Menú Portada

Un buen trago de agua

Septiembre 17, 2014

Que falta le hacía a la península, que como es lógico ha ido perdiendo agua a lo largo de todo el verano y que ha dejado los embalses tiritando y sosteniendo a duras penas el 63,55% de capacidad, siete puntos menos que hace un año, cuando superábamos el 70,02%, aunque para consolarnos debemos decir que estamos por encima de la media de los últimos 10 años que es del 51,77%. Y debemos agradecer a la borrasca que lleva más de una semana frente a las costas lusas que esta tendencia haya cambiado. Los casi 50 litros en O Rosal, Pontevedra, los 41 litros por metro cuadrado recogidos en Blanes, Gerona y los nada despreciables 33 de Sevilla  son un claro ejemplo.

Una precipitaciones que van a continuar este jueves, 18 de septiembre, en toda la fachada atlántica, aunque a lo largo de la semana irán a menos. Las Rías Bajas y el oeste del Sistema Central serán los puntos donde más lluevan.  Y el sur de Tenerife y Gran Canarias, donde llueva por sorpresa. Los chaparrones  van perdiendo intensidaden el suroeste, norte de Cáceres, oeste de Castilla – León y centro de la península. También remiten las tormentas en el extremo noreste, sin descartar del todo el pedrisco en el pirineos. En el capítulo de alertas se  desactivan los avisos amarillos, salvo los que provocan los vientos del sur, fuerza 7, isobaras que  se retuerzan frente a las costas gallegas generando riesgos costeros, mar muy gruesa tanto en las costa de Pontevedra como de Coruña.

No sé ustedes pero servidor  agradeció el refresco de las temperaturas en el centro, Madrid, 23 grados de máxima. Alivio para Andalucía occidental. Donde viven un final de verano apoteósico es en el cantábrico oriental, Asturias, Cantabria y el País Vasco mantienen los 30 grados  y los cielos despejados.  El calor no afloja en Valencia, Murcia o las Baleares que siguen rozando los 35 grados.

La otoñada verdadera, por San Mateo las lluvia primeras.”