Menú Portada
Las personas con rentas más altas se hacen con las mayores deducciones

Un contribuyente medio puede ahorrar hasta 2.780 euros en su declaración antes de fin de año

Diciembre 12, 2012
pq_923_Oficina_Agencia_Tributaria.jpg

Aunque todos los declarantes pueden optimizar su declaración en función de su renta, Gestha advierte que es precisamente el 1,5% de la población con mayores ingresos los que acaparan las mayores ventajas fiscales, por lo que la media de ahorro no es representativa del ciudadano medio.

De hecho, el ahorro que se puede conseguir con las cinco deducciones más comunes del IRPF muestra que un mileurista puede desgravarse hasta 1.948 euros, llegando a los 2.222 euros en el caso de ganar 30.000 euros anuales. Sin embargo, una persona que ingresa 150.000 euros podrá deducir unos 6.171 euros de media.

Cuadro 1. Ahorro medio utilizado por los contribuyentes según sus ingresos declarados
Tramos de Rendimientos en el IRPF
Ahorro fiscal por aportaciones y contribuciones a planes de pensiones
Deducción adquisición de la vivienda habitual 2012
Deducción por obras de mejora en la vivienda habitual o no
Donativos
Deducción por cuentas ahorro-empresa
Total ahorro medio de todas estas posibilidades
Negativo y Cero
136
0
0
0
0
136
Hasta 1.500
138
708
0
0
0
846
1,5 – 6.000
159
577
169
0
0
905
6 a 12.000
179
579
197
39
954
1.948
12 a 21.000
185
667
207
49
899
2.007
21 – 30.000
244
760
213
60
945
2.222
30 – 60.000
620
855
174
82
1.122
2.853
60 – 150.000
1.841
1.019
667
138
1.250
4.915
150 – 600.000
3.436
1.159
0
299
1.277
6.171
Mayor de 600.000
4.548
1.223
0
1.269
1.277
8.316
Ahorro medio ponderado
707
732
196
75
1.068
2.779
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), a partir de los datos del IRPF de 2010
Entre las deducciones a las que pueden acogerse en esta recta final de año, los Técnicos aconsejan realizar un adelanto de parte de la hipoteca, que puede reportar hasta 624 euros adicionales, además de aprovechar la desgravación por compra de vivienda habitual.
En el caso de realizar obras de mejora en el hogar, la deducción puede llegar a los 1.154 euros y, si los contribuyentes tienen algún proyecto emprendedor aún están a tiempo de aprovechar la fiscalidad de las cuentas ahorro-empresa para lograr un máximo de 282 euros adicionales.

Cuadro 2. Aumento potencial medio que pueden utilizar loscontribuyentes según sus ingresos declarados y los consejos fiscales
Tramos de Rendimientos en el IRPF
Aumento potencial de ahorro fiscal por aportaciones a planes de pensiones
Aumento potencial deducción adquisición de la vivienda habitual 2012
Aumento potencial deducción por obras de mejora en la vivienda habitual o no
Aumento potencial deducción por cantidades depositadas en cuentas ahorro-empresa
Aumento potencial total de deducciones
Negativo y Cero
0
Hasta 1.500
648
648
1,5 – 6.000
779
1.181
1.960
6 a 12.000
777
1.153
396
2.326
12 a 21.000
2.290
689
1.143
451
4.574
21 – 30.000
2.756
596
1.137
405
4.894
30 – 60.000
3.380
501
1.176
228
5.285
60 – 150.000
2.859
337
683
100
3.978
150 – 600.000
1.464
197
73
1.734
Mayor de 600.000
652
133
73
859
Ahorro potencial medio ponderado (*)
3.098
624
1.154
282
5.157
Inversión adicional media necesaria antes de final de 2012 (**)
8.641
4.157
5.769
1.878
(*) Es el importe medio que los contribuyentes pueden reducir adicionalmente el pago en la declaración del IRPF
(**) Es la inversión adicional que se requiere para agotar al máximo las deducciones medias declaradas.
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)
A estos productos de inversión y ahorro tradicionales se suman además otros menos conocidos, pero también útiles fiscalmente. Es el caso de las cuotas de afiliación y donativos a las ONG y a otras entidades sin ánimo de lucro, que reducirían la tributación en un 25% y un 10%, respectivamente, de su importe, que llega al 30% en las donaciones a programas prioritarios de mecenazgo, como la conservación, restauración o rehabilitación de los bienes del Patrimonio Histórico Español. Incluso existe la posibilidad de realizar una aportación a partidos políticos, lo que supondria un ahorro real de hasta 336 euros.

