Menú Portada

Un “impertérrito” Fernando Alonso acapara la atención del Gran Premio de Brasil a pesar de sus malos resultados

Noviembre 16, 2015
alonso-sol2

No puede hacer nada. No es que el coche de Fernando Alonso no corra, sino que es que se rompe continuamente y a veces no consigue ni dar una sola vuelta en los entrenos como le ocurrió el sábado pasado; el viernes si que pudo dar alguna antes de que su propulsor dejase de funcionar. La temporada comenzó con una reglamentación que impedía el uso de más de cuatro motores y en McLaren-Honda respiraron aliviados cuando ese cupo fue ampliado a cinco. De nada sirvió porque el asturiano ha utilizado ya doce, todo un récord sólo superado por los puestos en salida que pierde por sanciones debido a esto.

Cada vez que sustituye por avería alguna de las partes mayores de su motor, recibe sanciones que haga lo que haga en la tanda clasificatoria le condenan a arrancar desde las profundidades de la parrilla. Sus inicios de carrera suelen ser más que correctos, no en vano es el piloto que más puestos ha avanzado en la primera vuelta de la temporada, pero de poco o nada le sirve cuando la prueba avanza y llegan las rectas; su caballería desfallece y acaba doblado con facilidad por muchos de sus contrincantes con una frecuencia pasmosa.

La peor posición de su carrera deportiva

Este domingo en Interlagos acabó justo detrás de su compañero en el puesto 16 (aparecerá decimoquinto en la clasificación general tras la descalificación de Felipe Massa), la peor posición de su carrera deportiva en una prueba acabada desde el Gran Premio de Inglaterra en 2001 cuando corrió con un Minardi. El ovetense ya no se cabrea, no arroja los guantes al llegar a su box, y se lo toma con humor. El sábado se subió en el pódium al que hace más de un año que no accede (Hungría 2014) y se hizo una foto con su compañero Jenson Button como si hubieran ganado, algo que nadie prevé ocurra el ni año próximo. McLaren sigue reorganizándose a nivel interno, el proyecto para remozar su ya obsoleto túnel de viento sigue en marcha mientras usan el de Toyota en Colonia, y en Honda afirman haber encontrado la fuente de sus desdichas y afirman que recompondrán a toda velocidad el actual motor con una configuración menos arriesgada y más pragmática. El propio Alonso afirma que desde el punto de vista de las prestaciones, su propulsor, al menos en la sección térmica, anda cerca de las desarrolladas por el resto de motoristas la temporada pasada por estas fechas. Visto desde fuera ciertamente su monoplaza parece acercarse a los imparables Mercedes y los tiempos por vuelta parecen más ajustados que en el inicio del calendario, pero los resultados siguen siendo los mismos, lo que indica que el resto de participantes también han mejorado.

Sin confirmación del rumor sobre el posible año sabático

El de Oviedo se toma todo esto con flema y el sábado nada más bajarse de su humeante McLaren en la Q1 pidió permiso a uno de los comisarios su silla plegable para sentarse tranquilamente a observar como un espectador más el resto de los entrenamientos. Alonso vio a los coches pasar, se mesó la melena leonina que adorna su cabeza, se tendió al sol y hasta guiñó a la cámara que sabía le estaba siguiendo al verse enfocado en las pantallas gigantes instaladas en el trazado. De esa imagen del piloto repanchingado en la sillita, sólo, y en lo alto de la colina brasileña han salido una mirada de montajes fotográficos y memes digitales distribuidos por las redes sociales como pocas veces se ha visto.

Alonso ha sido, de largo, uno de los verdaderos protagonistas del fin de semana. Se le ha visto sentado en el polo norte, en escenas de “Titanic”, de “La Guerra de las Galaxias”, en el asiento del Capitán Kirk de “Star Trek”, rodeado de pingüinos, en descapotables, delante de paradas en boxes de su compañero Button, en el interior del garaje de Mercedes, al lado de Javier Bardem y Luís Tosar en el cartel de “Los lunes al sol”, en los Sanfermines con un pañuelo rojo al cuello, en una peluquería, en el sillón de un dentista o en la celda de Hannibal Lecter.

alonso1

Alonso2

alonso3

alonso4

Alonso5

Alonso6

Alonso8

 Alonso9

Alonso10

Las risas no han sido sólo de internautas y aficionados sino del propio piloto que aseguró haberlos visto todos en un collage que le preparó su escudería, y le hicieron un buen rato. Lo que no dijo nada fue del rumor del posible año sabático que se rumorea podría tomarse al año próximo, algo de lo que ya se ha hablado antes. Conociendo al bicampeón, esto sería una jugada extraña, pero tampoco es agradable saberse condenado a acabar cerrando el pelotón de manera casi permanente. A pesar de todo, no pierde la sonrisa, al menos de cara a la galería.

Jose Manuel Zapico

@virutasf1