Menú Portada

Un año después de la muerte de Jimmy

Octubre 29, 2015

Ahora que está cerca el Dépor-Atlético, ahora que está a punto de cumplirse un año de la muerte del seguidor del Deportivo de la Coruña, de Jimmy, conviene recordar en que punto estamos, cuánto hemos avanzado y si es posible que se vuelva a repetir. Los titulares serían que no puede ir ningún aficionado en nombre del Atlético a Riazor, que solo un menor está detenido y acusado como presunto asesino de Jimmy y que tiene pinta de cerrarse el caso si más acusaciones después de la liberación de los cuatro que la policía cree autores de la muerte.

jimmy

Una comunicación con un miembro de una peña atlética en Galicia para preguntar si van al fútbol este viernes desvela que el asunto no se ha normalizado, que deberá pasar algún tiempo todavía para que se pueda ir a Riazor siendo del Atlético o al Calderón siendo del Deportivo con naturalidad. “Claro que vamos a ir al estadio, a título particular, sin bufandas ni camisetas… ¿Celebrar goles del Atleti? No, no creo”. Esas palabras hablan de lo incómodo que será ver a su equipo por culpa de otros.

Contradicciones policía y juez

Ya ha anunciado el Atlético de Madrid que no pedirán entradas y mucho menos hay viajes organizados a La Coruña para ver este partido. Y todo eso pasa cuando estamos a punto de cumplir un año de la reyerta a orillas del Manzanares que terminó con una persona muerta, con un seguidor del Deportivo en el río. Hace unos días la Audiencia Provincial dio la razón al juez que decidió excarcelar a los cuatro acusados de presunto asesinato. La policía insiste en que fueron ellos, pero el juez no lo ve claro.

Está a punto de cumplirse un año de la pelea entre los que se identificaban con el Atlético y los que lo hacían con el Deportivo y no es una fecha baladí para el menor porque un año es justo el plazo en el que prescribe para alguien de su edad el delito. Para el resto tiene pinta todo de terminar en una acusación de riña tumultuaria que, por supuesto está muy lejos de la acusación de asesinato. La policía insiste en que fueron ellos, pero la confusión con el lanzamiento de otra persona al río segundos antes ha sido definitiva para que el juez dude. Un año después esto es lo que se sabe.

José Luis Corrochano