Menú Portada
Lord Norton Knatchbull abandonó a su esposa para reaparecer en las Bahamas en compañía de Lady Eugenie Nuttall

Un escándalo amoroso protagonizado por un primo del Príncipe de Gales salpica a los Windsor

Octubre 3, 2010

Una vez más la imagen del Duque de Edimburgo, de quien ya se rumoreó que prestaba excesivas atenciones a la difunta Lady Di, queda en entredicho

pq__Duque-de-Edimburgo-y-Lady-Brabourne.jpg

La sorprendente e inesperada marcha al Caribe, en compañía de su amante, de Lord Brabourne, nieto del en otro tiempo poderoso Lord Luis Mountbatten y primo del Príncipe de Gales, ha generado un
Lord Brabourne y su actual novia

notorio escándalo en Inglaterra que una vez mas ha salpicado a la Familia Real británica, dados la íntima proximidad y el estrecho parentesco con los Windsor del sujeto de este culebrón amoroso que ha dejado atónita a la alta sociedad británica.

 
Heredero de una fortuna estimada en 100 millones de libras esterlinas, Lord Norton Knatchbull, Barón Romsey y Barón Brabourne, ha abandonado a su esposa Penélope Eastwood para reaparecer en las Bahamas en compañía de Lady Eugenie Nuttall, poseedora de una villa valorada en dos millones de libras en un lujoso condominio cerca de Nassau, denominado Lyford Cay donde residen otros famosos como el actor Sean Connery. Ella, diseñadora de joyas, kaftanes y prendas de aires caribeños que se venden en Harrod’s con el nombre de Jeannie McQueenyae, es viuda de un millonario británico auto exiliado en las Bahamas para evitar el pago de impuestos en Gran Bretaña, que en otro tiempo estuvo casado con la ex mujer del actor Peter Sellers.
 
El propio Lord Brabourne, de 62 años, descubierto por la prensa británica, ha declarado querer comenzar una nueva vida en el Caribe dejando atrás a su esposa, que queda al cargo de la administración y gestión de la propiedad familiar de 5.000 acres y de los problemas generados por su primogénito, Nicholas Knatchbull, ahijado del Príncipe de Gales, a quien ellos mismos han intentado desheredar por sus graves problemas con las drogas y el alcohol. 

Conexión con la Casa Real española

Pero la historia no hubiera pasado de ser uno mas de los culebrones propios de los ricos y los famosos,
Duque de Edimburgo junto a Lady Brabourne

de no ser por el cercano parentesco de Brabourne, tanto con la Familia Real británica, como con la Familia Real española, pues Don Juan Carlos como Doña Sofía son primos suyos y estuvieron entre los invitados del bautizo de su hija Eleonora Knatchbull, fallecida a los cinco años. Su abuelo, Lord Luis Mountbatten, asesinado por el IRA en 1979 en un accidente en el que el propio Brabourne quedó mal herido, era tío del Duque de Edimburgo y fue durante muchos años una de las figuras más poderosas detrás del trono de la Reina Isabel II y una de las personalidades más influyentes en la educación del Príncipe de Gales.

 
Por ello, la relación de Brabourne con los Windsor ha sido siempre de una enorme intimidad, hecho que complica aún más las cosas dado que él mismo ha declarado haber sufrido por la atención preferente que su abuelo siempre dispensó al Príncipe de Gales por delante de él mismo y por ciertas y persistentes insinuaciones sobre las “excesivas” atenciones que desde hace años el Duque de Edimburgo viene prestando a su esposa Lady Penélope,junto a quien se le suele ver paseando en calesa por los Parques Reales y con quien ha viajado en solitario en algunas ocasiones.
 
Una vez más la imagen del duque de Edimburgo, de quien ya se rumoreó que prestaba excesivas atenciones a la difunta Lady Di, queda en entredicho, para molestia de los Windsor que no consiguen verse libres de escándalos familiares de este tipo que vienen salpicándoles de forma regular.
 

Ricardo Mateos