Menú Portada
Fuentes de la nueva formación aseguran que se han desligado de los ´indignados´ de Sol

Un clan familiar controla las listas del partido del 15-M a las elecciones generales

Octubre 25, 2011
pq_923_15-m.jpg

El movimiento 15-M continúa en su afán de seguir haciendo ruido. La última maniobra de esta agrupación ciudadana ha sido la de presentarse al Congreso y al Senado por Madrid, Sevilla, Valencia y Alicante, según anunció recientemente el Boletín Oficial del Estado (BOE), que hizo públicas las candidaturas de todos los grupos políticos a ambas cámaras en toda España. Llama la atención que en las circunscripciones de Madrid, Valencia y Alicante encabezan las listas de esta nueva formación tres hermanos, José María, Jesús y Fernando Rivera Córdoba.

 El Partido del Movimiento Ciudadano 15 de Mayo, tal y como aparece en las listas del BOE, competirá en las próximas elecciones generales en la Comunidad de Madrid con otras 25 candidaturas de partidos y coaliciones políticas para elegir sus representantes al Congreso de los Diputados, y con 19 al Senado. En los pasados comicios de 2004, sólo cuatro agrupaciones consiguieron representación parlamentaria en la jurisdicción madrileña: PP, PSOE, IU y UPyD.
 

No se conoce demasiado sobre el programa electoral del partido 15-M que encabezan los tres hermanos, con José María Rivera Córdoba al frente en Madrid, aunque fuentes de esta formación política aseguran que se han desligado de los ‘indignados’ de Sol. Sí se sabe, por el contrario, que tendrán que competir por arañar algún escaño con agrupaciones que podrían denominarse de su nivel, como el Foro de Ciudadanos que lidera Carlos Bousoño; el Partido Animalista contra el Maltrato Animal; el Partido Comunista de los Pueblos de España; el Partido de la Libertad Individual; el Partido Pirata; Anticapitalistas; Republicanos; Unión Ciudadana por la Democracia; Por un Mundo más Justo; Solidaridad y Autogestión Internacionalista; Centro Democrático Liberal; Escaños en Blanco; La Falange; Unión Comunista de España; Partido Humanista; Partido Obrero Internacionalista; Falange Española de las Jons; y Los Verdes-Ecopacifistas.

Por otro lado, dos de los dirigentes que más han participado en el movimiento de los ‘indignados’ de Sol, Adoración Guamán y Alberto Garzón, han fichado por Izquierda Unida (IU). La primera encabezará la lista para el Senado por Valencia, y el segundo será el candidato de la formación izquierdista en Málaga para el Congreso de los Diputados. Otro destacado miembro del 15-M y militante de IU, Raúl García, es primero en la lista al Congreso de este partido por Granada, donde también se presenta el poeta Luis García Montero como número tres. El profesor, sindicalista y miembro de la plataforma 15-M, Antonio Yeste, también lidera la lista en Albacete por IU.

En las pasadas elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo, el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, sondeó la posibilidad de ser recibido en la acampada de Sol por los manifestantes, muchos piensan que tan solo buscaba hacerse la foto, pero éstos le rechazaron. De hecho, a pesar de que han sido muchas las voces desde el PSOE buscando, supuestamente, engatusar a los ‘indignados’, los dirigentes socialistas siempre han encontrado respuestas negativas.

Sorpresas de última hora

Hasta el momento, los analistas políticos no le han dado demasiada credibilidad ni opciones reales al Partido del Movimiento Ciudadano 15 de Mayo, pero tampoco se descartan posibles sorpresas de última hora. No obstante, la petición mayoritaria de voto en blanco que han hecho los ‘indignados’ de Sol se puede volver en su contra, ya que cuantos más votos en blanco se computen, más alto será el número mínimo de votos que necesita un partido para entrar en el reparto de escaños. Por lo tanto, cuanto mayor sea el número de votos en blanco más partidos se quedan fuera del reparto, con lo que los posibles escaños que pudieran haber conseguido acaban en el saco de los más votados, por eso se dice que el voto en blanco favorece a los partidos grandes.

En unas elecciones generales hay 350 diputados y 264 senadores a repartir entre los distintos partidos. Para que una formación política tenga derecho a un escaño tiene que sacar el 5 por ciento de los votos, por lo que si hay un millón de votos serán necesarios 50.000. Según el Instituto Nacional de Estadística, un total de 4.653.188 madrileños podrán ejercer su voto en las próximas elecciones del 20-N, y cerca de 36 millones en toda España.