Menú Portada

Un estudio revela que comerse los mocos previene la caries, infecciones y hasta el VIH

Mayo 26, 2017
nino mocos

Pocas cosas hay más desagradables que ver un niño comerse los mocos, esto no lo va a cambiar nadie, aunque un estudio de las prestigiosas universidades de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusets ha revelado que esta práctica tan repugnante genera beneficios importantes para la salud.

De acuerdo a la información publicada en la revista de la Sociedad Norteamericana de Microbiología, este fluido corporal cuenta con “una buena reserva de bacterias ‘buenas’” y también sirve para evitar que las bacterias se adhieran a los dientes.

Entre los muchos beneficios de esta práctica está la de proteger los dientes. Las secreciones nasales contienen mucinas salivales que forman una barrera protectora contra las bacterias que pueden causar cavidades en los dientes, por lo que comer mocos puede prevenir la caries. Pero no es lo único, también ayuda a evitar infecciones respiratorias, úlceras de estómago e, incluso, a prevenir el contagio del VIH.

Crear moco sintético

Debido a las propiedades del moco, los investigadores ya trabajan en la fabricación de una pasta de mucosa sintética y un chicle que sirva para administrar los beneficios de este fluido.

Según el profesor Friedrich Bischinger, especialista en pulmones y parte de los profesionales responsables del estudio, la investigación señaló que las personas que se hurgan la nariz (y se comen lo que sale), son “más saludables, felices y en mejor sintonía con sus cuerpos”. “Comerse los restos secos de lo que sacas es una gran manera de fortalecer el sistema inmunológico del cuerpo”, añadió. “Es una cosa perfectamente natural”.