Menú Portada
Sólo el 22% de las pequeñas y medianas empresas recurre a financiación vía mercados, muy por debajo del resto de países de la UE

Un estudio de la Universidad Internacional de Valencia refleja que España es uno de los países con mayor dependencia de las pymes al crédito bancario con una tasa del 80%

Abril 4, 2015

La financiación es el segundo problema para las pymes, solo por detrás de la captación de clientes y por delante de los costes de producción. La aportación de las pymes al PIB español es siete puntos superior a la media europea

pq_929_credito-empresa.jpg

El estudio sobre ‘El acceso a la financiación de las pymes en España: el caso del mercado alternativo bursátil para empresas en expansión’ realizado por la Universidad Internacional de Valencia (VIU), refleja que España es uno de los países donde las pymes registran mayor dependencia al crédito bancario ya que sólo el 22% de la financiación empresarial se realiza al margen de los bancos (frente al 30% de hace diez años), muy por debajo del 55% que registra Francia, el 45% de Alemania o el 70% de EE.UU.

Así se desprende del estudio realizado por el Coordinador del Grado en Administación y Dirección de Empresas de la VIU, José Manuel Guaita, sobre uno de los mercados financieros más recientes como es el Mercado Alternativo Bursátil dentro de su rama de Empresas en Expansión (MBA-EE), un mercado que ha supuesto “un cambio estructural” y ha aportado “una nueva visión” dentro de la financiación del tejido empresarial español, al erigirse como paso “indispensable” para el crecimiento y la competitividad de las pymes.

Más de un 99% de pymes

En España hay 3.114.361 empresas, el 99.88% de las cuales son pymes cuya actividad aporta la mayor parte del valor añadido a la economía española, un porcentaje que es siete puntos superior a la media de la UE.

Actualmente, la financiación es el segundo problema de las pymes españolas, situándose por detrás de la captación de clientes y por delante de los costes de producción, la disponibilidad de personal acreditado y la regulación normativa.

Sin embargo, según el estudio, una de cada cuatro empresas (25%) que han solicitado un préstamo en los últimos años (2010) no ha podido conseguirlo lo que ha supuesto que el 60% de las pymes consideren que la disposición de las entidades bancarias para facilitar financiación ha empeorado con respecto a 2007.

Tanto es así que la salud financiera de las pymes españolas, manifestada en la ratio de deuda con costes respecto a los recursos propios, es 16 puntos superior a la media europea, situándose en un 87,8%. Un dato que está en consonancia con la tasa de capacidad industrial de las empresas, situado en un 76%, cuatro puntos por debajo de la Unión Europea, que registra una media del 80% de la capacidad productiva instalada y utilizada en el total de la industria.

Mercado Alternativo Bursátil para Empresas en Expansión

Según el trabajo, ante esta realidad se creó el Mercado Alternativo Bursátil dentro de su rama Empresas en Expansión (MAB-EE) un instrumento financiero para las pymes creado en 2008 que persigue aumentar su proyección, crecimiento y competitividad. Actualmente, 21 empresas cotizan ya en este mercado, la mayoría de ellas empresas jóvenes, con alto contenido tecnológico y poder de crecimiento, cercanas a un desarrollo sostenible e intensivas en capital.

Una cifra que difiere mucho de sus homólogos europeos ya que en el Reino Unido hay 1.104 empresas integradas en el Alternative International Markets (AIM) que generan un valor de mercado de 71.414 millones, mientras que en Alemania el Entry Standard registra 190 empresas (con una capitalización de 24.000 millones) frente a las 180 empresas de Altenex (que aglutina empresas belgas, holandesas, portuguesas y francesas) que alcanza los 8.000 millones.