia que nos den información alguna acerca del estado médico de nuestros padres. Prohibiéndole a la Residencia que nos entreguen sus informes médicos, ni ningún tipo de información. Ni nos entreguen las facturas que le cobran a Afal.

Tampoco se preocupan por mis padres, no van a verlos nunca, a ver si necesitan algo, se ocupan de distanciarlos de nosotros, de no respetar sus derechos humanos. Dª. Mercedes Díaz Mayo, no deja salir a mis padres de la Residencia ni siquiera unas horas, a ver a sus amigos, ni de vacaciones. El trabajo de la Tutora, es romper las uniones de los Tutelados con sus hijos, sus familiares y sus amigos.                        

Especialmente mi madre, con 78 años, y coherente, está siendo maltratada psicológicamente, pues en todo momento dice que se quiere ir a su casa, irse de vacaciones, etc. 

La conclusión que se saca de todo esto es que las personas implicadas en esto, desconocen que existen los Derechos Humanos. Han destruido una familia sin que ello les haya producido resentimiento alguno como persona. No podía imaginar que en un país que se declara democrático y defensor de los Derechos Humanos pueda pasar esto”

Estos denunciantes han pedido declarar ante la Fiscalía de Madrid sin lograrlo hasta el momento, pese a lo anunciado por su fiscal jefe Manuel Moix de llamarlos a declarar.

J.L.G.