Consejos para aprovechar al máximo la declaración de la renta
Para reducir al máximo la factura fiscal de la declaración de la Renta correspondiente a 2012 los Técnicos del Ministerio de Hacienda proponen este Decálogo de Consejos Fiscales para ponerlo en práctica antes del nuevo año.

1. Una oportunidad idónea para los planes de pensiones
Gestha recuerda que estos últimos días del año pueden ser idóneos para hacer aportaciones a un plan de pensiones, particularmente en 2012 y 2013, ejercicios en los que se han aumentado los impuestos sobre la renta desde 0,75 a 7 puntos porcentuales adicionales, dependiendo del nivel de ingresos.
Los Técnicos explican que estas aportaciones no sólo garantizarán unos ingresos al final de la vida laboral, sino también un ahorro fiscal desde un mínimo del 24,75% hasta un máximo del 52% de la inversión realizada, llegando al 56% en el caso de Andalucía y Cataluña. El siguiente cuadro muestra que, a igualdad de importes invertidos en planes de pensiones, la ventaja fiscal en las mayores rentas es el doble que para las rentas medias.
Cuadro 3. Detalle del Ahorro Fiscal de lasaportaciones a planes de pensiones según el nivel de renta*
Importe de la inversión realizada
Renta de 15.000 euros
Renta de 25.000 euros
Renta de 40.000 euros
Renta de 55.000 euros
Renta de 180.000 euros
1.000 euros
de 243,50 €
a 280,00 €
de 280,00 €
a 300,00 €
de 350,00 €
a 400,00 €
de 400,00 €
a 470,00 €
de 440,00 €
a 560,00 €
2.000 euros
de 487,00 €
a 560,00 €
de 560,00 €
a 600,00 €
de 700,00 €
a 800,00 €
de 800,00 €
a 940,00 €
de 880,00 €
a 1.120,00 €
3.000 euros
de 730,50 €
a 840,00 €
de 840,00 €
a 900,00 €
de 1.050,00 €
a 1.200,00 €
de 1.200,00 €
a 1.410,00 €
de 1.320,00 €
a 1.680,00 €
4.000 euros
de 974,00 €
a 1.120,00 €
de 1.120,00 €
a 1.200,00 €
de 1.400,00 €
a 1.600,00 €
de 1.600,00 €
a 1.880,00 €
de 1.760,00 €
a 2.240,00 €
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)
*En una horquilla variable según la comunidad autónoma de residencia
La ventaja para este tipo de aportaciones es mayor este año y el próximo, ya que el gravamen complementario se establece, temporalmente, para los años 2012 y 2013. La cantidad límite que se puede aportar a este tipo de planes es 10.000 euros, si bien aumenta hasta los 12.500 euros cuando el partícipe tiene más de 50 años.
Además, este límite no puede superar el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas o el 50%, para los mayores de 50 años. Por otro lado, si el cónyuge no dispone de rentas netas del trabajo ni de actividades económicas o no son superiores a los 8.000 euros, los Técnicos aconsejan realizar aportaciones a un plan de pensiones a su nombre por un máximo de 2.000 euros. También son deducibles las aportaciones a favor de familiares con discapacidad hasta un tercer grado de parentesco.

2. Adiós a la deducción por compra de nuevas viviendas
Uno de los principales cambios en la próxima campaña de la renta es la supresión a partir del próximo año de la deducción por inversión en vivienda habitual que se compre desde el 1 de enero, una novedad que está pendiente de aprobación y que actualmente se tramita en las Cortes Generales a través de la Ley de Medidas Fiscales.
Sin embargo, Gestha recuerda que el fin de la deducción solo afecta a la compra de nuevas viviendas, por lo que los contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual con anterioridad al 1 de enero de 2013 o ya hayan realizado algún pago para su construcción, mantendrán el derecho a la desgravación en el futuro.
A excepción de lo que sucede en País Vasco y Navarra, que tienen su propio IRPF, Gestha recuerda a todos aquellos ciudadanos que están pensando en adquirir su vivienda habitual, que pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas antes de que acabe este año con un límite de inversión de 9.040 euros. Además esta opción es particularmente interesante ya que también podrán mantener la deducción del 15% de las cantidades invertidas en los años siguientes.
A ello hay que añadir que hasta final de año se aplicará un tipo impositivo de IVA superreducido del 4% a la compra de vivienda nueva, en lugar del 10% que se aplicará a partir del 1 de enero, salvo para las viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública, a las que se les seguirá aplicando el tipo del 4%.
Por último, los Técnicos destacan que desde julio de este año ha desaparecido la compensación fiscal para todos los contribuyentes que compraron una vivienda habitual antes del 20 de enero de 2006, la cual podía llegar hasta 225 euros por cada uno de los declarantes que compraron vivienda antes de esa fecha. Por lo que no se podrá utilizar en la próxima declaración de la Renta.

