Menú Portada

Un Juez acusa a FACUA de manipular un documento para confundir a usuarios y Juzgados (VIII)

Julio 13, 2016
rsanchez-facua

Una más y seguro que no será la última. El Juez de Primera Instancia número 44 de Madrid acusa a FACUA, en una sentencia favorable a Movistar, de “manipular un documento con un uso no autorizado de la marca, para inducir a confusión a usuarios y Juzgados”. En la sentencia, que desestima la demanda de un abonado de la Compañía telefónica por la subida de precios de Fusión, asegura que el demandante presentó dicho documento que incluía una página con la manipulación de FACUA presentando como publicidad lo que no era y capturas de la web de Movistar intentando demostrar que eran de finales de marzo y no de 2012 cuando se realizó la publicidad de “precios para siempre”.

Esta es una más de las sentencias favorables a Telefónica y otras empresas que se están dictando por otros Juzgados y, como argumento, el Juez afirma que Telefónica puede modificar el contrato siempre que concurran una serie de requisitos como “la variación técnica de los equipos o redes que afectasen al producto”, cosa que sucedió en 2013 con una serie de mejoras que introdujo la Compañía y que supusieron cuantiosas inversiones.

Incluso asegura que, cuando la empresa comunicó al cliente, en abril del 2015, la modificación del precio del producto contratado, “este decidió continuar con la prestación del servicio y abonó de forma consciente y voluntaria los cinco euros adicionales”, durante los ocho meses posteriores hasta que se dio de baja en enero de 2016, cuando pudo haberlo hecho sin penalización en el momento de la subida.

El Juez da la razón a Telefónica cuando alega que en el momento de la contratación del servicio, en enero de 2015, ya no figuraba en la web ni en ningún documento de la operadora la publicidad de las tarifas “para siempre” y, por lo tanto, esta no puede ser la razón fundamental para que el cliente decidiera contratar fusión, como este alega en su demanda. Asegura la sentencia que “dado lo extraño que resulta como alega la parte demandada para un consumidor medio que un precio se mantenga para siempre con independencia de cuáles son las circunstancias y de ser este el motivo de la contratación no es lógico que la propia parte actora no exigiese que figurarse por escrito en las condiciones de su contrato”.

La sentencia, de fecha 4 de julio de 2016, concluye asegurando que no hay incumplimiento de contrato por parte de Telefónica, y por lo tanto, no sólo desestima la demanda y petición de una indemnización de 190 euros sino que le impone al demandante el pago de las costas.

Sin comentarios. Les garantizamos que no será la única.