Menú Portada
Ricardo del Río Fernández está imputado por presuntos delitos de denuncia falsa y omisión del deber de perseguir delitos

Un inspector de Policía, imputado y condenado, dirige la Policía Local de Marbella

Marzo 29, 2009

La política partidista de la actual corporación municipal marbellí, en manos del PP, ha conseguido volver a la época más oscura una plantilla policial ya de por sí bastante vapuleada. Una enfermedad del actual jefe de la Policía Local de Marbella, Rafael Mora, y la suspensión de empleo y sueldo del titular de la plaza por su presunta implicación en Malaya, Rafael del Pozo, han hecho que al frente de ése cuerpo se encuentre de manera accidental Ricardo del Rio Fernández, inspector allegado a la actual teniente de alcalde María Francisca Caracuel y máxima dirigente de los cuerpos de seguridad marbellíes, toda vez que la propia alcaldesa siempre manifiesta que ” un acuerdo preelectoral le impide conocer o tomar decisiones sobre la Delegación de Seguridad Ciudadana”.

pq__basabe.jpg

Se da la circunstancia que Ricardo del Rio se encuentra imputado en un procedimiento penal abreviado, por presuntos delitos de denuncia falsa y omisión del deber de perseguir delitos y haber sido sentenciado por el Juzgado número 4 de Marbella el pasado día 19 de Noviembre de 200, en juicio 213/07 -fecha en la que ya regia el Partido Popular los designios del Ayuntamiento-, por la que “se condena al subinspector Ricardo Del Rio Fernández por una falta de maltrato infringido”, a un propio agente policial.
Más grave si cabe es el hecho de que el propio agente maltratado sufrió en sus carnes la persecución y acoso laboral de sus superiores representados principalmente por el propio Del Rio, el también subinspector Javier Martín, asimismo el máximo imputado en las diligencias judiciales por la desaparición de atestados y ahora el “favorito” para un nuevo ascenso, propiciado por su “benefactora” la teniente de alcalde Francisca Caracuel. Si bien el primer intento de examen fue anulado, Extraconfidencial.com ha podido saber que en breves fechas se hará el consiguiente “paripé-examen” para proveer de legalidad el ascenso del mismo.
A pesar de haberse trasladado a los juzgados, la denuncia del agente contra su superior por maltarato, el ya mencionado Javier Martín inició un expediente disciplinario contra éste por denunciar a un superior, saltándose por encima todas las reglas socio-laborales e incluso la testifical de los testigos, solicitando una sanción al policía.

La guinda de Carlos Rubio

Si algo faltaba a esta trama de poder corrupto y permisible con los mandos de la Policía Local, la guinda la ha puesto el coordinador general de Hacienda y Personal, Carlos Rubio Ba avé, que en un escrito de reclamación contesta textualmente: “La minuta de honorarios de su letrado en el juicio 213/2007 del Juzgado Nº 4 de Marbella, instado por usted en virtud de denuncia ante la Policía Nacional, he de informarle que no se procede estimar su petición, ya que el citado procedimiento no se incoó ni se promovió en su contra” (…) “Por otra parte no procede la apertura de expediente disciplinario por los referidos hechos al hallarse prescritas las acciones, cuando este Ayuntamiento tuvo conocimiento de la sentencia”.
Vamos, para que se entienda, si no pone la denuncia el expedientado y separado del Cuerpo, es el agente maltratado, y si la pone, también lo sufre en su bolsillo… eso sí, los imputados con mando sí tienen derecho a abogados del Ayuntamiento. Hasta hace escasas fechas así era, un artículo de Extraconfidencial.com de hace varios meses parece que les ha obligado a cambiar de abogados.
Por si fuera poco para las aguas revueltas en el Ayuntamiento marbellí, el pasado viernes un centenar de agentes y bomberos interrumpieron el Pleno en una airada protesta por los tratos discriminatorios en sus emolumentos y en busca de la tan cacareada y prometida catalogación de los puestos de trabajo que, ahora, la corporación de María Ángeles Muñoz no quiere poner en práctica. Los incidentes fueron esperpénticos: policías contra policías y bomberos y el equipo de Gobierno refugiado en una sala aparte… De esto hablaremos otro día y sobre todo de los motivos.

Alejandro T

alejandrot@extraconfidencial.com