Cuadro 4. Detalle de la extinguida compensación fiscal poradquisición de vivienda antes del 20 de enero de 2006
IRPF 2010
Número de declarantes con compensación fiscal de la vivienda habitual adquirida antes del 20-01-2006
Importe total de compensación fiscal de la vivienda habitual adquirida antes del 20-01-2006
Importe medio de compensación fiscal de la vivienda habitual adquirida antes del 20-01-2006
Negativo y Cero
0
0
0
Hasta 1.500
389
1.170
3,01
1.500 – 6.000
576
21.166
36,75
6.000 a 12.000
377.349
50.679.014
134,30
12.000 a 21.000
1.195.411
190.214.654
159,12
21.000 – 30.000
796.829
137.442.351
172,49
30.000 – 60.000
855.926
158.640.017
185,34
60.000 – 150.000
191.824
38.720.093
201,85
150.000 – 600.000
16.308
3.459.429
212,13
Mayor de 600.000
484
92774,2354
191,84
Total
3.435.096
579.364.613
168,66
Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

Los Técnicos aconsejan también ampliar la superficie habitable de la vivienda o llevar a cabo obras para su rehabilitación o adaptación para las personas con discapacidad antes de que termine el año, ya que estas ventajas fiscales también se suprimirán a partir de 2013.
En estos casos, se pueden deducir los importes pagados antes de acabar este año y siempre que las citadas obras estén terminadas antes del 1 de enero de 2017. La desgravación ascenderá al 15% del importe invertido con un límite de inversión anual de 9.040 euros para ampliación y rehabilitación, mientras que la deducción para obras de adaptación de personas con discapacidad es del 20% (un 25% en Cataluña), con un límite de 12.080 euros.

4. Ventaja fiscal para la adquisición de inmuebles urbanos en 2012.
Con bastante frecuencia pasa desapercibido un incentivo fiscal -introducido por el Real Decreto Ley 18/2012- a la adquisición de inmuebles urbanos entre el 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2012, que consiste en reducir un 50% las ganancias patrimoniales originadas por su venta posterior, no necesariamente en 2012.
Por tanto, Gestha indica que si se adquiere cualquier inmueble urbano antes del 31 de diciembre, al venderlo se obtendrá un ahorro del 50% respecto a la tributación que correspondería en dicho año. En 2012 y 2013 el gravamen complementario eleva la carga fiscal al 21% de los primeros 6.000 euros, al 23% la parte que va de los 6.000 euros hasta los 18.000 euros, y al 27% el resto. Además, para evitar fraudes, no se admiten adquisiciones a cónyuges, parientes hasta segundo grado y entidades relacionadas con el contribuyente.

5. Deducción por reformas en viviendas, no solo habitual
Una importante vía de ahorro fiscal es la deducción por obras de mejora creada el año 2011 y ampliada en 2012, de modo que se aplica no sólo a la vivienda habitual, sino también a cualquier vivienda propiedad del contribuyente (excluyendo aquellas dedicadas a actividades económicas). Estas obras no pueden ser pagadas en metálico, sino con tarjeta de crédito o débito, transferencia bancaria, cheque nominativo o ingreso en cuenta en entidad de crédito.
Como requisitos, las obras deben ir destinadas a mejorar la eficiencia energética, higiene, salud y protección del medio ambiente en los edificios y viviendas, la seguridad y la estanqueidad de los edificios, a favorecer la accesibilidad al edificio o las viviendas, o bien a la instalación de infraestructuras para el acceso a Internet y la TDT. Se excluyen las obras en garajes, jardines, parques, piscinas, elementos deportivos y análogos.
Entre las obras más comunes que se pueden acoger a esta deducción destacan la instalación de paneles solares, la mejora del aislamiento de la vivienda cambiando las ventanas, la mejora de sistemas de instalaciones térmicas, la instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua y la sustitución de las instalaciones de electricidad, agua, gas u otros suministros.
También podrán desgravarse los contribuyentes por instalar ascensores o adaptarlos a las necesidades de personas con discapacidad, así como instalar o mejorar las rampas de acceso a los edificios, o las obras de adaptación de las viviendas a las necesidades de personas con discapacidad o mayores de 65 años.
Sin embargo, no pueden optar a esta deducción, a menos que estén asociados a las obras anteriores, el cambio de los muebles de la cocina, hacer o vestir armarios, cambiar azulejos, instalar aire acondicionado, poner puertas interiores nuevas o pintar.
Esta deducción está abierta a la mayor parte de los contribuyentes, ya que el límite de renta para poder aplicarla es de 71.007,2 euros, aunque a partir de 53.007,2 euros la deducción decrece progresivamente, siendo su cuantía cero para rentas superiores a 71.007,02 euros.
El importe máximo de inversión deducible anualmente también es elevado, 6.750 euros anuales a un porcentaje del 20%, lo que supone un máximo de deducción de 1.350 euros. También se fija un límite máximo de inversión en 2011 y 2012 por vivienda de 20.000 euros La deducción sólo es aplicable hasta 31 de diciembre de 2012.

