Menú Portada
Una persona del mundo del toro dispuesta a hablar

Un nuevo frente se abre para Jesulín de Ubrique

Junio 30, 2010

Jesulín de Ubrique puede tener de qué preocuparse. Un viejo conocido está dispuesto a tirar de la manta, saltar a la palestra y explicar lo que todavía no se ha contado.

pq_922_jesulin.jpg

Éramos pocos y parió la abuela, que dice el dicho. Jesulín de Ubrique monta un circo y le crecen los enanos. Tras las últimas y polémicas apariciones televisivas de las supuestas amantes del matador, la guerra continúa. Si resultó sorprendente el testimonio de Verónica Salas, que grabó a una mujer que pregonaba ser “la otra”, me aseguran que lo más impactante todavía no ha llegado. Un miembro activo del mundo del toro amenaza con saltar a la palestra televisiva para poner los puntos sobre las íes. Es un hombre de mediana edad y fuerte carácter que está dispuesto a tirar de la manta. No tiene miedo a nadie ni a nada. Está dispuesto a hablar sin tapujos, con coherencia y sin titubeos. Me cuentan que Miguel –así es como se llama- quiere desvelar aspectos desconocidos de la relación del diestro con su mujer, María José Campanario. No sólo eso, pues me cuentan que está deseoso de explicar cómo de singular fue la relación de Jesús con su apoderado. Se trata, sin duda alguna, de importantes apreciaciones que, en caso de contarse, pueden dar un vuelco a la actualidad sobre la pareja más perseguida, preguntada y hasta juzgada por los medios de comunicación.
 
El biógrafo que habla con la enemiga
 
Otro cantar es la presencia de Julio Fernández en los platós de televisión. Saltó a la fama por haber trabajado codo con codo junto a Encarna Sánchez. Escribió un libro, imputó a Isabel Pantoja en más de un delito y se lavó las manos. Ahora, cuando nadie se lo esperaba, dice estar escribiendo la biografía no autorizada de Belén Esteban. Un libelo en el que, al parecer, desvela secretos de la peliteñida que atañen al resto de su familia. Entre otras cosas, Julio asegura que Belén tiene una hermana secreta, de su misma edad, que Carmen, su madre, lo pasó muy mal con el nacimiento de Andreíta y que César, su ex novio, apunta a la fuerte personalidad de la Esteban para entender algunos de sus ya cacareados problemas personales. Además, Fernández cuenta en su particular biografía con la colaboración de Verónica, una redonda y malhablada treintañera que danza por los platós alegando ser vecina, ex amiga y ex compañera de la colaboradora de ‘Sálvame’. Lo más sorprendente es que, al parecer, Julio mantiene contacto directo con María José Campanario. Cuentan, y no acaban, que la de Castellón está al corriente de cada uno de los capítulos del libro de marras. ¡Qué locura!
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)