Menú Portada

Un hombre adicto a la cirugía sufre una erección permanente tras operarse la nariz

Septiembre 22, 2017
ciganovic

Neven Ciganovic de 45 años, es todo un especialista en operaciones de cirugía estética: barbilla, estomago, frente o varias veces en los labios. En total, ha pasado 12 veces por los quirófanos por su propia voluntad, pero quizá la última le quite las ganas de entrar en un Hospital por mucho tiempo. La última cirugía a la que se sometió, una rinoplastia, intervención quirúrgica para operarse la nariz, le ha dejado una secuela que no olvidará con facilidad: priapismo o erección permanente.

Ingresado en un Hospital de Belgrado con una erección permanente

Ciganovic voló hasta Irán hace tres semanas para realizarse una rinoplastia y enderezar su nariz torcida. La intervención, con anestesia general, transcurrió por los cauces habituales y sin ningún sobresalto. Sin embargo, al volver a su casa, en la capital serbia de Belgrado, comenzó a experimentar unas erecciones nada habituales que llegaban a durar varias horas. Éstas no implican un incremento del deseo sexual; es más, Neven Ciganovic sufre un enorme dolor. Si las erecciones llegan a superar las cuatro horas, pueden suponer un riesgo para la salud y deben ser tratadas con urgencia por un especialista.

El estilista de origen croata culpa del priapismo a la anestesia general que le fue administrada no fue la correcta. “Actualmente estoy ingresado en un Hospital de Belgrado. Por desgracia, no me dan analgésicos, así que toca seguir sufriendo”, ha comentado. Esta dolencia podría persistir durante meses y requerirá vigilancia médica.