6. Venta de acciones u otros bienes a corto plazo.
La Ley de Medidas tributarias que está pendiente de aprobarse en las Cortes también regulará un cambio de tributación de las plusvalías obtenidas por el contribuyente como consecuencia de alguna transmisión patrimonial en un plazo inferior a un año. Cuando el proyecto de Ley se apruebe, estas ganancias dejarán de tributar a tipo fijo en la base del ahorro y pasarán a tener la carga fiscal de la base general, que es más progresiva y, por tanto, grava más a las rentas altas.
Por tanto, si el contribuyente quiere vender un bien determinado bien que posea desde antes de un año, le conviene estudiar si realiza la venta antes de 1 de enero de 2013, ya que la tributación pasará de estar entre el 21 y el 27% a oscilar entre un 24,75% y un 56% el próximo ejercicio.
Teniendo en cuenta este cambio, si no ha vendido una vez iniciado 2013, Gestha aconseja esperar a que pase más de un año desde la adquisición para realizar su venta y así tributar a tipo fijo en la renta del ahorro, salvo que el resto de sus rentas sean bajas y le pudiera convenir tributar en la base general.

7. Neutralice la tributación de las plusvalías por venta de vivienda habitual
En el supuesto de que el contribuyente haya vendido su casa este año, la ganancia que haya obtenido tributará este año entre el 21% y el 27% de su importe. Pero existe una forma de neutralizar este pago: reinvirtiendo total o parcialmente el importe obtenido por la venta en otra vivienda de carácter habitual. Eso sí, los Técnicos advierten que, en el caso de compra en 2012 no se podrá practicar deducción por la adquisición de la nueva mientras las cantidades invertidas en la misma no superen las cantidades de la vivienda anterior que haya sido objeto de deducción, así como la ganancia patrimonial exenta por reinversión.

8. Minusvalías en sus inversiones
Para los seguidores de la Bolsa, Gestha avisa que el final de año es un buen momento para hacer cuentas y materializar las pérdidas generadas por algún fondo de inversión, acciones o derivados financieros, ya que supondrá un ahorro fiscal si se compensan con las ganancias patrimoniales obtenidas, siendo indiferente el periodo de generación de las mismas. Y también recuerda que no podrán adquirir esos mismos valores o similares en los dos meses siguientes a la venta.

9. Ahorrar en la declaración con el pago a sindicatos, ONGs y partidos
Los Técnicos del Ministerio de Hacienda también recomiendan a los ciudadanos que aprovechen estos últimos días del año para contribuir con colegios de huérfanos o entidades similares, pagar cuotas sindicales, de colegios profesionales con carácter obligatorio (éstas últimas con un límite de 500 euros) o de defensa jurídica contra el empleador, que podrían reducir los rendimientos hasta 300 euros.
Gestha anima también a los declarantes a que realicen donativos a alguna ONG, fundaciones, asociaciones declaradas de utilidad pública y, en definitiva, entidades acogidas a la Ley 49/2002, pidiendo siempre un recibo o certificado con sus datos identificativos, fecha e importe donado. El contribuyente podrá desgravarse entre un 25% y un 10% de sus aportaciones, estando exentas las ganancias patrimoniales consecuencia de la transmisión de bienes donados.
Además, ahora que la crisis económica está llevando a muchos españoles a trabajar en el exterior, Gestha señala que pueden quedar exentos de tributación los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos realizados en el extranjero, con un límite máximo de 60.100 euros anuales.
Por último, las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos pueden reportar al contribuyente algún beneficio adicional, ya que también pueden deducírselas hasta 600 euros anuales, lo que supondría un ahorro máximo en la factura fiscal desde 148,50 euros hasta 336 euros según la renta, la aportación del contribuyente, y su comunidad autónoma de residencia.

10. Cuenta ahorro-empresa para crear una sociedad
A todos aquellos emprendedores que se animen a poner en marcha un negocio antes de cuatro años mediante una Sociedad Limitada Nueva Empresa, Gestha les recuerda que podrán disfrutar de una cuenta ahorro-empresa, que permite deducirse el 15% de las aportaciones, con un límite de 9.000 euros anuales.