Menú Portada

Un perro dispara con una pistola a un repartidor pizzas en Estados Unidos

Diciembre 17, 2015
repartidor-pizza

Los incidentes con armas de fuego están a la orden del día en Estados Unidos, pero uno de los últimos es más que sorprendente por sus protagonistas. El extraño suceso acaeció en la ciudad de Toledo, pero no en España, en la homónima del Estado de Ohio, Estados Unidos. Según informó el canal local de televisión WTOL, un repartidor de pizza se dirigía a entregar un pedido cuando recibió un disparo en la pierna, pero no de un atracador, de un perro que vivía en el domicilio de entrega del pedido.

La herida, que afortunadamente no fue de gravedad, fue provocado cuando de forma accidental el perro tiró una pistola cargada que se encontraba encima de una mesa. Afortunadamente el hombre podrá como anécdota y no pasará como una de las muertes más absurdas por culpa de un dueño que no guardó con la debida precaución un arma cargada.

No es un caso único

Pero aunque parezca mentira no es el único caso similar. Hace apenas 11 meses, Allie Carter salió a cazar con su perro, un labrador marrón, en Tri-County, un área de caza y pesca situado a 225 kilómetros al norte de Indianápolis, Indiana, un estado del medio oeste de Estados Unidos.

El plan era cazar aves acuáticas, contó tras al incidente al agente de conservación Jonathon Boyd. Pero todo se torció. La mujer de tan sólo 25 años contó que en un descanso, apoyó su escopeta de calibre 12 sin seguro en el suelo. El perro, que curiosamente se llama Trigger, gatillo en castellano, pasó encima de ella, pisando el gatillo y disparando al pie a la dueña.

De nuevo la culpa fue de la imprudente humana, que ni siquiera había hecho un curso de educación para cazadores. Como “castigo” se llevo heridas en los dedos del pie izquierdo por la que fue dada de alta a los pocos días. La lección es clara, es el humano el culpable de que un inocente perro acabe usando accidentalmente un arma de fuego.